Controles

La Generalitat levanta la suspensión de tres plantas de Iqoxe

El Ejecutivo concluye que las instalaciones cumplen la normativa vigente de seguridad industrial

Vista general de las instalaciones productivas de IQOXE en Tarragona.

Vista general de las instalaciones productivas de IQOXE en Tarragona. / Activos

1
Se lee en minutos

La Generalitat ha decidido levantar la suspensión de la actividad que desde el accidente del 14 de enero de 2020 afectaba a las plantas de derivados de óxido de etileno y óxido de propileno de la empresa química Iqoxe en La Canonja (Tarragona).

El departamento de Empresa i Treball ha tomado esta decisión tras comprobar que las instalaciones "cumplen toda la normativa vigente en materia de seguridad industrial y de verificar la implementación de medidas adicionales de seguridad".

La instalación accidentada, que usaba una tecnología diferente, está desmantelada y no volverá a operar, ha explicado la Conselleria en un comunicado. El accidente laboral se produjo en la planta U-3200 como consecuencia de la explosión de un reactor de la factoría, dedicada a la producción de óxido de etileno y otros derivados, lo que causó la muerte de tres personas (dos trabajadores de la planta y un vecino de Tarragona) y heridas a otras cuatro.

Aunque las plantas U-350, U-2500 y U-2360 no fueron las que sufrieron el accidente, la Generalitat suspendió su actividad cautelarmente para incrementar sus medidas de seguridad más allá de las previstas en el marco normativo vigente.

Además, se ha "bunquerizado" la sala de control y se han equipado las plantas con diferentes sistemas que, en caso de detectar deficiencias significativas en la presión o la temperatura de diferentes puntos del reactor, interrumpen el proceso productivo y activan la refrigeración.

También se ha mejorado el sistema de protección y extinción de incendios, lo que ha supuesto la instalación de detectores de gases en más ubicaciones, de detectores de llama por infrarrojos y de un nuevo sistema de rociadores de agua polvorizada.

Finalmente, se ha instalado un sistema para guardar una copia de seguridad de los datos de los procesos productivos.

Noticias relacionadas

Pese al levantamiento de la suspensión de la actividad, el Departamento de Empresa y Trabajo mantiene abierto el expediente informativo para determinar las causas de la explosión de la planta de derivados de óxido de etileno.

El pasado mes de julio, la Inspección de Trabajo de Cataluña (ITC), dependiente de la Generalitat, multó con 180.000 euros por una infracción muy grave a IQOXE por esta explosión, la sanción más alta que prevé la legislación en materia de infracción de las medidas de seguridad y prevención de riesgos laborales.