Cierre industrial

La primera jornada de huelga indefinida de las subcontratas de Nissan lastra sus producciones

Fabrica Nissan en la Zona Franca.

Fabrica Nissan en la Zona Franca.

Se lee en minutos

La huelga indefinida de ocho subcontratas de Nissan que ha arrancado este lunes ha lastrado las producciones de la firma automovilística durante la primera jornada de protestas. Las plantillas de Segula, Comsa, Carretillas Mayor, Aubay, Servi Securitas, Bartic Clan, Altran y Snop han reactivado sus movilizaciones después de las fallidas mediaciones para tratar de reconducir el conflicto laboral. Este tiene su origen en la demanda de los trabajadores para cerrar unas condiciones de salida ante el pronto cierre, fechado para el 31 de diciembre el 2021, de las factorías catalanas de Nissan. Los huelguistas han acusado (y denunciado ante Inspección de Trabajo) a Nissan y las direcciones de las subcontratas de promover el esquirolaje. Y Nissan ha manifestado que la "inestabilidad" derivada de las protestas puede dificultar la búsqueda de una proyecto industrial que le sustituya.  

El cierre de las factorías de Nissan no está siendo un proceso precisamente pacífico. A las movilizaciones de los 2.545 trabajadores de la empresa principal durante el verano del año pasado le han seguido las de parte de las subcontratas que dependen de las factorías niponas. Pues para estas trabajan 17.500 personas, distribuidas en diferentes proveedores y externalizadas. Ocho de estas han iniciado este lunes una huelga indefinida, con la intención de presionar de manera coordinada a sus empresas y a Nissan para garantizarles unas indemnizaciones acordes a sus exigencias y un posible futuro en el proyecto de reindustrialización.

Hasta ahora las pagas compensatorias de los trabajadores que han ido acordando sus salidas, a veces con protestas, otras de manera pacífica, han rondado entre los 40 y los 50 días por año trabajado. Y las ocho subcontratas actualmente en pie de guerra no aspiran a menos. Para ello se han declarado en paro indefinido, que ya ha tenido las primeras afectaciones este lunes y que pone en jaque las producciones del gigante nipón si se prolonga en el tiempo.

Los huelguistas han presentado denuncia ante Inspección de Trabajo por una presunta sustitución ilegal de trabajadores, concretamente los que realizan las tareas de Bartic Clan, encargada de la descarga, gestión y puesta a disposición de los neumáticos para montar los vehículos. "La Inspección ha actuado conforme el reglamento", afirman fuentes del organismo al ser preguntadas sobre las actuaciones y el veredicto de las mismas.

Nissan advierte de la "inestabilidad" para la reindustrialización

Noticias relacionadas

Fuentes consultadas de Nissan han reconocido una afectación sobre los ritmos de producción registrados este lunes, aunque niegan que las líneas hayan parado. Desde la dirección le devuelven la presión a los huelguistas con el mensaje de que sus protestas pueden dificultar que un inversor apueste por asentar su proyecto en una factoría con problemas laborales. "La huelga que hoy se inicia genera una situación de inestabilidad que puede tener consecuencias de cara al proyecto de reindustrialización y posibles inversores", afirman esas mismas fuentes.

Este próximo martes 4 de mayo está prevista una nueva reunión de la comisión de reindustrialización formada entre Nissan, el Ministerio de Industria, la 'conselleria' de Empresa y los sindicatos para avanzar en la búsqueda y elección de un futuro recambio para los terrenos de Zona Franca. El proceso va demasiado lento para los intereses sindicales y carece de ofertas industriales que consigan dar empleo a todo el que destruirá Nissan con su cierre.

Temas

Empleo Huelgas