Las claves

Copa América de vela: una guía rápida de la competición

Emirates New Zealand Copa América vela

Emirates New Zealand Copa América vela / Simon Watts / Reuters

Luis Mendiola

Luis Mendiola

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La Copa América que organizará Barcelona en 2024 es uno de los trofeos más prestigiosos del deporte y el más antiguo del mundo de la vela. Sus ganadores forman parte de un club exclusivo como refleja el hecho de que en 170 años de historia sólo cuatro países lo han ganado (Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y Suiza). El desafío no es contar únicamente con los mejores regatistas, también es necesario disponer de los mejores diseñadores o ingenieros para aplicar en los barcos los últimos avances tecnológicos. Por audiencias televisivas, la Copa América sería el tercer acontecimiento deportivo más visto del mundo, después de los Juegos Olímpicos y el Mundial de fútbol. Algunas fuentes las cifran en más de 700 millones de espectadores. Se disputa cada tres o cuatro años. La última edición fue en 2021 en Oackland y la anterior en Hamilton (Bermudas) en 2017.  

¿A cúando se remontan sus orígenes?

Con motivo de la Gran Exposición de Londres en 1851 se organizó una regata denominada Queen's Cup, cuyo ganador recibiría un trofeo de plata diseñado por el joyero oficial de la Casa Real, Robert Garrard, valorado en cien guineas de oro, que entregó el Real Escuadrón de Yates, organizador de la regata. Esa es la razón por la que se conoce al trofeo como Copa de las cien guineas. El recorrido consistió en una vuelta alrededor de la Isla de Wight, al sur de Inglaterra. Miembros del Club de Yates de Nueva York a bordo de la goleta America se enfrentaron y vencieron a catorce barcos del Real Escuadrón de Yates de Londres.

¿Dónde se celebra?

Uno de los aspectos más peculiares de la Copa América es que el campeón además de lograr el trofeo tiene también el derecho a elegir la sede de la siguiente edición, en la que defenderá el título, y también a definir las reglas de la competición con el equipo que lo haya retado. El Emirates Team New Zealand, equipo defensor del título, y el Royal New Zealand Yacht Squadron, club al que representa, hicieron este martes oficial la elección de Barcelona, por delante de Málaga, Cork (Irlanda) y Jeddah (Arabia Saudí) que también aspiraban a acogerla. Es la cuarta vez en la historia que el defensor no escoge su ciudad, lo que dice mucho de la apuesta por Barcelona. La idea inicial es que el campo de regatas esté instalado entre el Port Olímpic y el Hotel Vela, con una extensión de dos millas marinas de largo (3,7 kilómetros) por una milla de ancho. Pero hasta el 30 de noviembre de este año no se hará oficial. 

¿Cómo es el sistema de competición?

La Copa América tiene dos fases de competición, que suele prolongarse durante 14 semanas. En la primera, el club que defiende el título puede elegir al equipo que le representa en caso de que hubiera más de un barco. La última vez que se hizo selección del defensor fue en 1995. En Barcelona no habrá opción. El campeón Emirates Team New Zealand defenderá título. También se disputa una competición previa para elegir el barco desafiante, el equipo que reta al campeón. Hasta ahora hay cuatro: Inneos Britannia (Gran Bretaña), el Alinghi Red Bull Racing (Suiza), el Luna Rossa Prada Pirelli Team (Italia) y el NYYC American Magic (EEUU), aunque hasta el 31 de mayo del 2023 se pueda ampliar ese lista.  Esos cuatro barcos disputarán la Challenger Selection Series, cuyo ganador se gana el puesto en la final. El ganador de estas eliminatorias o series se lleva un trofeo cuyo nombre ha ido variando con el tiempo y que, desde 2021, se conoce como Copa Prada. Los dos barcos que disputan el título adoptan de mutuo acuerdo las fechas y el número de regatas (en 2021 fueron 10), así como reglas, regulaciones. En la Copa Prada, al igual que en la Copa América, se compite en formato 'match race', barco contra barco.  

¿Cómo son los barcos que participan?

Los AC75 son los monocascos más rápidos en la actualidad y pueden alcanzar velocidades de 90 km/h. Los diseñadores han creado un barco de 20,72 metros de eslora y 7,5 toneladas de peso capaz de levantarse por encima de la superficie del agua. Lo más llamativo de los AC75 es que carecen de quilla, que puede entenderse como la columna vertebral del casco. Para mantenerse erguido, emplean dos enormes brazos con foils movidos mediante un sistema hidráulico. Uno de los brazos está siempre en el agua y el otro suspendido en el aire, ejerciendo de lastre. La energía necesaria para activar esta innovación de cuatro metros de largo que sustenta la embarcación es aportada por ocho de los 11 tripulantes, que producen su energía con sus brazos, aunque en la edición del 2017, el Fly Emirates neozelandés revolucionó la competición al utilizar a cuatro ciclistas para generar la energía, en lugar de utilizar el método clásico. A bordo también encontramos un timonel, encargado de la dirección; el trimmer de mayor, que controla mediante botones y controles el ángulo del mástil y las velas y el controlador de vuelo, que maneja con dispositivos el ángulos de los brazos y los flaps de las hidroalas.