Evento global

Los protagonistas de que la Copa América de vela se dispute en Barcelona

El proyecto, que supone un impacto económico de unos 1.000 millones, se ha diseñado durante los últimos dos meses y medio

Los protagonistas de que la Copa América de vela se dispute en Barcelona
4
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

Tras constituir Barcelona & Partners, una agencia para atraer inversiones y talento a la capital catalana, Barcelona Global, presidida por Aurora Catà, puso en marcha su radar. Y en el mismo apareció en enero pasado la 37 edición de la Copa América de vela en 2024, un acontecimiento que va más allá de lo deportivo y con un impacto económico "más estructural que coyuntural", según conocedores de la misma, que se celebró con anterioridad en València, en 2007 y en 2010. El impacto económico para la ciudad se estima en torno a 1.000 millones de euros.

El papel impulsor de esta asociación privada sin ánimo de lucro compuesta por 220 de las principales empresas, centros de investigación, emprendedores, escuelas de negocios, universidades e instituciones culturales de la ciudad, y más de 880 profesionales, ha sido decisivo. Lo admitió el 'president' Pere Aragonès, quien en la celebración del premio Empresa del Año de EL PERIÓDICO, agradeció públicamente a Catà el papel jugado por esta entidad, a a que todos reconocen como impulsora.

"Era necesario diseñar una candidatura y unir a todas las instituciones, así como buscar apoyo de la inversión privada", explican fuentes de esta organización. No tardó en entrar en el proyecto el Port de Barcelona, con su presidente, Damià Calvet, al frente, así como la Generalitat y el Ayuntamiento. "Se trataba de alinear a todas las administraciones en un proyecto de colaboración público-privada", agregan. Y los esfuerzos han fructificado con instituciones y sector privado en el mismo barco, como ha sucedido en otros grandes proyectos en los que se había implicado la ciudad y que patronales como Foment del Treball o el Cercle d'Economia echaban de menos en los últimos años.

Aurora Catà, presidenta de Barcelona Global

/ El Periódico

El 'conseller' Roger Torrent, que es quien ha firmado el compromiso con la organización, según las fuentes consultadas, delegó los trabajos para llegar al éxito actual en Albert Castellanos, el secretario de Empresa i Competivitat, con su equipo. El Ayuntamiento se sumó también bajo la batuta de la alcaldesa Ada Colau y el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni. Y, según todas las fuentes consultadas, el Gobierno central, que no podía manifestar un apoyo expreso por una u otra candidatura ya que también optaba Málaga, no duda en apoyar el proyecto una vez elegido.

Damià Calvet. 

/ El Periódico

El rol del Ejecutivo central se concretará ahora con la declaración de acontecimiento de excepcional interés público en los próximos presupuestos generales del Estado, con ventajas fiscales que benefician a los patrocinadores. Esta medida suele incluirse siempre en las cuentas públicas para fomentar este tipo de acontecimientos, según fuentes conocedoras. Se han beneficiado de estas ventajas desde competiciones deportivas a los Años Jacobeos (1999, 2004, 2010, 2021) o el IV Centenario de la Muerte de Cervantes (2016). Las ediciones de la Copa América celebradas en València se beneficiaron de este apoyo fiscal.

Roger Torrent.

/ ACN / SÍLVIA JARDI

A su vez esta iniciativa, considerada "un proyecto de ciudad", ha contado con el aval aportado por varios inversores a título individual. Algunas fuentes aseguran que, entre quienes no han dudado en impulsar esta candidatura, están herederos de quienes hicieron lo propio con la de los Juegos Olímpicos de 1992, como los Rodés, Puig... Este selecto club de mecenas aportan avales por un total de unos 25 millones de euros.

Jaume Collboni.

/ ACN

Una de las ventajas de la opción de Barcelona es que las obras necesarias ya forman parte del plan de infraestructuras del puerto, con lo que no hay gasto adicional en este aspecto. En todo caso, desde el principio, algunos de sus protagonistas consideraron que era "una oportunidad que no se podía dejar escapar", por su importancia para catapultar la imagen internacional de una Barcelona necesitada de grandes acontecimientos. De hecho, solo dos eventos tan globales como los Juegos Olímpicos y el Mundial de fútbol superan a esta competición en ese terreno.

Noticias relacionadas

El acuerdo llega después de la visita, el pasado 18 de marzo, del director general del Team New Zealand y de la empresa que gestiona la competición, Grant Dalton. En la capital catalana visitó las instalaciones del puerto junto a Damià Calvet, director del Port, Jaume Collboni, primer teniente de alcalde, y Aurora Catà, presidenta de Barcelona Global. Dalton también se entrevistó, por separado, con la alcaldesa Ada Colau y el teniente de alcalde Jordi Martí, y con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

Uno de los elementos que hace de esta competición, considerada la Fórmula 1 del mar, es que sus efectos no se limitan solo al periodo de competición sino que empiezan mucho antes. De hecho, algunos de los participantes, equipos, etcétera, empiezan a instalarse en la sede en la que se celebrará el evento incluso dos años antes del mismo, lo que supone una auténtica alegría para el sector hotelero, la restauración y todo el sector de los servicios.