Según la Seguridad Social

2 de cada 3 autónomos pagarán menos con el nuevo sistema de cotización por ingresos

  • El 46% de los trabajadores por cuenta propia declaran unos ingresos por debajo del actual salario mínimo, fijado en 950 euros mensuales

  • Escrivá plantea un sistema de 13 tramos móviles para que cada trabajador por cuenta propia pague una cuota en función de lo que gane

 Pleno del Congreso , en la imagen el ministro de Inclusión , Seguridad Social y Migraciones José Luis Escrivá.

 Pleno del Congreso , en la imagen el ministro de Inclusión , Seguridad Social y Migraciones José Luis Escrivá. / David Castro

Se lee en minutos

El ministerio de Inclusión y Seguridad Social plantea un abanico de 13 tramos para que los trabajadores autónomos encuadren su base de cotización y paguen en función de cuáles sean sus ingresos a final de año. Este es el último esquema que ha trasladado el departamento de José Luís Escrivá a las organizaciones más representativas de autónomos, en el proceso de negociación para implantar a partir de 2022 un nuevo paradigma tributario entre los trabajadores por cuenta propia. Un esquema que pretende hacer pagar más a quien más gane y menos a quien menos, como los 1,4 millones de autónomos que ingresan por debajo del salario mínimo, el 46,6% del total. Según los cálculos preliminares del Ministerio, dos de cada tres autónomos pagarían menos con el nuevo sistema de lo que pagan actualmente.

Las negociaciones para transitar hacia el nuevo modelo están en marcha y el objetivo es que este entre en vigor a partir del 1 de enero del 2022. Hasta ahora los autónomos pagaban según la base de cotización que ellos escogían, indiferentemente de los ingresos que tuvieran. Actualmente, de los 3 millones de autónomos analizados por la Seguridad Social para transitar al nuevo modelo de cotización en función de ingresos, 1,7 millones cotizan por la base mínima. Eso explica, entre otros, las grandes diferencias en cuestión de pensiones, cobertura en caso de cese de actividad o bajas por enfermedad, entre otros. 

La definición del nuevo sistema de cotización en función de ingresos va cogiendo forma y el último análisis de situación elaborado por los técnicos de Seguridad Social, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, ya recoge a la totalidad de los afiliados al RETA. Es decir, el universo que tiene en cuenta contempla tanto a los autónomos personas físicas como a los autónomos societarios, unos 3 millones de personas. El anterior análisis de Seguridad Social, mediante el cruce de datos con la Agencia Tributaria, únicamente contemplaba a los autónomos que cotizaban por rendimientos de actividad; lo que excluía a 1 millón de personas.  

13 tramos móviles 

El modelo definido por el equipo de Escrivá, y que puede estar sujeto a cambios durante el proceso de negociación, contempla una transición acompasada. Los autónomos elegirán uno de los 13 tramos de ingresos de manera provisional, en función de la estimación que hagan los propios trabajadores. Cada trimestre podrán cambiar su base de cotización provisional, según cómo vean que evoluciona su negocio. Si ven que va a menos, podrán pasar a pagar menos y si les va mejor, podrán decidir aumentar su contribución. 

A final de año, concretamente durante el mes de noviembre, la Tesorería General de la Seguridad Social remitirá un informe de los rendimientos recogidos de cada uno de ese universo de 3 millones de autónomos. Los cruzará con la Agencia Tributaria, para verificar que la base de cotización que los autónomos han elegido se corresponde con los ingresos que finalmente han tenido. Si ambos datos casan, el autónomo no deberá pagar ni recibir nada de vuelta. Si finalmente el negocio ha ido mejor de lo esperado, deberá pagar la diferencia entre el tramo de cotización que ha elegido y el que le correspondería por lo que finalmente ha rendido. Y si es al revés, la Seguridad Social le devolverá lo cotizado de más. 

¿Pagarán más los autónomos?

Las negociaciones sobre el nuevo modelo de cotización en función de ingresos reales, una tarea pendiente de la anterior legislatura y que viene avalado por los consensos de la comisión del Pacto de Toledo, ha estado marcado por el ruido. El fantasma de que una mayoría de autónomos deberá pagar más cada mes de cuota preocupa entre el colectivo. Organizaciones como ATA no se oponen a la medida, pero han mostrado sus reticencias en el pasado. Otras, como UPTA, apuestan claramente por la misma.

Te puede interesar

No obstante, y a falta de definir el trazo concreto de esos 13 tramos de ingresos, los datos cruzados de los que dispone la Seguridad Social revelan la alta proporción de trabajadores por cuenta propia con bajos ingresos. Casi la mitad tiene rendimientos por debajo del salario mínimo. "Aproximadamente dos de cada tres los autónomos con esta reforma verían reducida su cotización porque tienen ingresos inferiores a la base mínima", afirman desde el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social.

El rendimiento medio de 2,98 millones de autónomos, que refleja el cruce de datos entre la Agencia Tributaria y la Seguridad Social, es de 23.140 euros anuales. Una parte importante del colectivo, unos 498.090 trabajadores por cuenta propia, pagan actualmente la tarifa plana. Queda pendiente de definir qué ocurrirá con esta bonificación y si desaparecerá o no y, si lo hace, si habrá un periodo de adaptación para aquellos que todavía tienen derecho a ella. En ese sentido, tres de cada cuatro actuales beneficiarios de la tarifa plana tienen rendimientos por debajo del salario mínimo.