Gestión empresarial

Amec aboga por la industria anticipativa para afrontar la crisis

Las empresas internacionalizadas instan a invertir en sostenibilidad para afianzar el futuro de los negocios

Joan Tristany, director general de Amec, resta importancia a la paridad euro dólar y defiende la búsqueda de mercados exteriores

El presidente de Amec, Pere Relats, durante el Foro Amec celebrado en el IESE.

El presidente de Amec, Pere Relats, durante el Foro Amec celebrado en el IESE.

3
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

La situación económica actual marcada por las incertidumbres obliga a las empresas a buscar estrategias más arriesgadas para afianzar su posición en el mercado. El Forum Amec, la organización empresarial que agrupa a empresas internacionalizadas, que se celebró este miércoles en la sede del IESE de Barcelona, sirvió para consolidar el término 'industria anticipativa' como clave para abordar los próximos años. Un 82% de las empresas industriales de Amec consideran la prospectiva un elemento estratégico.

Al margen de la originalidad lingüística, la anticipación en la gestión se ha convertido en momentos de incertidumbre más necesaria que nunca. Es Amec una organización amiga de bautismos de hechos y capacidad analítica sobrada como consecuencia de la amalgama variada de empresas que integran esta asociación. Y el entorno VUCA (volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad) del que se escribió mucho en los últimos tres años está siendo reemplazado por el culto a la 'industria anticipativa' y aprovechar la ola de las tendencias.

La interpretación en economía real de la entelequia de Wall Street (la clave está en saber que ocurrirá) defiende que las empresas tienen cada vez más datos a su alcance y capacidad para el tratamiento de ellos, por lo que es posible aventurar tendencias antes que el vecino menos informado. Y la tendencia de la sostenibilidad la vieron muchas empresas antes de que fuera moda. Es lo que define el presidente de Amec, Pere Relats, como necesidad de una "actuación táctica", tener capacidad de anticipación y prospectiva.

El caso de LC Paper

Entre los socios de Amec, caracterizados por su capacidad exportadora, la innovación y las muestras de ejemplo en anticipación abundan. Una de estas empresas aventajadas triunfó este miércoles ante el auditorio del Forum Amec con la exposición de sus estrategias. La modesta LC Paper es una pyme de enjundia y tradición, con 140 años de historia, empresa familiar con cinco generaciones a cuestas. Pau Vila, joven y sobradamente preparado, embelesó a la audiencia explicando como una empresa con 60 millones de facturación y 120 empleados es capaz de codearse con competencia mayor. Es la anticipación la clave de la subsistencia de esta empresa catalana, de la ilustre zona empresarial de La Garrotxa, y dedicada al complejo mundo de la producción de papel tisú (papel higiénico) y de esas socorridas bolsas para el pan.

Pau Vila, de LC Paper.

/

Noticias relacionadas

Vila explicó que la clave de su negocio fue adelantarse a los tiempos y combatir las debilidades del sector (el papel es 'commodity', se vende por precio más que por diferenciación) con argumentos que otros no valoraron en su momento. LC Paper afrontó desde principios de los años 90 el futuro con el convencimiento de que el futuro sería sostenible o no sería. La diferenciación vendría del respeto al medioambiente. Con la instalación de una planta de cogeneración en 1993, una planta de biomasa, y fuente energética fotovoltaica cuando todavía no había una normativa clara... Dejarse de papel higiénico de colores y apostar por el papel de una capa y los rollos individuales y mejorar las fuentes energéticas de la fábrica. "Anticipar tecnologías entraña dificultades de adaptación regulatoria", destaca Vila. Al final, todos esos atributos se consolidaron junto al perfil de la empresa y fue superado el "momento pánico" en el que peligran los resultados a corto plazo. 

Joan Tristany, director general de Amec.

/

El director general de Amec, Joan Tristany, considera que el ejemplo de TC Paper debe ser tendencia en tiempos pospandemia, de crisis de suministros, guerra de Ucrania, alza de tipos y disparada inflación. "En un mundo plano, anticiparse pierde importancia estratégica. Es en estos momentos cuando asumir riesgos vale la pena", opina Tristany. Reconoce que las incertidumbres prevalecen y que es una incógnita saber si la inflación se traspasará a los salarios y en qué medida. Pero añade que la situación debe tender a mejorar a final de año, que no hay que pensar en apocalipsis. "El 2021 fue un buen año para las empresas, ahora hay que buscar consistencia en los suministros y analizar los elementos que permitan anticiparse al futuro". Sobre la paridad del euro y el dólar Tristany defiende que es coyuntural ante la rapidez en la subida de tipos de interés en EEUU y que tenderá a moderarse de cara a final de año. Dado que las operaciones de compraventa internacionales incluyen cláusulas de desviación de costes, la mejor posición exportadora de las empresas españolas tampoco debería llevar a euforias. Pero quien se anticipe y acierte, llevará ventaja.