La situación puede durar semanas

El bloqueo del canal de Suez amenaza el comercio internacional

El reflote del 'Ever Given', de 400 metros de eslora y 16 metros de calado, podría prolongarse durante varias semanas

El mercado de Asia y Oceanía fue el mayor destino de mercancías del puerto de Barcelona en el 2020, con un 48,5% del total

Trabajos para reflotar al Ever Given, encallado en el canal de Suez.

Trabajos para reflotar al Ever Given, encallado en el canal de Suez. / AFP

Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El bloqueo del tráfico marítimo del canal de Suez tras el accidente del buque 'Ever Given' (de la firma Evergreen) amenaza a la economía mundial. Los equipos que trabajan para desencallar la nave han apuntado que "puede llevar semanas" desbloquear el carguero. De prolongarse varias semanas la paralización del tráfico marítimo de la principal vía de comercio de Europa con Asia y Oceanía, los mercados registrarán consecuencias en forma de posibles alzas de precios e incumplimiento de plazos de entrega de productos. Fuentes del puerto de Barcelona no quisieron calcular este jueves la afectación del bloqueo, dado que los buques tardan entre ocho y 10 días en llegar al puerto de Barcelona, pero el impacto es evidente. Esos 8 o 10 días son los necesarios también para un cambio de ruta, rodear África y llegar al puerto de Cartagena, por ejemplo. Fuentes de es este puerto reconocieron este viernes ya afectaciones, ya que el buque que iba inmediatamente tras el accidentado iba con destino a Cartagena con llegada prevista inicial este sábado. Fuentes del puerto de Valencia reconocieron también hoy que de mantenerse durante 15 días el bloqueo "se produciría un desastre por el retraso en el aprovisionamiento de combustible, por ejemplo".

Antes de la pandemia, el eje comercial entre Asia y Europa movía cada año más de 23 millones de contenedores y es fundamental para Europa. Y China era (y es) el principal mercado del puerto de Barcelona. Antes de los altibajos pandémicos era el origen del 42% de las importaciones y el destino del 10% de las exportaciones. El año pasado, esa dependencia asiática y del canal de Suez aumentó. El mercado de Asia y Oceanía fue el mayor destino de mercancías del puerto de Barcelona en el 2020, con un 48,5% del total de las exportaciones. China es el país al que más contenedores se enviaron en el 2020 (43%) desde el puerto de Barcelona y del que más contenedores se recibieron (16,5%). Las exportaciones a China crecieron en enero y febrero el 58%. Durante los meses de enero y febrero, el tráfico de contenedores experimentó un incremento del 18% respecto de los datos de un año antes, pero el accidente del 'Ever Given' podría trastocar el balance del segundo trimestre.

Reducción de lastre 

Según la empresa holandesa Smit Salvage encargada de la carga del 'Ever Given', que tiene bandera panameña, la operación de reflote podría conllevar "días o incluso semanas". Se calcula que por lo menos un par de centenares de grandes buques están anclados a ambos lados del canal de Suez a la espera de que se restablezca el tráfico marítimo. Pero el 'Ever Given' es un buque de unos 400 metros de eslora y 59 metros de manga y la operación de reflote es compleja. Un gigante embarrancado literalmente y atravesado en el canal para el que los técnicos japoneses de la firma Nippon Salvage buscan una solución que no agrave la situación o pueda dañar el casco del buque. La primera opción es reducir el peso muerto del buque reduciendo combustible, eliminando lastre de flotabilidad y traspasando contenedores a otros buques mediante helicópteros.

Precios del petróleo, suministros tecnológicos o materias primas para todos los sectores podrían verse afectados en sus precios en las próximas semanas. Shoei Kisen Kaisha, propietaria del buque portacontenedores, reconoció que la operación es "sumamente difícil". Fuentes de la naviera Maersk reconocieron a EL PERIÓDICO que "mientras continúan los esfuerzos para desalojar el barco Evergreen del Canal de Suez, cerca de doscientos barcos están atrapados en el tráfico en ambas direcciones de esta arteria comercial global, que transporta alrededor del 12% del comercio mundial. Hasta ahora, nueve buques portacontenedores de Maersk y dos buques asociados están anclados en el área esperando que se reabra el pasaje". Según esta multinacional, "el impacto en la cadena de suministro global como resultado del bloqueo de los barcos en el canal de Suez depende de cuánto tiempo permanezca intransitable la ruta. Seguimos de cerca las operaciones de reflotamiento y actualmente estamos buscando todas las alternativas posibles".

Noticias relacionadas

El 'Ever Given', que pesa en torno a 220.000 toneladas, se dirigía a Rotterdam desde el puerto chino de Yantian cuando encalló durante la noche de martes a miércoles en el canal, no lejos de la ciudad de Suez. El tamaño del barco, tan largo como cuatro campos de fútbol y de un calado de 16 metros (profundidad necesaria para flotar), complican la situación. Es un buque moderno, botado en el 2018, por lo que mantiene una estructura sólida y en principio no se prevén vías de agua. Según Bernhard Schulte Shipmanagement (BSM), la empresa con sede en Singapur que proporciona la gestión técnica del barco, los 25 miembros de la tripulación están sanos y salvos y no se ha producido ningún tipo de emisión contaminante. Los 20.000 contenedores (TEU) están en el buque, aunque no se descarta que deban ser trasladados a otras naves para ganar flotabilidad. Los expertos citan los fuertes vientos como una de las causas del incidente. Inaugurado en 1869, el canal de Suez ha pasado desde entonces por varias fases de expansión y modernización para apoyar los cambios en el comercio marítimo. Su uso por parte de los buques reduce drásticamente las distancias: 6.000 kilómetros entre Singapur y Rotterdam, por ejemplo.