Medidas por la pandemia

El Congreso aprueba las ayudas a empresas entre críticas unánimes al Gobierno

  • Calviño se abre a ampliar los sectores beneficiarios del plan pero confía en que no sea necesario hacerlo

La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, en una imagen de archivo.

La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, en una imagen de archivo. / EUROPA PRESS / R. RUBIO

2
Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

Especialista en banca, finanzas, política monetaria y mercados de capitales

Escribe desde Madrid

ver +

El Congreso ha dado este jueves la primera luz verde al plan de 11.000 millones de euros (7.000 millones en ayudas directas) en apoyos a empresas del Gobierno, pero con una crítica unánime de todos los partidos de la oposición tanto al contenido de las medidas como a la elaboración y gestión que de las mismas ha hecho la vicepresidenta Nadia Calviño. Incluso el socio minoritario de la coalición del Ejecutivo, Unidas Podemos, ha lanzado pullas a la ministra de Economía y ha defendido que la norma es mejorable

El Real Decreto ha llegado a la cámara entre presiones de los grupos parlamentarios al Gobierno para que amplíe los 95 sectores económicos que podrán recibir las ayudas directas, así como para que permita que el dinero llegue también a compañías que registraron pérdidas en 2019, entre otros cambios. La norma se va a tramitar como proyecto de ley, con lo que habrá que ver qué cambios pactan los grupos en las próximas semanas en el trámite de enmiendas al texto.

Calviño, en este sentido, se ha mostrado dispuesta a incluir más actividades económicas beneficiarias, pero de forma bastante renuente. "Cuentan con nuestra disposición a valorar la ampliación del listado de sectores que en el futuro puedan cumplir con los requisitos establecidos (más de 10% de trabajadores en erte y no haber reincorporado al 75% de los empleados que estaban en erte en los máximos del pasado abril), aunque por supuesto lo que esperamos es que la evolución económica haga que cada vez haya menos sectores y empresas que cumplan estos requisitos", ha asegurado.

La newsletter del director

Recibe en tu correo el análisis de la jornada de la mano del director de elPeriódico.com, Albert Sáez.

Suscríbete

El proyecto ha salido adelante gracias a los votos a favor de PSOE, Unidas Podemos, ERC, Compromís, Nueva Canarias, Coalición Canaria, Teruel Existe y el Partido Regionalista de Cantabria y las abstenciones de PP, PNV, Ciudadanos, EH-Bildu, CUP, UPN y Foro Asturias, con Junts y Vox posicionándose en contra. "Votaremos que sí solo por responsabilidad para la economía real de pymes y autónomos. Pero merece un no por malo, torpe, ramplón y nada dialogado", ha advertido Joan Capdevila, portavoz económico de ERC, acertando a resumir el sentimiento generalizado de la cámara.

Noticias relacionadas

Todos los partidos han criticado al Gobierno por su demora en aprobar las ayudas directas con meses de retraso frente a otros países comunitarios. "No ha sido fácil llegar hasta aquí, se ha reproducido el intenso debate de siempre en el seno del Gobierno, de un lado los que desean volver cuanto antes a la mal llamada austeridad, del otro lado los cabezones que decimos que la austeridad no fue solo cruel con los más débiles, sino que es una receta económica fracasada", ha lanzado Pablo Echenique, portavoz de Unidas Podemos, en clara referencia a Calviño.

Los grupos también han criticado que los límites y requisitos fijados por el Ejecutivo van a restringir enormemente el número de empresas beneficiarias (solo una de cada 12, según Ciudadanos), que los 7.000 millones pueden ser insuficientes (algo ya advertido por el Banco de España), y que no se haya dialogado con las comunidades autónomas que van a vehicular las ayudas directas ni se les haya permitido ajustarlas los criterios de reparto a las necesidades del tejido productivo de su región.