Informe del CTESC

Patronales y sindicatos llaman a invertir los fondos europeos en mejorar la productividad

  • Un informe del CTESC aboga por construir más parque público de viviendas, hasta alcanzar los niveles medios de la UE

Pere Aragonès.

Pere Aragonès. / Toni Albir

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El candidato de ERC a presidir la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonès, ha apretado por la vía de los fondos europeos a su pretendido futuro socio, JxCat, para cerrar cuanto antes un acuerdo de Govern. "Para exigir al Estado de que el máximo de fondos europeos vengan a Catalunya y destinar dichos fondos donde tenga más capacidad transformadora, hace falta una política fiscal expansiva" y "la provisionalidad no es la mejor manera de encarar retos como estos", ha declarado Aragonès en un acto del Consell de Treball, Econòmic i Social de Catalunya (CTESC). El líder republicano ha inaugurado un acto organizado por este organismo de concertación, en el que el CTESC ha presentado un informe sobre la potencialidad de los fondos Next Generation EU para Catalunya.

Las patronales y los sindicatos más representativos en Catalunya instan a la Administración a que utilice los fondos europeos para priorizar aquellas inversiones que busquen mejorar la productividad de las empresas. Esta es la principal conclusión de un informe presentado este martes por el Consell de Treball, Econòmic i Social de Catalunya (CTESC); un organismo participado por los agentes sociales más representativos. En su documento, los autores también abogan por construir más parque público de viviendas, hasta alcanzar los niveles medios de la Unión Europea (UE).

La productividad española es uno de los déficits históricos que arrastra la economía española, habitualmente más por debajo que por encima de los estándares europeos. Este indicaro mide, a grandes rasgos, la producción en PIB generada en un país por el número de trabajadores que la generan. Si una mayor proporción del PIB la producen menos trabajadores, la productividad de estos sube. Y si las empresas necesitan más manos para producir lo mismo, esta baja. Según los últimos indicadores disponibles de Eurostat, si un trabajador europeo producía de media en una hora el equivalente a 100 puntos, un español producía 95. Los trabajadores noruegos (152) y daneses (138) son los campeones de la productividad en Europa. 

Este indicador viene históricamente marcado por la elasticidad del modelo laboral español ante las crisis. En España cuando el PIB cae, las empresas destruyen mucha ocupación y cuando la economía rebota, vuelven a contratar a mucha gente. Lo que provoca un comportamiento paralelo de la productividad, pues en épocas recesivas sube (porque hay más gente haciendo el mismo trabajo) y en épocas de crecimiento baja (porque se contrata a más gente y no se aumenta la productividad en consonancia).

Esa reacción a corto plazo que lastra desde hace décadas a la economía catalana y española es una de las prioridades a combatir con los fondos Next Generatio EU, según han señalado los agentes sociales. Para ello han identificado varios campos estratégicos donde invertir. En la industria abogan por volcar más recursos en maquinaria, transporte y reparación de infraestructuras. En los servicios, una mayor inversión en actividades científicas y de R+D+I. Y en la construcción, los agentes sociales instan a reforzar la sostenibilidad de las infraestructuras y los edificios. 

Noticias relacionadas

Mejorar la calidad del empleo

Los fondos europeos pueden ser una oportunidad para reducir las elevadas tasas de paro que arrastra Catalunya y España históricamente, así como una ventana para mejorar la calidad del empleo creado; según lo ven los integrantes del CTESC. En las conclusiones del informe presentado este martes, los agentes sociales instan a la Administración (ya sea el Gobierno, el Govern o los municipios) a vincular los proyectos de inversión con las políticas activas de empleo, focalizando en los colectivos con mayores dificultades para la empleabilidad (jóvenes, mujeres, sénior e inmigrantes).