AUTOMOCIÓN

Nissan Qashqai e-Power, tecnología con sentido

  • La tecnología 'e-Power' eleva la hibridación a un nuevo nivel, ofreciendo prestaciones 100% eléctricos de una forma refinada y eficiente, para la gama de Qashqai y del nuevo X-Trail.

Nissan Qashqai e-Power.

Nissan Qashqai e-Power. / Nissan

4
Se lee en minutos
Xavier Pérez
Xavier Pérez

Redactor Jefe de Motor

Especialista en Periodista de motor centrado en el sector del automóvil y la motocicleta, así como en todas las áreas de economía relacionadas con la automoción, la movilidad sostenible y la electrificación

Escribe desde Barcelona

ver +

Explorar una nueva vía tecnológica siempre entraña riesgos. Sin embargo, cuando una marca está acostumbrada a correrlos, a asumirlos y a salir airoso, la apuesta siempre suele ser convincente. En un momento en el que todo el sector del automóvil se encuentra inmerso en el debate de la electrificación total, la propuesta de Nissan con su tecnología ‘e-Power’ abre el debate del futuro inmediato, ofreciendo una nueva vía, una alternativa perfecta para transitar en el complejo camino de los motores térmicos de combustión a los 100% eléctricos.

Descubrimos esta solución tecnológica en el año 2016 en Japón, cuando los ingenieros de Nissan aplicaron un motor de combustión de pequeña cilindrada cuyo principal objetivo era alimentar de energía (a modo de generador) un motor eléctrico que era en encargado de mover el coche. El primer modelo sobre el que se aplicó esta solución, que a la marca no le gusta considerar como ‘híbrida’, fue el Note. En 2019, durante el Salón del Automóvil de Tokio, conocimos la intención de la marca japonesa de introducir la tecnología ‘e-Power’ en la nueva generación del Qashqai. Incluso lo pudimos probar sobre un Nissan Note y un Nissan Kick. Esta tecnología es líder en el mercado japonés.

Nissan Qashqai e-Power.

/ Nissan

Hoy, en 2022, con el Qashqai ya rodando por las carreteras europeas, la marca anuncia para el mes de septiembre la introducción de una versión ‘e-Power’ en la gama de su SUV de éxito. El nuevo conjunto apuesta por un motor más grande que el de los modelos de Juke y Kick que se venden en Japón. Allí montan un propulsor de gasolina de 1.2 litros y 80 CV que cargaba la batería de un motor eléctrico de 95 KW que ofrece 127 CV en total. El que lleva el nuevo Qashqai es un motor de tres cilindros de gasolina y 1.5 litros (155 CV) que alimenta al motor eléctrico con una potencia total de 188 CV.

Prueba en el Jarama

Lo pudimos probar recientemente en el circuito madrileño del Jarama, donde pudimos apreciar la soluciones que nos va a permitir esta tecnología. La clave del éxito de este tipo de motor (que no es exactamente igual que los que se propusieron en su día en el Opel Ampera y el Chevrolet Volt, elegidos Coche del Año en Europa en 2012) radica en la capacidad que tiene el motor de ajustar la relación de la compresión (variable) de forma automática, lo que permite optimizar emisiones y consumos. Este efecto se consigue con un actuador que cambia la longitud de la carrera del pistón en función de la demanda de potencia.

Puesto sobre el asfalto, el Nissan Qashqaie-Power’ nos anunció un consumo en condiciones ideales de 5,3 litros cada 100 kilómetros, con una cifra de emisiones de CO2 de 119 gr/km. En un recorrido mixto en el que combinamos zonas urbanas (recreadas), carretera y autopista, nuestros consumos oscilaron entre los 6 y los 8,1 litros. El depósito de combustible es de 55 litros... aunque la conducción es la de un eléctrico. La batería (de iones de litio).

Nissan Qashqai e-Power.

/ Nissan

Noticias relacionadas

Contrariamente a lo experimentado en Japón con el ‘e-Power’ del Note y el Kicks, el sistema del Qashqai es mucho más silencioso en el interior. Dinámicamente es elegante en cuanto a desplazamientos en general. Dispone de varios modos de conducción lo que permite extraer el mejor rendimiento de l motor. En el modo Sport se actúa sobre la dirección y la respuesta del acelerador. Además, se beneficia de la tecnología One Pedal que permite al conductor acelerar y frenar solo con el pedal del acelerador (frena levantando el pie y se encienden las luces de freno), a partir de 10 km/h. Si bien el coche no frena por completo (o sea que hay que frenar) sí reduce la marcha recuperando energía al decelerar y frenar. La sensación se asimila rápidamente y es una aportación muy interesante a este modelo.

La marca todavía no ha fijado el precio del Qashqai ‘e-Power’ aunque se estima que no irá mucho más allá de los 35.000 o 37.000 euros. Desde Nissan afirman que es un momento idóneo para esta tecnología (que llegará también al nuevo X-Trail que se presentará esta semana). Consideran que es una tecnología que irá más allá de las limitaciones que se piensan introducir para los motores de combustión a partir de 2030. Los japoneses esperan que el 75% de sus ventas en Europa estén electrificadas para 2026 con el objetivo de alcanzar el 100% al final de la década. El nuevo ‘e-Power’ figura en esta ecuación. Y todo apunta a que será una apuesta ganadora.

Temas

Etric Coches