Siguen algunas limitaciones

Amenaza de revuelta comercial por la "insuficiente" apertura parcial anunciada

Algunas grandes superficies mantienen la actividad en el 100% pese a la limitación de 400 metros cuadrados

Interior del Mediamarkt de la calle de Fontanella. 

Interior del Mediamarkt de la calle de Fontanella. 

Se lee en minutos

El sector comercial consideró este viernes "insuficientes" las medidas de flexibilización comercial anunciadas por el Govern a partir del lunes. Los establecimientos de los centros comerciales podrán abrir otra vez entre lunes y viernes pero no tendrán compensación por los seis meses sin actividad y las pérdidas de ingresos calculadas en unos 12.000 mensuales de media por establecimiento durante el cierre. En el caso de las grandes superficies, el anuncio volvió a defraudar al mantenerse las limitaciones de aforo y superficie. El espacio de venta no podrá superar los 400 metros cuadrados y con un 30% de aforo. Muchas de estas grandes superficies mantendrán cintas de limitación de acceso pero seguirán vendiendo cualquier producto a la venta en el 100% del establecimiento. No se descarta una verdadera "revuelta de las grandes superficies" y el incumplimiento de las limitaciones ante una normativa que el sector considera "arbitraria al no sustentarse en evidencias sanitarias". Las palabras más repetidas son "impotencia", "indignación" y "desesperación".

Te puede interesar

El presidente de la asociación catalana de la empresa familiar del 'retail' Comertia, David Sánchez, consideró positiva pero "insuficiente" la relajación de algunas de las restricciones decretadas por la Generalitat. La prohibición de abrir los sábados es el elemento más polémico en su opinión, ya que es el día comercial más rentable. "Si tenemos un día menos para ir a comprar, los consumidores se concentrarán más el resto de los días", ha opinado Sánchez. Además, ve inexplicable que se abran los centro comerciales, pero no los establecimientos de restauración que hay en ellos, lo que prolonga una semana más los "ingresos cero" para estos negocios.

Responsables de las grandes cadenas sienten que Catalunya se ha convertido en "territorio hostil para el comercio" al establecerse limitaciones por tamaño o ubicación poco justificables y sin precedentes a nivel europeo. Grandes cadenas como Zara, H&M, Mediamarkt o El Corte Inglés abrieron con normalidad durante las rebajas en toda España excepto en Catalunya.