Previsiones

El paro caerá en Catalunya al nivel de 2007 el año que viene, según el BBVA

La entidad mantiene la estimación positiva sobre el empleo, con una tasa de desempleo del 8,5% y valora la reducción de la temporalidad por la reforma laboral

El informe alerta del riesgo que implica la estrategia que mantengan las empresas y los trabajadores para paliar los efectos de la inflación

Un camarero sirviendo en una terraza del centro de Barcelona

Un camarero sirviendo en una terraza del centro de Barcelona / Activos

3
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

Catalunya reducirá su tasa de paro hasta acabar el ejercicio en el 8,5% el año que viene, desde el 10,6% de este ejercicio, la más baja desde 2007, según las previsiones de BBVA. Esta es uno de las estimaciones del informe de BBVA Research relativos al primer semestre de 2022, presentado este miércoles por el economista jefe de la entidad, Miguel Cardoso y el responsable territorial, José Ballester.

A pesar de las incertidumbres por la guerra de Ucrania y los incrementos de precios y la falta de suministros, la entidad estima que el crecimiento este año en Catalunya será del 4,2%, frente al 5,2% de 2021; y del 3,5% el año que viene, lo que supondría recuperar el nivel de producto interior bruto (PIB) de 2019 a finales del año que viene. El Govern prevé un crecimiento del 4,9% este año y, en cambio, en del 2,9% en 2023.

El alza del producto interior bruto (PIB) catalán será inferior a la media española en 2022 por el mayor peso de la industria, que se ve más afectadas por los incrementos de costes e interrupciones en las cadenas de suministro, pero la superará en 2023. En la parte del empleo, los indicadores siguen siendo positivos y apuntan a una tasa de paro al nivel de 2007, según José Ballester, responsable territorial de la entidad. BBVA estima que se crearán 140.000 empleos entre 2021 y 2023.

Los datos de afiliación a la Seguridad Social para el conjunto de Catalunya se encuentran actualmente un 3,4% por encima del cuarto trimestre de 2019.

El economista jefe de BBVA, Miguel Cardoso, ha admitido que existen riesgos que pueden truncar esta evolución. En este sentido, ha subrayado la importancia de las estrategias que mantengan las empresas para combatir los aumentos de costes y los trabajadores, para proteger su poder adquisitivo en un contexto con una inflación subyacente, la que excluye la energía y los alimentos no elaborados, en el 4%. También dependerá mucho de que el retraso con el que están llegando los fondos 'Next Genreation' se supere y se acelere a partir de la segunda mitad del año.

Consumo y vacaciones

La entidad asegura que la evolución económica catalana tiene que ver con el alza del crecimiento del gasto de las familias tanto en consumo como en la compra de viviendas, así como una mayor aceleración de los fondos europeos 'Next Generation'. Eso, afirma, tendrá un impacto positivo sobre la evolución de la inversión pública.

Uno de los elementos que permiten prever aumentos del consumo y del turismo es el ahorro acumulado durante la pandemia por la imposibilidad de gastar en servicios y transporte y que ahora podrán emplearse en vacaciones sin restricciones. Una parte de ese ahorro "forzado" también se destina a dar entradas y acceder a la compra de vivienda, actividad a la que están volviendo los extranjeros.

El informe de BBVA también destaca el impacto positivo que está teniendo la nueva reforma laboral, que no ha rervertido elementos positivos de la de 2012 y ha reducido la temporalidad. De hecho, el porcentaje de contratos indefinidos en el periodo enero-abril, que solía ser del 20% en Catalunya, se sitúa ahora en torno el 40%, si bien una buena parte son fijos discontinuos o de jornada reducida.

Noticias relacionadas

Aunque Ucrania y Rusia no son socios comerciales de peso de Catalunya, las sanciones relacionados con la guerra sí que tienen impacto. En Catalunya, las importaciones procedentes de la zona apenas suponen el 0,5% del total pero el 15% en los productos energéticos. Un aumento del 20% en el petróleo puede reducir el PIB catalán en torno a 1,3 puntos.

BBVA estima que el euríbor terminará el año e positivo y el precio del dinero acabará en 2023 situado en torno al 1,5%. Aún así, BBVA prevé que la compra de viviendas mantendrá un buen ritmo.