En Catalunya

Treball impone 130 millones en multas y requerimientos a empresas en 2021

  • La 'policía laboral' multiplica por cinco sus actuaciones para verificar que las empresas no pagan menos de finiquito a los trabajadores temporales

Treball impone 130 millones en multas y requerimientos a empresas en 2021
3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

La Inspección de Trabajo en Catalunya impuso propuestas de sanción y requerimientos de cuotas por valor de 130 millones de euros durante el 2021. El balance de las actuaciones de la 'policía laboral' en tierras catalanas dejan un resultado ligeramente superior a los valores registrados antes de la pandemia, lo que da cuenta de la reactivación de la actividad económica, también la fraudulenta o irregular. Y es que una de cada dos denuncias finaliza en multa. Así lo ha presentado este lunes en rueda de prensa el 'conseller' de Empresa i Treball, Roger Torrent, durante la que también ha avanzado la incorporación de 10 nuevos efectivos para el cuerpo de inspectores de cara al año que viene y que las campañas específicas para combatir el fraude se centrarán en las normativas de igualdad, la indemnización de trabajadores temporales y tiempo de trabajo.

De los 130 millones en multas y requerimientos a empresas, el grueso del importe corresponde a actuaciones en materia de fraude a la Seguridad Social. Principalmente en materias de extranjería -personas sin permiso de trabajo-, empleados no dados de alta por los empresarios -lo que popularmente se conoce como trabajo 'en negro'- o que no estaban dados de alta correctamente -como sería el caso, por ejemplo, de los falsos autónomos-. Dos de cada tres euros requeridos por la 'policía laboral' en Catalunya corresponden a actuaciones de este tipo, que se tradujeron en la alta en el sistema de 5.973 personas que hasta entonces operaban en la economía sumergida. El tercio restante corresponde a propuestas de sanción por infracciones.

En total la Inspección realizó el año pasado 99.485 actuaciones en empresas, lo que representa un ligero descenso del 6% respecto a la etapa precovid. De las actuaciones específicamente pilotadas desde la dirección general de la Inspecció de Treball de Catalunya, la que depende directamente de la 'conselleria' de Empresa i Treball, las propuestas de sanción ascendieron el año pasado a 32 millones de euros. Uno de los flancos prioritarios de la 'policía laboral' catalana ha sido la regularización de contratos temporales que estaban en fraude de ley, lo que se ha saldado con la conversión de eventuales a fijos de 22.996 contratos, lo que supone un incremento del 106% respecto al año pasado.

Vigilar los finiquitos de los temporales

Noticias relacionadas

Un fraude habitual que se encuentran los inspectores de Treball cuando visitan empresas y responden a denuncias es que los trabajadores temporales no siempre cobran correctamente sus finiquitos, dejándoles de pagar una parte la empresa. Así lo ha explicado la directora general de la Inspecció de Treball, Mari Luz Bataller, que ha insistido en que la acción inspectora ha reforzado sus indagaciones en esta materia y ha multiplicado por cinco las actuaciones. Y el número de infracciones detectadas también se ha multiplicado por cinco respecto al ejercicio pasado, lo que da cuenta del número sustancial de fraude que podría aflorar la 'policía laboral' en esta materia si dispusiera de mayores dotaciones.

En otra materia en la que han aumentado las inspecciones y las propuestas de sanción ha sido en lo relativo a accidentes de trabajo. Concretamente, seis de cada 10 siniestros laborales investigados finalizan con propuesta de infracción. Este año es previsible que el número de siniestros laborales aumente, al estar la actividad económica al alza. Es una constante en los últimos años que si crece la economía, crece el número en términos absolutos de accidentes de trabajo.