Comicios

Sánchez Llibre adelanta las elecciones en Foment y se vuelve a presentar

La junta directiva decidirá el lunes que viene la fecha, que probablemente será en julio

Jose Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball.

Jose Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball.

3
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

Elecciones en Foment del Treball. El presidente de la patronal catalana, Josep Sánchez Llibre, ha convocado a la junta directiva para el lunes que viene y en uno de los puntos del orden día se incluye la convocatoria de elecciones, según ha podido saber este diario de fuentes conocedoras del texto. El actual presidente tiene la intención de volverse a presentar para poder culminar algunos de los proyectos que tiene en cartera, según ha explicado a sus colaboradores. En el orden del día, firmado por el secretario de la organización, David Tornos, también se incluye un informe del presidente y la presentación del informe de coyuntura económica.

De esta forma, Sánchez Llibre ha optado por avanzar un par o tres de meses los comicios, que inicialmente deberían convocarse en septiembre. Ahora, a falta de que la junta directiva fije una fecha de celebración, todo apunta a que tendrán lugar durante julio próximo, el mismo mes en el que el Cercle d'Economia celebrará comicios con dos candidatos por primera ve en 64 años, la empresaria y economista Rosa Cañadas y el exconsejero delegado del Banc Sabadell, Jaume Guardiola.

Otoño complicado

¿Y por qué el adelanto? Pues porque desde la patronal catalana se espera que el otoño sea más complicado como consecuencia de las subidas de los precios, que afecta ya no solo a la energía o los carburantes, sino a la cesta de la compra y las dificultades que se prevén en la negociación de los convenios colectivos. Y para ello será mucho mejor un equipo con cuatro años por delante que otro que tenga que enfrentarse a unas elecciones, según han explicado fuentes conocedoras de la convocatoria electoral.

Sánchez Llibre fue ratificado por la asamblea electoral de Foment del Treball el 5 de noviembre de 2018. Durante su mandato se ha caracterizado por una auténtica cruzada contra las políticas de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, así como contra la política tributaria del Govern de la Generalitat. Sánchez Llibre logró también el apoyo de la CEO para promover un recurso de inconstitucionalidad contra el impuesto de patrimonio, que no prosperó. Uno de sus objetivos, recuperar el máximo de sedes sociales que se marcharon de Catalunya antes, durante y después del referéndum independentista de 2007, no lo ha logrado todavía, auque sí ha conseguido que se sumen a la organización nuevas empresas y sectores.

Unidad de acción

Noticias relacionadas

Además de una mayor unidad de acción con la otra patronal catalana, Pimec, Sánchez Llibre acabó también con el contencioso con la patronal vallesana Cecot, a la que el anterior presidente, Joaquim Gay de Montellà retiró la condición de socia de manera temporal. A pesar de las diferencias ideológicas, Cecot regresó a la organización tras unos meses de intensas negociaciones.

Algunas fuentes han atribuido interés por parte de Sánchez Llibre por incidir en las elecciones en la CEOE, de la que es vicepresidente. Lo cierto es que no existe mucha sintonía con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. El presidente de Foment ha negado en todo momento cualquier intención de presentarse a esos comicios. En todo caso, la patronal catalana se abstuvo ante el acuerdo con los sindicatos sobre la reforma laboral, lo que llegó a interpretarse como un no encubierto a ese pacto, junto con otras organizaciones.