Debate de Presupuestos

Montero anuncia una reforma legal inmediata del impuesto municipal de plusvalía

  • La nueva norma podría ser adoptada en el Consejo de Ministros del próximo lunes

  • La ministra de Hacienda mantiene las previsiones económicas del Gobierno pese a las críticas

Debate sobre los Presupuestos Generales del Estado, en la imagen Pedro Sanchez y Maria Jesús Montero.

Debate sobre los Presupuestos Generales del Estado, en la imagen Pedro Sanchez y Maria Jesús Montero. / David Castro

5
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Redactora jefe

Especialista en Macroeconomía, presupuestos, impuestos y pensiones.

Escribe desde Madrid

ver +

Después de que este mismo miércoles el Tribunal Constitucional haya publicado el texto íntegro de la sentencia que anula el impuesto municipal sobre la plusvalía, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado que “en el momento en que estudiemos la sentencia, que ya lo estamos haciendo, llevaremos al Consejo de Ministros un texto legal para corregir aquellos elementos que se hayan declarado inconstitucionales dando tranquilidad y seguridad a los contribuyentes y a financiación de las entidades locales". Así lo anunció la ministra en el Congreso de los Diputados durante el turno de defensa del proyecto de Presupuestos del Estado de 2022, tal como ya lo había avanzado este sábado en EL PERIÓDICO.

El propósito del Gobierno es llevar la reforma al próximo Consejo de Ministros, que en principio podría ser el lunes 8 de noviembre, ya que el martes es festivo en Madrid. Si no es posible, la reforma legal iría a la siguiente reunión del Consejo de Ministros, según han confirmado a EL PERIÓDICO fuentes de Hacienda. Una de las cuestiones en estudio por parte del Ministerio es la de dotar de cierta retroactividad a la nueva norma, para que sea eficaz desde el mismo momento en que la sentencia del Constitucional surta efecto anulando un impuesto esencial para los ingresos de las corporaciones locales.

Siete enmiendas de totalidad

El anuncio de la ministra de Hacienda fue la principal novedad de su primera intervención en el pleno del Congreso en el que durante el miércoles y el jueves se debatirán las siete enmiendas de totalidad que otros tantos grupos parlamentarios han presentado contra el proyecto de Presupuestos del Estado para 2022. Si no hay sorpresas de última hora, ninguna de las siete enmiendas presentadas por PP, Vox, Ciudadanos, JxCat, CC, CUP y Foro Asturias saldrán adelante en la votación del jueves. Los pactos presupuestarios alcanzados por el Gobierno de coalición (PSOE y Unidas Podemos) con los grupos parlamentarios de ERC y PNV, y los anuncios de EH Bildu, Compromís y BNG de que no votarán a favor de las enmiendas de totalidad garantizan al Ejecutivo los votos necesarios para tumbarlas.

Durante su intervención en el pleno, la ministra Montero se refirió a los grupos que han presentado las siete enmiendas de totalidad y les emplazó a un debate “franco”, “desde el respeto y la educación”. “A este país le sobra crispación. Le sobra ruido y debate corto, sobreactuación y política de tierra quemada. No es útil para los ciudadanos”, subrayó, entre los aplausos de su bancada. La ministra pidió una “crítica constructiva” a una oposición “que aspire a llevar algún día las riendas de nuestra sociedad”.

Previsiones macroeconómicas

Desde el punto de vista del PP, el proyecto de Presupuestos nace muerto pues se ha construido sobre unas previsiones macroeconómicas que consideran infladas, sin tener en cuenta -además- los efectos nocivos que la inflación tendrá para el crecimiento.

La ministra de Hacienda reconoció que el escenario económico es "volátil" y dijo que existen "motivos suficientes para estar vigilantes y permanecer atentos" pero añadió que el Ejecutivo mantiene sus previsiones que incluyen un crecimiento del 6,5% este año y del 7% para el próximo, a pesar de que organismos como el Banco de España y la Autoridad Fiscal las han convertido ya en optimistas. Montero defendió que, de un modo u otro, las previsiones de ingresos tributarios y de empleo se están cumpliendo con creces en 2021 y minimizó así las consecuencias presupuestarias de un menor crecimiento.

Ejecución de los fondos europeos

"Son unos Presupuestos extraordinarios por el momento y por lo que representan. Son los presupuestos de adiós a una crisis y de inicio de un nuevo ciclo político que hay que impulsar", resumió la titular de Hacienda, que resaltó el carácter "histórico" de unas cuentas que incorporan más de 26.355 millones de gasto a cuenta de los fondos europeos de recuperación.

Se trata de una cantidad de gasto a cuenta de fondos europeos similar a la presupuestada en 2021 (26.634 millones) sobre la que la ministra ha apuntado los siguientes datos de ejecución a 31 de octubre: "Se han comprometido ya el 51,8% de las obligaciones. Se han reconocido obligaciones por un importe del 34,4% del total, y hemos autorizado gasto por un 67,5% de las cantidades consignadas". Según Montero, la ejecución de los fondos europeos "está alcanzando velocidad de crucero" y esta "se acelerará en las próximas semanas".

Gasto social e inversión

Noticias relacionadas

En su defensa de las cuentas públicas para 2022, la ministra de Hacienda destacó el peso del gasto social, con "la mayor cifra de la historia", (248.391 millones, el 55,7% del gasto total). También subrayó la suma de 12.550 millones del conjunto de políticas orientadas a la juventud (donde se incluye el bono de apoyo al alquiler de 250 euros al mes durante dos años, el bono cultural de 400 euros y un plan de empleo), así como la cifra récord de inversión, de 40.000 millones. El proyecto prevé una subida del 2% del sueldo de los empleados públicos. Las pensiones subirán de acuerdo al dato de noviembre sobre la inflación media de los doce meses previos (podría situarse en torno al 2,3%). En todo caso, las pensiones no contributivas y las mínimas subirán el 3%, así como la prestación del ingreso mínimo vital.

"¿Dónde está el supuesto infierno fiscal?"

Desde el punto de vista de los ingresos el proyecto de Presupuestos incluye como principales novedades un tipo efectivo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades para empresas con una facturación superior a 20 millones y para grupos. También se rebaja de 2.000 a 1.500 euros la aportación máxima a planes de pensiones individuales y se eleva de 8.000 a 8.500 en el caso de los planes de empleo. Además, para los autónomos, se prorrogan los límites actuales que permiten tributar por el sistema de módulos en el Impuesto sobre la Renta y en el IVA. "Me gustaría preguntar dónde está el supuesto infierno fiscal que, según la derecha, esconden estas cuentas", dijo Montero desde la tribuna del Congreso.