en Vic

Precintado un Decathlon de más de 400 metros por saltarse la prohibición de abrir

  • La policía municipal de Vic clausura una tienda de la marca de deportes con un espacio de más de 400 metros cuadrados

  • La dirección de la tienda había acotado parte de la superficie para reducir el aforo; en contra de las instrucciones del Govern

Precintado un Decathlon de más de 400 metros por saltarse la prohibición de abrir

JOSEP GARCÍA

Se lee en minutos

El Periodico

La policía municipal de Vic ha obligado a cerrar un establecimiento del grupo Decathlon que había abierto al público el pasado viernes acotando su superficie a los 400 metros cuadrados; con la voluntad de sortear las nuevas restricciones comerciales. Esta práctica ha sido censurada por parte de la Generalitat y la guardia urbana ha actuado en diversos municipios para censurar estas prácticas, según la 'conselleria' de Empresa.

Los agentes de la Guardia Urbana de Vic se personaron sobre las ocho de la tarde en el establecimiento de Decathlon, ubicado en la carretera de Manlleu de la capital de Osona; según recoge el digital 'el9nou.cat'. La intervención de la autoridad municipal fue precedida por una denuncia pública horas antes de la entidad comercial Vic Comerç, que publicitó a través de su cuenta de Twitter que la tienda especializada en productos deportivos estaba operando, pese a superar en superficie los 400 metros cuadrados.

La dirección general de Comerç detectó a lo largo del pasado viernes que múltiples establecimientos en toda Catalunya habían acotado parta del espacio de sus instalaciones para reducir el aforo a 400 metros cuadrados, según explicaron fuentes del Departamento de Empresa de la Generalitat. Dichos negocios reinterpretaron la normativa publicada por la Generalitat, que impide la apertura hasta el 18 de enero de cualquier comercio con una superficie superior a 400 metros. Desde el Govern censuraron dicha interpretación y avisaron a los negocios detectados y a las entidades; así como las agrupaciones comerciales para que lo comunicaran a sus asociados.

En el caso de las tiendas de la Decathlon, los responsables de Comerç recibieron varias quejas de algunos comerciantes porque algunos establecimientos de la firma de origen francés incumplían las nuevas restricciones. Comerç dio aviso a los Mossos d'Esquadra para que controlaran si efectivamente algunos de estos comercios incumplían la resolución del Procicat. Así, la guardia urbana procedió a cerrar el Decathlon de Vic (Barcelona).

En el caso de Barcelona, por ahora no se ha confirmado que específicamente la policía local ordenara el cierre de este establecimiento, aunque fuentes municipales han asegurado a EFE que la Guardia Urbana actúa "siempre" que detecta algún incumplimiento.

Agencia EFE

Temas:

SOC

Te puede interesar

SALUD,ECO

MACROECONOMIA