Pulso interno

Calviño enfría una subida inminente del salario mínimo

  • La vicepresidenta económica aboga por esperar a ver cómo evoluciona el empleo en la recta final del año; mientras la vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, presiona a Sánchez para acelerar ahora

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, en la Comisión Mixta para la UE en el Congreso de los Diputados

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, en la Comisión Mixta para la UE en el Congreso de los Diputados / Chema Moya (EFE)

1
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Sigue el toma y daca en el seno del Gobierno en la pugna por subir ahora o no el salario mínimo interprofesional (SMI). Si este pasado lunes la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, le pedía al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, la misma valentía con el SMI que con los indultos, este martes la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha enfriado un incremento inmediato de este suelo salarial. "La situación sigue marcada por la incertidumbre y nuestra prioridad debe ser impulsar la creación de empleo", ha declarado la titular de Economía ante los periodistas, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. 1,5 millones de trabajadores están pendientes desde enero de si sube o no el SMI.

Noticias relacionadas

Las dos almas del Gobierno libran estas semanas de una pugna por una asignatura que le quedó pendiente del año pasado: subir o no el salario mínimo interprofesional, que actualmente está en 950 euros (en 14 pagas). "Todo el Gobierno está comprometido con la subida del salario mínimo interprofesional", ha declarado Calviño este martes. A lo que a continuación ha añadido: "Vamos a ver como evoluciona el empleo durante esta segunda parte del año y espero que cuanto antes podamos retomar esa senda de subida del salario mínimo inteprofesional que estabamos hasta que nos golpeó la pandemia".

Desde la semana pasada, Yolanda Díaz, como líder de Unidas Podemos, despacha con Pedro Sánchez sobre esta cuestión, presionando para una subida inmediata de este indicador, que quedó congelado en enero ante la falta de acuerdo. Entoces patearon la pelota para adelante y congelaron transitoriamente su subida, a expensas de recuperar este debate más adelante. Y según Diaz ese momento es ahora, apoyada en los buenos datos de empleo de los últimos meses. Las cifras de ocupación de junio ya roza los niveles previos a la pandemia. Y, en el otro lado, figuras como las de Calviño, que aboga por compaginar "compromiso y responsabilidad", es decir, subir el salario mínimo cuando tengan la garantía que ello supondrá el menor impacto en el crecimiento del empleo.