Turismo para mayores

¿Qué pasa con los viajes del Imserso?

El retraso en la adjudicación del megacontrato de vacaciones pone en riesgo el inicio de los viajes el 15 de octubre    

¿Qué pasa con los viajes del Imserso?
3
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

A falta de un mes para el teórico inicio de los viajes de lmserso, todavía no se ha adjudicado el contrato a ninguna de las empresas solicitantes, lo que amenaza con retrasar el inicio del programa para más de 800.000 jubilados que normalmente pueden empezar a viajar a partir del 15 de octubre. Desde el ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, bajo cuyo paragüas está el Instituto de Mayores Servicios Sociales (IMSERSO), aseguran que la adjudicación del programa se producirá en septiembre, pero reconocen que podría haber "algún retraso" en su inicio. El argumento es que se trata de un "proceso administrativo complejo" que se tuvo que iniciar después de año y medio de pandemia sin viajes --con el Estado de Alarma se suspendió el denominado Programa de Turismo Social-- y tras el recurso de los hoteleros este verano, que paralizó temporalmente el proceso durante 12 días.

El concurso


El supercontrato del Imserso tiene un valor estimado de 739,45 millones de euros (sin IVA) para tres temporadas, de los cuales el Imserso asume el 23,8%, mientras que el resto lo pagan los usuarios. Así, el presupuesto de este año de este organismo público será de 66,7 millones de euros, en línea de años anteriores.

Turistas del Imserso juegan a cartas en un hotel de Lloret.

/ ARCHIVO / DAVID BORRAT / CLICK ART FOTO

Los contratos que salen a concurso son tres: turismo de costa peninsular (lote 1), turismo de costa insular (lote 2) y turismo interior y procedente de otros países de Europa (lote 3). A las clásicas participantes, Mundiplan (unión de Iberia, Alsa e IAG7) y Avoris y Halcón Viajes (las agencias de viajes de Barceló y Globalia), empresas que suelen repartirse todos los años los paquetes, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que advirtió hace dos años de la baja competencia, este año se une Traveltino (Logitravel y Viajes El Corte Inglés, recientemente fusionadas)

El precedente


En 2019-2020, las adjudicaciones a las empresas se realizaron a finales de agosto, de forma que las compañías tuvieron tres semanas para recurrir la decisión del Gobierno y preparar la logística del programa de los viajes, pero este año todavía no se han producido, por lo que el proceso lleva un mes de retraso. Entonces, la venta de las plazas se realizó del 15 de septiembre al 15 de octubre. Y a mediados de octubre se pusieron en marcha los viajes. Desde el ministerio que comanda Ione Belarra señalan que no se tienen que cumplir los mismos plazos que en la temporada anterior y explican que, por ejemplo, el periodo de comercialización de estas vacaciones no tiene que ser de tres semanas, sino que se resuelve en dos días. “El Imserso cita un día a los usuarios prioritarios, y al día siguiente acuden los no prioritarios. Con las plazas que sobren, las agencias (de viajes) siguen comercializando”, precisan desde el ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

Noticias relacionadas

El trámite


Sin embargo, una vez adjudicado el contrato las compañías podrían recurrir la decisión del Ejecutivo si no se hayan conformes, lo que sí podría poner en pausa el programa y dilatar los tiempos. Así, la temporada anterior Mundosenior recurrió, aunque el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales desestimó el recurso. Además, este año Traveltino ha presentado una incidencia porque Halcón Viajes no le ha dado respuesta a una petición para vender los viajes en un pueblo de Canarias (Arucas). “Halcón Viajes ha intentado eliminar a un competidor, negándole toda posibilidad de acceder a un medio exigido del que tiene todo dominio”, se quejó Traveltino. La incidencia ha sido admitida por la mesa de contratación que ha decidido hacer una consulta a la Comisión Nacional del Mercado y de la Competencia (CNMC). Si bien esta queja no supone la paralización de las contrataciones, que siguen su curso, tendrá que ser solventada antes de que se resuelva el concurso.