Resultados primer trimestre

Endesa reduce un 41% su beneficio pero mantiene sus previsiones

La compañía ha reducido sus ventas un 3% por el impacto del covid y la competencia

José Bogas, consejero delegado de Endesa.

José Bogas, consejero delegado de Endesa. / David Castro

Se lee en minutos

Endesa ha registrado un beneficio neto de 491 millones de euros en el primer trimestre de 2021, un 41% menos que el año anterior cuando disparó sus resultados hasta los 831 millones de euros. La compañía justifica esta caída por el impacto del coronavirus --la pandemia se inicio en la segunda quincena de marzo de 2020-- y por la volatilidad de los precios en el mercado mayorista de la electricidad (denominado 'pool') por el impacto de la tormenta Filomena y la subida del precio de los derechos de emisión de CO2 y las materias primas, así como "las condiciones competitivas en comercialización".

"El primer trimestre es excepcional por varios motivos y Endesa considera que el resto de 2021 no será tan extraordinario", han expuesto fuentes de la compañía. En este sentido, y a pesar del mal resultado cosechado, la energética propiedad de la italiana Enel confirma sus objetivos financieros para 2021, anunciados en noviembre pasado, de 4.000 millones de ebitda y 1.700M de beneficio neto.

En cuanto al resultado bruto de explotación (ebitda), Endesa obtiene 1.019 millones lo que supone un descenso del 31%, que se queda en el 9% en términos comparables excluidos extraordinarios registrados en 2020. La empresa logra con esos 1.019 millones mantenerse en línea con los objetivos comunicados previamente al mercado para el conjunto de 2021. Además, la empresa ha reiterado al mercado su compromiso con la senda de descarbonización, logrando elevar al 91% el porcentaje de generación en la España peninsular exenta de emisiones de efecto invernadero. Esto supone superar el 89% fijado para el año 2023 y compara con el 79% del mismo trimestre de 2020. La mayor producción de fuentes renovables, fundamentalmente eólica, explica, según Endesa, la consecución de este hito. 

Inmersa en su despliegue renovable, ha elevado su cartera total de proyectos renovables hasta los 44.400 megavatios -desde 41.800 megavatios a cierre de 2020- y de ellos, 6.500 megavatios cuentan con derecho de acceso y conexión a red. Endesa tiene en ejecución 2.300 megavatios de nueva potencia renovable, lo que da seguridad respecto al objetivo de conectar 700 megavatios en 2021. Adicionalmente, en el primer trimestre, adquirió 519 megavatios fotovoltaicos en Huelva por un importe, incluido el coste de construcción, de 350 millones de euros. Además, se han diferenciado por primera vez los proyectos de baterías, que suman 6.000 megavatios en términos brutos, de los que 400 megavatios están en un avanzado estado de madurez.   

La compañía ha desarrollado inversiones de 283 millones en el trimestre para impulsar su estrategia de descarbonización y electrificación, un 4,4% más que en el mismo periodo de 2020.

Noticias relacionadas

Caída de las ventas

En cuanto a la evolución del mercado de comercialización de electricidad, las ventas caen un 3% en comparación con el primer trimestre de 2020 debido, según la compañía, al impacto del covid. Para hacer frente a esta caída, la compañía ha puesto en marcha además diversas iniciativas comerciales, basadas en las ventajas que le aporta la digitalización de su operativa, para hacer frente a la fuerte competencia en el mercado liberalizado de electricidad. El mercado libre permite a las compañías llegar a acuerdos de precios con sus clientes, obteniendo, así, un mayor margen; mientras que el mercado regulado está sujeto al precio mayorista de la electricidad.