Mejora de los indicadores

El tráfico de contenedores creció el 18% en el puerto de Barcelona en enero y febrero

El transporte de vehículos y personas sigue todavía muy afectado por las restricciones de movilidad y la pandemia

Buque de Trasmediterránea entrando en el puerto de Barcelona.

Buque de Trasmediterránea entrando en el puerto de Barcelona.

Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El tráfico de contenedores creció el 18% en el puerto de Barcelona en los dos primeros meses del año. Este dato confirma la tendencia iniciada a finales del 2020 y es un indicador claro de que el impacto de la crisis pandémica empieza a sortearse. El tráfico total de mercancías en el puerto de Barcelona sumó 10,5 millones de toneladas entre enero y febrero, con un incremento del 3,4%.

 

La actividad parece registrar en el puerto de Barcelona mayor animación. La estampa de los buques ante la bocana y el creciente ajetreo en los muelles se ha constatado en los datos dados a conocer este miércoles por Port de Barcelona. Durante los meses de enero y febrero, el tráfico de contenedores experimentó un incremento del 18% que sitúa el movimiento de contenedores en 595.073 TEU en los dos primeros meses del año. Este significativo incremento se debió tanto al buen comportamiento de los contenedores de origen y destino como a los tránsitos. Así, en el caso de los contenedores de exportación e importación se registró una evolución al alza del 9,3%, sumando 333.081 TEU. Los contenedores de transbordo, por su parte, se incrementaron un 30,8%, hasta los 261.993 TEU.

 

Por países, la dirección de Port de Barcelona destacó el "dinamismo" de las exportaciones a los Emiratos Árabes y en China, que crecieron un 77% y un 58%, respectivamente. India, con un incremento del 34%, y Marruecos, con un aumento del 23%, son otros de los mercados más activos en estos intercambios. En cuanto al tráfico total de mercancías, entre los meses de enero y febrero han pasado por el puerto de Barcelona un total de 10,5 millones de toneladas, superando en un 3,4% los datos de los dos primeros meses de 2020. También registró una mejora el tráfico marítimo de corta distancia, con un movimiento de cerca de 5 millones de toneladas de mercancías, lo que supone un incremento del 1,8% respecto a los meses de enero y febrero de 2020.

 

Otros segmentos de tráfico, como es el caso de las mercancías a granel, se van recuperando poco a poco, aunque todavía no muestran un comportamiento positivo. Así, en el caso de los líquidos a granel en los dos primeros meses del año se registra un movimiento de 1,8 millones de toneladas (-23,3%). En cuanto a los sólidos a granel, el movimiento total suma 661.828 toneladas (-9,3%).

 

Noticias relacionadas

Vehículos y pasaje, los más perjudicados

Aunque los datos positivos de algunos tráficos, en este inicio de año se mantiene la tendencia negativa de los dos sectores que en 2020 ya fueron los más afectados por la pandemia: vehículos y pasaje. En el caso de los vehículos, la caída hasta el mes de febrero es del 26,4%, con un movimiento de 81.041 unidades. A pesar del descenso, las caídas son mucho menos pronunciadas que durante buena parte del año 2021. El cabotaje es el segmento más perjudicado en este tráfico, pero en el caso de las importaciones y exportaciones, la caída se va suavizando y se sitúa ya en un 21,4%. En cuanto al pasaje, el descenso ha sido de un 82,1% (50.020 pasajeros), con especial incidencia en el tráfico de cruceros, que sigue siendo inexistente, afectado todavía por las restricciones sanitarias. En el caso de los ferris, el descenso es del 55%.