Nacidos entre 1950 y 1975

Escrivá advierte a los 'baby boomers' que deberán asumir un recorte en su pensión

El ministro José Luis Escrivá.

El ministro José Luis Escrivá. / DAVID CASTRO

4
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Redactora jefe

Especialista en Macroeconomía, presupuestos, impuestos y pensiones.

Escribe desde Madrid

ver +
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Sin querer restar un ápice a la satisfacción que supuso este jueves la firma del primer acuerdo social en 10 años para una primera ronda en la reforma pendiente de las pensiones, patronal, sindicatos y Gobierno dejaron claro en los jardines de La Moncloa, que asumen que la próxima ronda de negociación no va a ser nada fácil. El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, se encargó de advertir un par de horas antes, en TVE, de que la generación de los 'baby boomers', los nacidos "entre los años 50 y mitad de los 70", tendrán que elegir entre asumir un recorte en su pensión o trabajar más años. Y la reflexión televisiva no gustó nada ni a los sindicatos ni a los empresarios, que acabaron viendo en ella un muy mal comienzo para la nueva ronda negociadora.

El primer acuerdo para la reforma de las pensiones fue firmado de forma solemne por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, los líderes sindicales Pepe Álvarez (UGT) y Unai Sordo (CCOO), el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y el vicepresidente de Cepyme Santiago Aparicio. El proyecto de ley será aprobado por el Consejo de Ministros del próximo martes para su posterior tramitación parlamentaria. El anteproyecto incluye un artículo único (con 17 apartados), dos disposiciones adicionales, una derogatoria y una final, con la previsible entrada en vigor el 1 de enero de 2022. El anteproyecto garantiza la revalorización de las pensiones con el IPC y busca aproximar la edad real de jubilación a la legal, por la vía de estimular el alargamiento de la permanencia en el puesto de trabajo de los más mayores y de penalizar ciertas prejubilaciones.

Pero en el ambiente soleado de La Moncloa ya flotaba la tensión por las declaraciones previas del ministro Escrivá en TVE, donde explicó que los 'baby boomers' son una generación "más ancha" que las precedentes y que para asegurar que todos cobran su pensión deberán asumir "algo del esfuerzo que hay que hacer de moderación del gasto en pensiones durante un periodo concreto de tiempo". Para ello planteó una disyuntiva: "un pequeño ajuste en su pensión, que sería muy moderado", o "alternativamente podrían trabajar un poco más", según explicó.Mecanismo de equidad generacional

El ministro se estaba refiriendo a la negociación del nuevo "mecanismo de equidad intergeneracional" que se debe pactar antes del 15 de noviembre para sustituir al ya derogado factor de sostenibilidad, que aprobó en su día el Gobierno del PP para reducir la cuantía de la pensión a medida que aumentara la esperanza de vida y que nunca llegó a aplicarse. Según lo acordado con los agentes sociales, si antes de mediados de noviembre no se alcanza un acuerdo, el Gobierno podrá legislar por su cuenta. Ese acuerdo, que forma parte del pacto firmado este jueves en la Moncloa, ya era augurio de próximas tensiones. Las declaraciones del ministro en televisión acabaron por hacerlas estallar este mismo jueves.

"No hay ninguna propuesta sobre el factor de equidad intergeneracional encima de la mesa", reaccionó el secretario general de CCOO, Unai Sordo. "Cualquier especulación sobre el respecto responderá a la idea de quien la hace. Y desde luego, estos mensajes presagian una negociación aún más compleja de lo que se prevé", publicó en su cuenta de tuiter. En declaraciones del líder sindical a los medios, el nuevo mecanismo debe permitir "mantener pensiones suficientes para las generaciones del 'baby boom', que nos jubilaremos pronto" y también -añadió- "para los que hoy tienen 40 años o menos".

"Ante la confusión generada por las desafortunadas declaraciones realizadas por el ministro Escrivá en relación con los ajustes de la pensión de la generación del 'baby boom', el mismo día en que se producía la firma del acuerdo relativo a la primera parte de la reforma de las pensiones, CEOE y Cepyme quieren aclarar que dicha pretensión no forma parte del acuerdo alcanzado ni se comparte", expresaron las patronales en un comunicado emitido por la tarde. "La definición del nuevo factor de sostenibilidad, en sustitución del actual, que ha quedado supeditada a una futura negociación, debe sustentarse en la equidad y la solidaridad intergeneracional evitando, en todo caso, que recaiga solo sobre algunas generaciones la sostenibilidad del sistema", añadieron CEOE y Cepyme en su comunicado.  

Noticias relacionadas

"Pese a la complejidad de las nuevas negociaciones que vienen", el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, expresó en los jardines de La Moncloa la voluntad del Ejecutivo se "seguir trabajando con los agentes sociales" en los próximos meses para cumplir las recomendaciones parlamentarias del Pacto de Toledo sobre la reforma del sistema público de pensiones.