Gobierno corporativo

Indra agrava su crisis corporativa con la dimisión de otra consejera

La independiente Silvia Iranzo presenta su renuncia en desacuerdo por el cese y la no reelección de cinco consejeros

Indra agrava su crisis corporativa con la dimisión de otra consejera

Epi_rc_es

2
Se lee en minutos
El Periódico

Indra agrava su crisis corporativa con la marcha de otra consejera independiente. Silvia Iranzo Gutiérrez ha comunicado por carta su decisión de dimitir como consejera de Indra con efectos desde el pasado 25 de junio por su desacuerdo con los acuerdos adoptados por la junta general de accionistas de cese y no reelección de cinco consejeros independientes que, bajo su criterio, suponen rebajar el estándar de gobierno corporativo de la compañía, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El pasado jueves, una petición de Amber Capital, accionista de Indra con casi un 4,2%, desencadenó el cese de cuatro consejeros independientes --Alberto Terol, Carmen Aquerreta, Enrique de Leyva y Ana de Pro-- con el apoyo de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), accionista de referencia de la compañía con más del 25% y del grupo vasco especializado en defensa SAPA, con el 5% de los títulos. Posteriormente, Isabel Torremocha no vio renovado su mandato como independiente y Silvia Iranzo decidió dimitir.

Iranzo había sido secretaria de Estado de Comercio en 2008, nombrada por el entonces ministro de Industria, Miguel Sebastián, que también es ahora consejero de la compañía en representación de la SEPI.

Este mismo lunes, el consejo de administración de Indra, con Jokin Aperribay como nuevo consejero dominical en representación de SAPA, se ha reunido para remodelar la composición de las comisiones y empezar a estudiar posibles nombramientos. La SEPI, al haber superado el 25% del capital, tiene derecho a nombrar un tercer consejero que será Juan Moscoso, exdiputado del PSOE por Navarra, según Europa Press.

Preguntada por estos movimientos en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha rehusado hacer comentarios pero ha manifestado el interés del Gobierno en fortalecer esta compañía. "Por supuesto, hay que respetar los estándares de buen gobierno de las empresas", ha añadido. La semana pasada, el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Rodrigo Buenaventura, calificó de "llamativo y preocupante" lo ocurrido, y recordó que que la normativa obliga a lanzar una opa por el 100% del capital si un accionista, de forma individual o concertada, tiene más del 30% de una compañía o nombra a más de la mitad de los consejeros.

Noticias relacionadas

Otro de los accionistas, Fidelity International Limited ha vendido casi un 1% de sus acciones en la firma hasta reducir su posición al 0,97%, según ha notificado este lunes a la CNMV. La entidad lleva reduciendo su posición en la empresa desde que alcanzara una cima superior al 4% el pasado abril. Si bien, este fondo mantiene el 9,8% del capital en la empresa a través de su otro vehículo inversor, FMR, lo que le sitúa como segundo máximo accionista tras SEPI.

Las acciones de Indra se desplomaron el viernes un 14,76% hasta los 8,63 euros, convirtiéndose así en el 'farolillo rojo' del Ibex. Y aunque este lunes la compañía volvió a los números verdes, con un alza del 2,55%, no ha conseguido recuperar lo perdido.

Temas

Empresas Indra