Medios de comunicación

Vivendi entra en Prisa al comprar el 7,6% en manos de HSBC

  • El grupo francés ha pagado unos 50,5 millones de euros al banco británico, que era propietario por la conversión de deuda en acciones

  • La compañía gala llega de la mano del primer accionista, el fondo Amber, enfrentado con el Santander por el control de la compañía

Logotipo de Prisa en una de sus sedes.

Logotipo de Prisa en una de sus sedes.

Se lee en minutos

El Periódico

Nuevo movimiento en la guerra accionarial por el control de Prisa. El grupo francés de medios, telecomunicaciones y entretenimiento Vivendi ha anunciado este viernes la compra al banco británico HSBC de un 7,6% de la compañía española propietaria de 'El País', la cadena 'Ser' y la editorial Santillana por unos 50,5 millones de euros. Según algunas informaciones, su aspiración es llegar al 10% y contará con un puesto en el consejo. La firma gala llega de la mano del fondo Amber Capital, principal accionista de la empresa con un 29,83% del capital y que lidera un grupo de propietarios enfrentado por el control de la misma con otro grupo encabezado por el Santander.

La operación se produce apenas unas semanas después de que Joseph Oughourlian, empresario francés de raíces armenias fundador de Amber, provocase la destitución del anterior presidente de Prisa, Javier Monzón, que había sido aupado al puesto por el banco presidido por Ana Botín y a quien el ejecutivo galo ha pasado a sustituir de forma provisional. Amber y Vivendi ya son socios en otras empresas, como el grupo galo Lagardère. Vivendi, asimismo, también tiene relación con Telefónica, propietaria del 9,4% de Prisa y alineada con Amber en los últimos tiempos.

Apoyo a la estrategia

"La estrategia de Vivendi tiene sinergias muy claras con la hoja de ruta elaborada por PRISA, que implica el desarrollo de servicios de suscripción educativa, así como contenidos de noticias y entretenimiento, y una sólida apuesta por la digitalización de sus productos y marcas. La inversión de Vivendi apoya a Prisa en sus desarrollos futuros", ha apuntado la compañía francesa en un comunicado, dejando claro su alineación con la nueva estrategia lanzada por Oughourlian.

“Prisa agradece la inversión de un accionista industrial como Vivendi, que reconoce el valor y el potencial de los activos y marcas de Prisa. La inversión de Vivendi proporciona la fuerza y la seguridad necesarias para el proyecto futuro de Prisa y la dota de un nuevo aliado importante para llevar a cabo esos planes con éxito”, ha añadido Oughourlian en un comunicado de la compañía española.

Conversión de deuda en capital

HSBC entró en el capital de Prisa en el 2011 con un 3,2% como consecuencia de la conversión en acciones de préstamos que había concedido a la firma, debido a las dificultades financieras de la compañía para devolverlos. El banco llegó a alcanzar un 14,4% de los títulos en el 2017, si bien posteriormente fue reduciendo su posición.

La entidad se ha deshecho ahora del 7,89% que le quedaba mediante una colocación acelerada (una especie de subasta) entre inversores profesionales por unos 52 millones a razón de 0,93 euros por título, el precio al que cerraron el jueves en bolsa tras subir el 0,86%. La mayor parte de esa participación es la que ha adquirido Vivendi. Las acciones suben con fuerza este viernes en bolsa más de un 8%.

Mercados hispanos

Te puede interesar

Vivendi vendió a mediados de diciembre vendió un 10% de su sello musical Universal Music a un consorcio dirigido por el gigante tecnológico chino Tencent, que ya se hizo en 2019 con un 10 %, por el mismo precio que entonces, 3.000 millones de euros. La compañía ha asegurado que su entrada en Prisa forma parte de su "estrategia continua para convertirse en un líder mundial en contenido, medios y comunicaciones, al tiempo que extiende su acceso a los mercados de habla hispana en Europa, América Latina y los hispanos de EEUU".

Vivendi ha asegurado que ya tiene una "fuerte presencia" en estos mercados, particularmente a través de Universal Music Group, Havas y Gameloft. El grupo también posee la productora de televisión española Bambu Producciones y uno de sus mayores estudios de producción de videojuegos tiene su sede en Barcelona. El grupo, asimismo, gestiona servicios de venta de entradas en España y su negocio de licencias y propiedad intelectual también está activo en los mercados hispanos.