Movilidad eléctrica

Wallbox consolida su negocio en Estados Unidos

  • Wallbox culmina, con un anuncio en la Super Bowl y un acuerdo de colaboración con Uber, un proceso de dos años en los que se ha consolidado en el mercado estadounidense.

  • La compañía llegó en 2020 siendo la gran estrella del CES de Las Vegas y ya cuenta en su portfolio de productos con propuestas exclusivas para el mercado estadounidense.

Wallbox consolida su negocio en Estados Unidos
6
Se lee en minutos
Álex Soler
Álex Soler

Periodista

Especialista en motor, movilidad eléctrica e industria del automóvil

Escribe desde Barcelona

ver +

La compañía catalana fabricante de cargadores para coches eléctricos Wallbox tiene un objetivo muy ambicioso: conseguir una facturación de 1.000 millones para 2025. Sin cifras confirmadas todavía, en 2021 la empresa capitaneada por Enric Asunción, su consejero delegado, estimaba alcanzar los 79 millones de euros. Puede parecer un objetivo inalcanzable, pero el mismo Asunción admitió en EL PERIÓDICO, "estar en camino" para conseguirlo tras presentar un buen balance económico relativo al tercer trimestre de 2021, con una mejora del 250% de la facturación. Para conseguirlo, la firma catalana tiene claros los mercados en los que debe liderar: el europeo, donde ya lidera, el chino, donde entró en 2018 junto a Changchun FAWSN, y el estadoundiense.

Wallbox llegó a Estados Unidos en 2020 y gran parte de las esperanzas de la compañía para conseguir su objetivo para 2025 residen en ese mercado, que Asunción definió como "estratégico porque es un solo país y tenemos una solución ideal para su mercado". El directivo espera un punto de inflexión en la movilidad eléctrica que dispare su crecimiento en dicho mercado, al que llegarán propuestas interesantes en materia de automóviles como el Ford F-150 Lightning, la versión eléctrica del pick-up más vendido del país, los Hummer eléctricos o la ofensiva que tiene preparada General Motors.

Una hoja de ruta estudiada y efectiva

La trayectoria de Wallbox en Estados Unidos se mide en hitos conseguidos gracias a una hoja de ruta perfectamente estudiada y adaptada a las necesidades y costumbres de un mercado muy exigente, tan dado a apostar por el producto local y dominado por Tesla. La marca empezó su expansión estadounidense en el CES de Las Vegas de 2020 y culminará su explosión con un anuncio en la Super Bowl, que se celebrará el 13 de febrero (14 de febrero en España). En el certamen en la 'Ciudad del Pecado', la recepción de la marca no pudo ser mejor, presentando el Quasar, su primer cargador bidireccional, y el Pulsar Plus, su cargador inteligente para hogares, y llevándose cuatro premios, entre ellos el de 'Mejor Producto del CES', otorgado por Newsweek.

A partir del CES, Wallbox empezaba a comercializar sus productos en Estados Unidos. Como ocurrió antes en Europa, la recepción por parte del público fue muy buena, colocando el Pulsar Plus como número uno en ventas en la categoría de carga de vehículos eléctricos de Amazon y ganándose la categoría de Amazon's Choice. Quedaba demostrado que no fue al azar la elección de Pedro Sánchez, presidente de España, cuando designó a Enric Asunción como su acompañante en un viaje a Estados Unidos para promover la colaboración empresarial entre ambos países.

Un mes antes, Wallbox había anunciado que saldría a bolsa en Nueva York junto a Kengsinton II bajo el código WBX, hito que se materializó finalmente el 4 de octubre. Poco después, también confirmó que su primera fábrica en Estados Unidos se establecería en Arlington, Texas, tras una inversión de 44 millones de dólares. Esta fábrica dispondrá de 12.000 metros cuadrados y producirá el Pulsar Plus, con posibilidad de ensamblar el Quasar y el Supernova a un ritmo objetivo de 500.000 unidades anuales en 2030 y dando trabajo a 250 personas. El inicio del actividad en Arlington está previsto para junio de 2022.

Wallbox el día que empezó a cotizar en la bolsa de Nueva York, donde acaba de lograr una capitalización bursátil de 2.500 millones de euros

/ Wallbox

En cuanto a la bolsa, tras un gran debut en Nueva York (NYSE), cerrando la primera semana con una subida del 9%, Wallbox ha seguido pintando de verde su cotización y, a fecha de la redacción de este artículo, acumula un ascenso del 49,77% hasta los 12,88 dólares por acción y una capitalización total de 2.073,5 millones de dólares. Cabe recordar que la firma catalana se fundó hace apenas siete años.

Acuerdo con Uber y subida de la facturación

Poco después, durante el mismo mes de octubre, Wallbox anunció que se aliaba con Uber como parte del plan de descarbonización de la segunda, que espera ser, en 2030, una plataforma de movilidad libre de emisiones en Europa, Canadá y Estados Unidos. Esta alianza proponía descuentos en los productos de Wallbox y una instalación rápida y sencilla para los conductores de Uber de el área de la Bahía de San Francisco, próxima a la sede norteamericana de la compañía y a la de Uber. Según han confirmado ambas empresas este mismo mes de febrero, el programa ha tenido una gran acogida y lo expandirán al resto de Estados Unidos en un plan de despliegue escalonado que se extenderá por áreas geográficas hasta abril de 2022. Wallbox ha adelantado, además, que estudian un acuerdo para Canadá y Europa.

Todos estos pasos que ha dado Wallbox para entrar en Estados Unidos han tenido el objetivo de darse a conocer en el país y de posicionarse como la mejor alternativa para el creciente número de usuarios de coches eléctricos en el país. Los datos avalan sus acciones. Al cierre de septiembre de 2021, la facturación de Wallbox en el mercado estadounidense alcanzaba los 3,9 millones de euros, 1,9 millones de los cuales solo ingresados en el tercer trimestre. La facturación total de la compañía alcanzó los 55 millones hasta septiembre, un 250% más.

La Super Bowl

El próximo objetivo de Wallbox en Estados Unidos, tres llegar al país y lanzar sus productos, incluido el Quasar 2, un cargador específico para el mercado estadounidense presentado el pasado enero en el CES de Las Vegas 2022, es llegar al máximo de gente posible. Para eso, en ese país, no hay nada mejor que la Super Bowl, evento deportivo en el que 30 segundos de televisión cuestan millones de euros porque su audiencia solo en Estados Unidos supera los 100 millones de personas. “En Estados Unidos, los estudios demuestran que la mayoría de la gente considera, al menos, la opción de compra de un eléctrico. Queremos mostrar nuestros innovadores productos de diseño a estos consumidores”, dijo Enric Asunción al presentar el anuncio. “La Super Bowl, un evento con unas audiencias muy altas, es el mejor lugar para presentar de manera masiva nuestra marca”.

Noticias relacionadas

El anuncio, ya disponible en Youtube, propone el eslogan "abraza la electrificación, incluso si te alcanza un rayo", y se vale de un simpático personaje, Seth Thomas, ciudadano de Durham, Carolina del Norte, que sobrevivió en 2020 a la caída de un rayo. Wallbox ofrece 15 segundos en los que, mediante el humor, muestra situaciones en las que aparece Thomas temiendo realizar acciones tan cotidianas como encender la luz, miedo que se esfuma al enchufar su coche eléctrico a un cargador de Wallbox. Según Barbara Calixto, directora de marketing de la compañía, la marca quiere mostrar "cómo los cargadores Wallbox pueden encajar perfectamente en la vida diaria de los conductores, incluso para aquellos con electrofobia".

Estos 15 segundos culminan dos años de trabajo intenso en el que Wallbox no solo ha saltado el charco con objetivos ambiciosos en el mercado estadounidense, sino que han conseguido consolidar el negocio de la compañía en un mercado clave y muy exigente.