Empresas

El nuevo dueño de la Sirena invierte 15 millones más en cancelar sus deudas

El grupo de José Elías pretende reforzar la situación financiera de la empresa y expandirse

José Elías, dueño de Audax y de La Sirena

José Elías, dueño de Audax y de La Sirena

1
Se lee en minutos
Paula Clemente

José Elías ha puesto oficialmente en marcha su plan para reflotar La Sirena. Excelsior Time, el 'holding' que concentra todas las compañías del empresario, ha inyectado 15 millones de euros al capital de la empresa de congelados. Se trata de la primera operación financiera que cierra el grupo desde que adquirió la cadena el verano pasado.

El objetivo es, según recoge Europa Press, "mejorar la estructura financiera de la compañía y cancelar su deuda, además de apoyar el plan de expansión previsto para los próximos años". De acuerdo con el fondo propietario de La Sirena, esto refuerza además el compromiso con la cadena y servirá para consolidar los proyectos que contempla el plan estratégico de la compañía.

Estos se centran, sobre todo, en la expansión multicanal en nuevos territorios, la innovación y la adaptación de sus productos a las nuevas necesidades del consumidor.

"Esta operación aportará una posición más sólida a la compañía y permitirá avanzar en los distintos planes de crecimiento en los que se viene trabajando con una situación financiera envidiable", explica el dueño del grupo, José Elías.

¿Quién es José Elías?

Noticias relacionadas

Este empresario de Badalona (Barcelona) es conocido por ser el fundador de Audax Renovables, una compañía que se dedica a la producción de electricidad a partir de fuentes renovables y que le ha llevado a amasar un patrimonio que Forbes sitúa cerca de los mil millones de euros. Elías es propietario de otras empresas de sectores varios y también uno de los avalistas que ayudó a Joan Laporta a asumir la presidencia del Barça.

La compra de La Sirena se entendió como parte de la estrategia del empresario para poner un pie también en el sector de la alimentación. La cadena cerró su último ejercicio fiscal con unos beneficios antes de impuestos y amortizaciones de 15,6 millones de euros y con las ventas creciendo un 19% hasta los 194 millones de euros. La compañía tiene 271 tiendas repartidas por todo España y una plantilla de 1.200 trabajadores.