Entrevista

Cañete (Pimec): "Los erte no van a ser suficientes en otoño, va a haber reestructuraciones"

  • El presidente de Pimec pide mayores incentivos para que las pymes con dificultades puedan fusionarse y ganar resistencia

El presidente de Pimec, Antoni Cañete.

El presidente de Pimec, Antoni Cañete. / Zowy Voeten

5
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El presidente de Pimec, Antoni Cañete (Barcelona, 1963), alerta de momentos complicados para la economía a partir de septiembre. Insta a las administraciones a tomar medidas para evitar un estancamiento de la actividad y le reclama incentivos para que las pymes con dificultades se fusionen y ganen tamaño y resistencia.

¿Pimec le ha subido las cuotas a sus socios?

Las subimos a principios de año un 3%, tomando como referencia la previsión de IPC subyacente de aquel entonces. Entendemos que los datos están coyunturalmente inflacionados, porque las energías presionan muchísimo. Referenciarse en los datos brutos del IPC es pegarse un tiro en el pie. Y con ese incremento subimos salarios, el 3% para los sueldos más bajos y un 2% con opción a otro punto según productividad para los más altos. Para ser coherentes, porque pensamos que los sueldos tienen que subir, sí, pero ligados a la productividad.

La mitad de las grandes empresas aumentaron beneficios en plena subida del IPC, ¿es el caso de las pymes?

No, claramente no. No solo no han aumentado, sino que el problema de las pymes es que están perdiendo sus márgenes. Viene un otoño complicado, ya estamos detectando casos. Una empresa industrial a la que la subida de la energía se les ha comido todo el margen. Otra de bicicletas a la que le ha caído las ventas. Otro cámping, que factura más pero se le han doblado los gastos… Hay pymes, las más grandes, que sí se pueden haber comportado como la gran empresa. Pero la gran mayoría de pymes son microempresas y estas están sufriendo.

"Las pymes no están aumentando sus márgenes de beneficios, al contrario"

¿Tendrá mayor impacto la escalada de la inflación que el covid?

Hay un volumen cada vez mayor de pymes que están teniendo niveles de deuda cada vez más preocupantes. En 2008 esto fue clave, porque aquellas que más se endeudaron no sobrevivieron. A la vuelta de vacaciones lo que nos encontraremos es que un grupo muy grandes de pymes se les juntará la devolución de los créditos ICO, la pérdida de márgenes y una menor demanda -porque habrá una menor capacidad de consumo en las familias-. Y estas empresas tendrán que hacer planteamientos para seguir siendo viables. 

El presidente de Pimec, Antoni Cañete.

/ Zowy Voeten

¿Eso significa reestructuraciones y despidos?

Sí. Hemos de empezar a pensar en mecanismos para facilitar la fusión de empresas, para que las pymes ganen en tamaño. Hemos de intentar que los trabajadores conserven su empleo y un salario digno, pero tenemos que priorizar la actividad económica. Porque sin actividad económica no hay impuestos y el país no puede hacer políticas sociales ni sanitarias. Venimos de un periodo en el que hemos estado… no sé si anestesiados, pero sí con unas condiciones que ahora las tenemos que gestionar. 

Durante el covid los ertes funcionaron, ¿serán suficientes ahora?

Bienvenidas todas las reformas laborales que sean fruto del diálogo social, aunque no sean perfectas. Y una de las carencias que tiene es que no es flexible, algo fundamental en un momento de cambio como el actual. Si nosotros tenemos que mantener puestos de trabajo de manera ficticia nos estamos haciendo un flaco favor, tanto a las empresas como al contribuyente. En el corto plazo puede funcionar, pero es pan para hoy y hambre para mañana. Los erte no serán suficientemente atractivos para las empresas, son demasiado rígidos. 

"La temporalidad nunca es buena, ni para el trabajador, ni para la empresa"

Sobre la reforma laboral, ¿les cuesta contratar a las pymes con las nuevas reglas?

Dependiendo de los sectores. El fijo discontinuo incrementa los pasivos de las empresas y eso condiciona sus balances. La temporalidad nunca es buena, ni para el trabajador, ni para la empresa. Pero volvemos a lo de antes, falta flexibilidad.    

Pero hasta ahora el empleo está creciendo y con récord de indefinidos.

Sí, los datos son buenos, pero no nos dejan ver aquellos contratos que las empresas podrían hacer si tuvieran condiciones más flexibles. Hay gente que nos dice que ante la incertidumbre actual prefiere no contratar a hacerlo con las actuales condiciones. 

¿Cómo encaja eso con las quejas de varios sectores de que no encuentran personal?

Depende de los sectores. Faltan 11.000 instaladores eléctricos en Catalunya, con un convenio con sueldos de 23.000 euros, que no está mal. Pero el oficio exige una cierta tecnificación que la oferta de profesionales no puede cubrir. Tenemos que invertir el sistema. No podemos tener un 10% de paro y que falte gente en restauración, turismo, limpieza u otros ámbitos. 

"No podemos tener un 10% de paro y que falte gente en restauración, turismo o limpieza"

¿Si esos sectores subieran salarios encontrarían trabajadores?

Tienen salarios pactados en convenio colectivo, firmados por empresarios y sindicatos. Si la gente no va a trabajar porque no gana lo suficiente y prefiere quedarse en el paro… Al final es una cuestión matemática. Si la oferta no atrae a la demanda nos tenemos que preguntar como hacemos la oferta. Pero con esta realidad de paro alguien me lo va a tener que explicar. El 83% de las políticas de empleo nos las gastamos en prestaciones de paro, ¿qué tipo de políticas estamos haciendo para darle a la gente oportunidades?

El presidente de Pimec, Antoni Cañete.

/ Zowy Voeten

¿Qué nota le pone a la Generalitat en sus actuaciones para frenar la inflación?

En el apartado de diálogo social un “debe mejorar”. No es verdad que no haya diálogo social, prueba de ello es el Pacte Nacional per a la Indústria, pero la situación requiere de más concertación y consensos que nunca. Y hasta ahora no ha tomado ninguna medida, a las pruebas me remito.

Noticias relacionadas

Desde Govern alegan falta de competencias y presupuesto, ¿qué les reclama?

Que la Generalitat tiene pocas competencias para incidir [en la inflación] es cierto. Que tiene poco presupuesto en algunos casos es evidente. Pero hay medidas que puede empezar a tomar para convertir las amenazas en oportunidades. Tiene más margen para actuar. Eliminar el impuesto de transmisiones patrimoniales para facilitar fusiones y adquisiciones de empresas o bajar la cuota del IRPF para reactivar el consumo… la lista es larga. El riesgo es que se estanque la actividad económica y ahí es donde hay que intervenir.