El turismo se hunde en bolsa el 11% por la nueva variante y pierde más de 6.815 millones en un día

Las empresas turísticas cotizadas se desploman ante la amenaza del endurecimiento de las restricciones en Europa y el efecto en la economía española

Turistas llegando al aeropuerto de Madrid-Barajas.

Turistas llegando al aeropuerto de Madrid-Barajas. / Alejandro García

4
Se lee en minutos
Araceli Muñoz

Las grandes cotizadas turísticas han perdido 6.815 millones de euros de capitalización durante la jornada bursátil de hoy ante el aumento de los contagios en Europa, la amenaza de la nueva variante sudafricana del coronavirus y un posible endurecimiento de las restricciones en todo el mundo. Un viernes negro que ha sacudido con fuerza al conjunto del selectivo, haciendo especial mella en las cuatro empresas turísticas que cotizan en el principal índice bursátil español.

Mientras en España la situación sanitaria está, por el momento, más controlada que en otros países vecinos, las dudas sobre la evolución de la pandemia en Europa han vuelto a teñir de incertidumbre a un sector que todavía está lejos de recuperar los niveles de reservas previos a la pandemia. “Esta incertidumbre llega cuando estábamos viendo que el turismo se iba reactivando en España poco a poco, ahora vemos la situación con cierto temor a que se genere otro parón”, argumenta el secretario general de la Mesa del Turismo, Carlos Abella.

IAG, la dueña de Iberia y British Airways, ha registrado la mayor caída cerrando la jornada el 15,59% por debajo de la de ayer, con sus acciones cotizando a 1,55 euros. Sus títulos se sitúan así en niveles de enero, cuando tocó su mínimo de este año, ante el aumento de los contagios en aquel momento y la negativa de Estados Unidos a abrir sus fronteras. Aena ha ocupado la segunda posición de este viernes negro del turismo, concluyendo la jornada con un descenso del 8,77% en el valor de sus títulos (128,45 euros por acción).

La hotelera del Ibex, Meliá, cerró a 7,77% por debajo de la pasada jornada (5,84 euros por título), a niveles de los mínimos de septiembre. Les sigue Amadeus, el proveedor tecnológico del sector turístico por excelencia, que cerró con un desplome del 7,5% respecto a la jornada de ayer, lo que supone una cotización de 56,02 euros por acción. No obstante, la tecnológica ha cerrado mejor de lo esperado, tras caídas de casi el 15% a lo largo de la jornada. En el Mercado Continuo, eDreams se ha dejado el 12,78% y NH Hotel Group el 5,19%.

IAG y eDreams han liderado el desplome bursátil, con caídas a doble dígito


La gran preocupación para el sector turístico en España no es tanto el relacionado con la situación sanitaria en el país, pese a que hay autonomías que están imponiendo nuevas restricciones como el caso del País Vasco y otras como Cataluña, Baleares, Aragón y Galicia avanzan en la implementación del denominado pasaporte covid para acceder a determinados negocios cara al público, especialmente restaurantes o gimnasios. El verdadero miedo de las empresas turísticas es el demoledor efecto que pueden causar las restricciones de movimiento del resto de países europeos en el sector, en un momento en el que la Unión Europea blinda las fronteras comunitarias a las regiones de África Meridional por la nueva variante del coronavirus llamada omicron.

Por el momento, varios países como Alemania, Italia, Austria, República Checa y Reino Unido ya han echado el cierre a estos viajeros. En España, la titular de la cartera de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado esta mañana que llevará al consejo de ministros del próximo martes la suspensión de los vuelos con Sudáfrica y Botsuana.

El caso de Canarias

El mejor ejemplo de cómo esta situación puede afectar a la economía española se encuentra en Canarias, que actualmente se encuentra en temporada alta de recepción de visitantes extranjeros. “El gran problema que hay ahora es que el coronavirus está teniendo una incidencia muy fuerte en los principales mercados emisores, como Reino Unido o Alemania. En Canarias parecía que se estaba empezando a activar la demanda y las reservas se estaban recuperando, pese a no llegar todavía a los niveles del 2019. Ahora hay cierto parón en las reservas y se está ralentizando, pero de momento todavía no hay un volumen grande de cancelaciones”, ha explicado a este diario el secretario general de la Mesa del Turismo.

“Para Canarias esta época es fundamental porque era sacar la cabeza en esta situación, si esto se nos cae no nos atrevemos a valorar las consecuencias, pero muchos establecimientos se podrían llegar a cerrar porque tanto tiempo sin facturar es imposible”, añade Abella. Desde la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) indican que “todavía no pueden valorar la situación porque el impacto de la nueva variante va a depender del nivel de restricciones y de si se restringe la movilidad de forma más genérica como en etapas anteriores”.

"Todavía no hay un gran volumen de cancelaciones, pero habrá que ver cómo evoluciona la situación"

Secretario general de la Mesa del Turismo

Noticias relacionadas

Por ahora, los países europeos están elevando sus exigencias a los viajeros progresivamente. El último en sumarse ha sido Portugal, el país más vacunado de Europa, que tras decretar ayer el estado de calamidad ha anunciado que para cruzar sus fronteras será necesario contar con un test negativo, incluso estando vacunado. Desde la Mesa del Turismo, además, han hecho especial hincapié en la importancia del pasaporte covid, que definen como “una buena herramienta que se puso en marcha para favorecer que las personas que estaban fuera de riesgo pudieran viajar libremente”.

Una medida que se aprobó ayer en Bruselas y que entraría en vigor el 1 de marzo, pero que ahora no se sabe con exactitud qué pasará con ella. “Si la UE ha creado el pasaporte covid para impulsar la movilidad, situaciones como las de Austria donde se ha confinado a toda la población generan mucha incertidumbre y temor en el sector”, añade Abella.