Mercado laboral

Las empresas turísticas preparan una Semana Santa sin restricciones pero a medio gas en contratos

  • Las previsiones de empleo de las empresas de trabajo temporal anticipan una campaña con la mitad de nuevos ocupados que en 2019

Las empresas turísticas preparan una Semana Santa sin restricciones pero a medio gas en contratos
4
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

La primera Semana Santa con el covid de por medio -a escasas dos semanas de declararse el estado de alarma- la mayoría la pasó confinado. En la segunda azotaba la cuarta ola y en territorios como Catalunya las restricciones obligaban a la restauración a cerrar a primera hora de la tarde, recluyendo a los escasos turistas a cenar en el hotel. Y no será hasta la tercera, esta que empieza la semana que viene, cuando hoteles, casas rurales, bares y restaurantes volverán a abrir sus negocios sin restricciones y con la perspectiva de intentar volver a hacer caja como antes del virus. 

La previsión del Gobierno es atraer el 80% de los turistas extranjeros que vinieron antes del covid. No obstante y pese a la sustancial mejoría respecto a los dos años anteriores, en la Semana Santa del 2023 todavía los negocios estarán a medio gas en cuanto a contrataciones y la actividad y el estado de las cuentas no dará para reforzarse como en años anteriores.  

La incertidumbre por la guerra de Ucrania, el aumento del precio de los billetes de avión un 12% y la pobre inercia que permite el turismo de congresos para puentear de estación en estación explican, según las fuentes consultadas, las renqueantes previsiones de contratación que manejan las empresas de trabajo temporal.

Según Randstad, esta Semana Santa generará un total de 63.380 contratos en toda España entre transporte de viajeros, hostelería y entretenimiento, los sectores que habitualmente tiran del empleo por estas fechas. Son el doble de contratos que el año pasado, pero la mitad que en 2019. 

Desde Adecco no han realizado estimaciones este año, dada la alta volatilidad del escenario. “Hasta pocos días antes de la Semana Santa las empresas no van a empezar a contratar. La incertidumbre es enorme. Otros años te podría decir cómo iba a ir la campaña tres semanas antes”, afirma el director regional Víctor Tatay. “La logística va a reforzarse, pero ni la mitad que hace dos años, y la industria de la alimentación está tirando con fuerza, pero tampoco al mismo nivel que antes de la pandemia. muchas empresas todavía están estudiando qué contratos van a hacer con la nueva reforma laboral”, añade.

Nuevas reglas

Las nuevas modalidades de contratación entraron en vigor el pasado 31 de marzo y desde entonces no se pueden firmar más contratos por obra y servicio, la modalidad hasta ahora más frecuente y mediante la cual muchas empresas firmaban a un refuerzo en Semana Santa y lo alargaban hasta pasado el verano sin justificar demasiado la causalidad de dicho contrato temporal. Ahora este recurso desaparece y el Gobierno insta a las compañías a recurrir a la figura del fijo discontinuo, que tiene la consideración de indefinido pero permite a las empresas activar y desactivar el contrato según los picos de faena que tengan. 

“Estamos recibiendo consultas sobre esto, especialmente desde las pymes. Hay dudas y algunas empresas no acaban de entender el cambio. Nos preguntan ‘Se que el nombre del contrato ha cambiado, ¿pero cómo puedo seguir haciendo lo mismo?’. El modelo tiene que ser otro y las empresas -de todos los sectores- van a tener que planificar más”, afirma comisionada de promoción de empleo del Ayuntamiento de Barcelona, Raquel Gil. Para atender estas y otras consultas, Barcelona Activa tiene un teléfono a disposición tanto de empresas como de trabajadores (900 533 175).

Siguen los ertes

Noticias relacionadas

Un termómetro que muestra que la actividad turística todavía no está a pleno rendimiento es el de los ertes. Fuentes sindicales explican que en los últimos días les han entrado numerosos requerimientos para negociar nuevos ertes en el sector hotelero. "Había una expectativa de que el Gobierno pudiera habilitar el Mecanismo RED para este sector y finalmente no ha sido así", afirma el secretario de la federación de servicios de CCOO de Catalunya, Ramón González. En Barcelona hoteles como el Colon, el Hilton o Pierre Vacances les han notificado un nuevo expediente ante la finalización, el pasado 31 de marzo, de los ertes covid, según explican desde la central. 

Para quién sí habilitó el Gobierno ayudas especiales a través del Mecanismo RED fueron las agencias de viajes. Que, no obstante, no están acudiendo masivamente a este recurso, si bien un tercio de los 37.973 trabajadores del sector vienen de un expediente covid. Firmas como Avoris y Viajes El Corte Inglés, que emplean a unos 6.000 y 4.000 empleados, respectivamente, prefirieron registrar un erte por causas productivas (ETOP), que tiene menos ayudas públicas pero no conlleva la obligación de impartir formación y es menos restrictivo con la posibilidad posterior de despedir. “Hasta el 1 de abril el Gobierno no publicó en el BOE la activación del Mecanismo RED. Las empresas necesitan planificar y han optado por lo que había”, critican desde la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV).