Expansión

Wallbox abrirá una fábrica en Texas para abastecer al mercado americano

  • La planta contará con más de 12.000 metros cuadrados y dará empleo directo a 250 trabajadores.

  • La compañía se plantea llegar a una producción de 290.000 cargadores anuales en 2027.

Una estación de recarga de automóviles eléctricos de Wallbox.

Una estación de recarga de automóviles eléctricos de Wallbox.

2
Se lee en minutos
El Periódico

La compañía catalana Wallbox, especializada en soluciones de carga para vehículos eléctricos, ha anunciado hoy que abrirá un nuevo centro de producción en Arlington (Texas), en la que será su primera planta de fabricación en Estados Unidos. La planta tendrá más de 12.000 metros cuadrados y está pensada para apoyar los planes de expansión de Wallbox en norteamérica durante la próxima década.

Se espera que la fabricación comience en junio de 2022, con líneas de producción para los cargadores domésticos Pulsar Plus de Wallbox, y se prevé que las líneas para Quasar, su cargador bidireccional, y Supernova, su cargador rápido para uso público, le sigan en la primera mitad de 2023. Wallbox espera fabricar un total de 290.000 unidades anuales en 2027 y alcanzar una capacidad total de 500.000 unidades en 2030.

La planta de Arlington será el cuarto centro de fabricación de Wallbox, que se suma a dos instalaciones en Europa y una en China. Wallbox, con presencia en más de 80 países, opera con una cadena de suministro integrada verticalmente y realiza el 100% de la fabricación de sus productos en sus instalaciones, desde el diseño hasta la producción.

Presencia en EEUU

Noticias relacionadas

La planta de Estados Unidos desempeñará un papel fundamental en la ampliación de la presencia de la compañía en norteamérica, un mercado que está dando un gran impulso a la electrificación de automóviles, ya que la administración Biden tiene como objetivo que el 50% de todas las ventas de coches nuevos sean de coches eléctricos para 2030. Se prevé que la nueva planta creará unos 250 puestos de trabajo directos en la región de aquí a 2030.

El CEO y cofundador de la compañía, Enric Asunción, señala que "los mercados estadounidenses de la automoción y la energía se encuentran en un punto de inflexión. La electrificación de la automoción se acelerará significativamente debido a las iniciativas destinadas a cumplir con los ambiciosos objetivos de emisión de gases de efecto invernadero, lo que aumentará considerablemente la demanda de nuestras soluciones de carga de vehículos eléctricos y de gestión de la energía. Esta nueva fábrica será un paso decisivo en nuestra expansión en el mercado norteamericano, permitiéndonos no solo satisfacer la creciente demanda, sino también acelerar el lanzamiento de nuevos productos y entrar en los mercados comercial y público de carga de vehículos eléctricos estadounidenses a medida que comience nuestra producción en el país"