Por la venta a supermercados

Mahou logró beneficios en pleno año de pandemia

La cervecera ganó 2,3 millones de euros, el 98% menos que en el 2019, como consecuencia del cierre de la hostelería

La multinacional familiar destinó 200 millones de euros a medidas de apoyo financiero para sus clientes

Alberto Rodríguez-Toquero, director general de Mahou.

Alberto Rodríguez-Toquero, director general de Mahou.

Se lee en minutos

Mahou logró beneficios el año pasado pese a la pandemia. Según los datos anunciados este jueves por el director general de la compañía cervecera, Alberto Rodríguez-Toquero, la firma alcanzó un beneficio en el 2020 de 2,3 millones de euros, el 98% menos que en el 2019, con una facturación que se redujo el 10,5% hasta los 1.252,8 millones de euros. El balance económico, sin ser bueno, fue mejor de lo esperado en una coyuntura marcada por el cierre de la hostelería en España y en gran parte a nivel mundial.

Las ventas de cerveza cayeron el 6,8% y la del agua embotellada, el 12,5%. La firma destinó unos 200 millones de euros a medidas de apoyo a bares, restaurante y hoteles, en el marco de una estrategia para minimizar el colapso financiero de sus principales clientes. Mientras el canal de la hostelería supuso el 55% de la actividad en el 2019, en el 2020 ese porcentaje bajó del 40%, por lo que la venta a supermercados compensó en parte la facturación perdida. Las ventas a la hostelería cayeron el 31,7%, mientras que las destinadas al canal de alimentación crecieron el 8,6%. "El negocio de la hostelería se va a resentir, pero la capacidad de reinvención del sector es muy elevada y sorprendente. No va a ser fácil, pero si hay ayudas la recuperación llegará", opinó el máximo responsable ejecutivo de esta empresa familiar. La otra pata que asienta la estrategia de la compañía es la actividad internacional, que ya mantuvo la actividad, especialmente a través de la marca San Miguel y en el Reino Unido. En cualquier caso, Rodríguez-Toquero reconoció que "hacer previsiones es más complicado que nunca" en un contexto dependiente de la extensión de la vacuna y de aperturas de establecimientos todavía difícil de prever. El 22% de las ventas del grupo Mahou se hacen en el extranjero.

Noticias relacionadas

Compañía familiar 100% española, Mahou tiene una cuota de producción de más del 32% del mercado cervecero español. Dispone de 10 centros de elaboración de cerveza –ocho en España y dos en EEUU–, cuatro manantiales de agua con sus plantas de envasado y un equipo de más 4.000 profesionales. Cuenta con más de 130 años de historia, que comienzan con el nacimiento de Mahou en 1890. Desde entonces, la empresa no ha parado de crecer. En el año 2000, Mahou adquirió San Miguel. En 2004, incorpora la marca canaria Reina y, en 2007, Cervezas Alhambra. Además, durante la última década, ha diversificado su negocio con la compra en 2011 de Solán de Cabras, y la entrada en la categoría cider con 'La Prohibida' o el lanzamiento de su primera 'hard seltzer' 'Glowy', en 2020.

Posee un amplio portafolio de cervezas nacionales donde destacan, entre otras, Mahou Cinco Estrellas, San Miguel Especial y Alhambra Reserva 1925; productos pioneros en su categoría, como San Miguel 0,0, San Miguel ECO, Mahou Barrica y marcas aptas para celiacos como San Miguel Gluten Free y Mahou Cinco Estrellas sin gluten. También tiene una amplia gama de cervezas internacionales y marcas de agua como Solán de Cabras. La internacionalización es uno de los ejes estratégicos para el desarrollo de su negocio. Produce más del 70% de la cerveza española que se consume fuera de España y está presente en más de 70 países.