Tecnología y derechos laborales

Alemania, referente en la sindicalización de 'youtubers'

  • Más de 23.000 creadores de contenidos se han unido al mayor sindicato del país para defender sus derechos laborales frente a la “arbitrariedad” de Youtube

  • La UGT se inspira en el modelo alemán para crear en España la primera red sindical de 'youtubers', una herramienta de presión para mejorar sus condiciones

YouTube ha suspendido el canal de Trump.

YouTube ha suspendido el canal de Trump. / Shutterstock

2
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

Especialista en Redes, algoritmos y la intersección entre política y tecnología

Escribe desde Barcelona

ver +

A Jörg Sprave la apasiona crear armas con sus propias manos. Hace más de una década, este alemán decidió que el mundo debía presenciar cómo era capaz de transformar un trozo de madera en una catapulta o una ballesta medieval, así que saltó a Youtube, donde su canal acumula casi tres millones de seguidores. A pesar de su éxito, Jörg estaba molesto: “Ser ‘youtuber’ parece un trabajo de ensueño pero estamos a merced de la arbitrariedad de una plataforma”, explicó.

En agosto de 2016, el gigante del vídeo –propiedad de Aplhabet, empresa matriz de Google— se plegó a las demandas de los anunciantes y cambió sus políticas para penalizar cierto contenido y retirar su monetización. Miles de ‘youtubers’ en todo el mundo denunciaron una “censura” que, de la noche a la mañana, recortó sus ingresos por vídeos en los que se hablaba de temas tan dispares como política o maquillaje. Muchos quedaron en una situación precaria. Un año después, Youtube restringió de nuevo sus normas y estableció que solo se podría empezar a cobrar por vídeos con más de 10.000 visualizaciones.

En Alemania, esa denuncia fue el embrión de un movimiento mayor. En marzo del 2018, Sprave y otros 23.000 creadores de contenido se unieron para impulsar ‘FairTube’, una organización para defender sus derechos laborales y mejorar sus condiciones. A su lado, tendrían también a IG Metall, el sindicato alemán que representa a más de 2,2 millones de trabajadores metalúrgicos y el mayor industrial de Europa. Su objetivo: forzar a Youtube a ser más transparente, permitir anuncios y retribución económica para los canales más modestos y dar herramientas a los creadores para impugnar la penalización de sus vídeos.

Ligera mejora de las condiciones

Noticias relacionadas

Desde entonces esta unión sindical ha servido como instrumento de presión ante Youtube, un gigante que en 2020 se embolsó 19.770 millones de dólares solo en publicidad. A pesar de amenazarla con llevarla a los tribunales por tratar a los ‘youtubers’ como falsos autónomos y de violar la normativa europea de protección de datos, la plataforma ha rechazado hasta la fecha sentarse en la mesa de negociaciones.

El sindicato ha logrado que Youtube responda a algunas de sus demandas como hacer públicas sus normas, más capacidad de mediación y participación. Sin embargo, la plataforma ha decidido unilateralmente que, tras reactivar la publicidad en canales con pocos seguidores, se quedará con todos esos ingresos. Queda mucho por hacer. Es por eso que este año ‘Fairtube’ se ha convertido en una asociación registrada en la que sus usuarios podrán financiar de forma colaborativa su batalla contra el gigante del vídeo. Sprave sigue luchando: “Eso nos abrirá nuevas oportunidades”.