Feria tecnológica

John Hoffman: "Hemos ayudado a que Barcelona sea hogar de emprendedores"

  • El director ejecutivo de GSMA espera reunir a 60.000 participantes en la nueva edición y acelerar el ecosistema de start-ups tecnológicas

Entrevista con John Hoffman, consejero delegado de GSMA / Ferran Nadeu

4
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

Especialista en Redes, algoritmos y la intersección entre política y tecnología

Escribe desde Barcelona

ver +
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

El Mobile World Congress (MWC) vuelve a aterrizar en Barcelona y l'Hospitalet de Llobregat este febrero con una edición que pretende empezar a regresar a la normalidad prepandémica para presentar las novedades más potentes del sector. EL PERIÓDICO se ha sentado con John Hoffman, director ejecutivo de GSMA, para conocer más a fondo qué marcará uno de los congresos tecnológicos más importantes del mundo.

La pandemia les obligó a cancelar la edición de 2020 y la pasada aún se vio afectada con una menor presencialidad. ¿Será esta la del regreso a la normalidad?

Estamos viendo un lento regreso de las empresas al nivel de antes de la pandemia, así que vamos en esa dirección. Desgraciadamente aún hay partes del mundo, como China, Estados Unidos o Japón, que tienen problemas para moverse debido a las restricciones, pero cada día vemos nuevas mejoras. Estamos viendo mucho entusiasmo y hay compañías que ya han acordado su participación en la edición de 2023. El Mobile de este año aún no será como el de antes del covid pero se le parecerá. Tendremos a más de 1.500 empresas exponiendo la última tecnología y calculamos que vendrán entre 40.000 y 60.000 participantes.

El año pasado acentuaron su apuesta por un modelo híbrido con más conferencias telemáticas. ¿Les ha ayudado eso a vuestro objetivo de ser un congreso sostenible?

Sí, pero ese modelo es el resultado, no la intención. Retransmitíamos las conferencias por internet antes de la pandemia aunque no lo promocionábamos mucho. Ahora estamos volviendo a un modelo menos virtual y un 95% de los conferenciantes estarán en Barcelona presencialmente. Habrá importantes empresas chinas que nos enviarán sus charlas grabadas, no es lo mejor pero funciona.

El Blockchain y la realidad virtual, dos de los fenómenos tecnológicos que más interés están despertando, estarán en el MWC. ¿Qué te parece todo ese bombo con el llamado metaverso?

Creo que es mejor separar la palabra ‘metaverso’ de los temas más específicos, como el 5G o la Inteligencia Artificial. La tecnología evoluciona y pasa del concepto a la realidad. Creo que nadie tiene una definición clara de lo el metaverso significa. Un componente es la realidad virtual aplicada al mundo de los videojuegos pero también puede aplicarse en otros campos y usarse, por ejemplo, para la reparación de motores. No somos lo suficientemente listos como para saber qué nos depara el futuro, pero sabemos que las claves para el éxito se construyen sobre los temas que tratamos: 5G, IA, cómo se gestionan los datos en la nube… Si con ‘metaverso’ nos referimos a esto entonces lo tenemos.

El año pasado incorporaron por primera vez el salón de 'start-ups' 4YFN en el recinto de Gran Via. ¿Qué sectores predominarán este año entre las empresas emergentes?

El 4YFN se centrará en la financiación de 'start-ups', que es clave para activar buenas ideas, y en cómo hacer crecer un negocio para que esa visión se convierta en una realidad que llegue al mercado. Para ello hace falta dinero, asesoramiento, patrocinios y finalmente clientes. El objetivo es testar esas ideas y expandir el ecosistema emprendedor.

La capital catalana es cada vez un polo más atractivo para la innovación empresarial. ¿Qué rol ha jugado en ello el Mobile?

No podemos atribuirnos ese mérito, pero sí hemos ayudado a hacer brillar la luz y que ese ecosistema de 'start-ups' vea un hogar en Barcelona. La ciudad no era vista como una comunidad para esas empresas ni una capital tecnológica y con el trabajo de la Mobile World Capital se ha logrado expandir el impacto del congreso de una semana a 365 días al año. Así, muchas empresas emergentes han pensado en mudarse a Barcelona. Ese ecosistema está creciendo y queremos ayudar a que siga así.

Este año también apoyaron la iniciativa ‘Beat Barcelona’ para conectar las empresas locales. ¿Cómo será?

Es un programa del Ajuntament que será una oportunidad para que Barcelona exponga todo lo bueno de la ciudad como su cultura artística o la gastronomía, pero también será un sitio para hacer negocios.

También habrá charlas sobre políticas tecnológicas con expertos de gobiernos y reguladores. ¿Cree que el sector y la sociedad encaran una fase de mayor regulación?

Los gobiernos gestionan los espectros radioeléctricos de las telecomunicaciones, así que el enfoque regulador siempre ha estado muy presente en ese sentido y seguirá así. Otra cuestión importante es la fiscal, los impuestos. Queremos pagar de forma equitativa y justa, muchos de los impuestos se pagan antes de desplegar una tecnología, así que trabajamos con los gobiernos para que entiendan que tenemos que ser capaces de cubrir nuestros gastos primero. El sector tecnológico evoluciona tan rápido que hay que estudiar cómo te anticipas y pones en marcha políticas que permitan el crecimiento y la innovación. Estos son los puntos que abordarán expertos de todo el mundo.

¿Cómo valoran su relación con la ciudad?

La bienvenida y el entusiasmo de Barcelona han sido tremendos desde que llegamos a la ciudad en 2005, pero más destacadamente desde que establecimos la Mobile World Capital con la ayuda de Fira de Barcelona, los ayuntamientos, la Generalitat y los ministerios de Madrid. Esta colaboración público-privada ha sido extremadamente beneficiosa para ambas partes. Los puestos de trabajo y beneficios económicos que se han generado para la región han sido impresionantes. Somos afortunados de tener esa colaboración.

Noticias relacionadas

La alianza entre GSMA y Barcelona acaba contractualmente en 2024. ¿Hay planes para después?

No, aún no hemos hablado con nadie sobre ello y Madrid tampoco nos ha llamado. Creo que todo el mundo está siendo respetuoso. En los próximos 12 o 18 meses empezaremos a pensar qué hacemos después de 2024, pero de momento nos centramos en hacer que el congreso sea como antes de la pandemia.