INDUSTRIA

El robot sufre también los embates de la crisis

El sector de maquinaria industrial sofisticada prevé una caída de ventas del orden del 20% por la pandemia, que se suma a la reducción del 2019, la primera tras seis años de crecimiento

Cadena de montaje del Seat León en Martorell.

Cadena de montaje del Seat León en Martorell. / REUTERS / GUSTAU NACARINO

4
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El mercado mundial de robots industriales sufre también los embates de la crisis. Fuentes del sector confirman que la mayoría de fabricantes de este tipo de maquinaria registran caídas de las ventas del orden del 20% por la paralización de los pedidos por el confinamiento de principios de año y las incertidumbres generadas por la crisis pandémica. La situación se suma a un año 2019 que fue el primero desde el 2012 con caída de ventas como consecuencia de la creciente electrificación del automóvil, cliente tradicional del sector, y la inestabilidad del comercio internacional por las tensiones entre China y EEUU.

"Durante los periodos más duros de la actual pandemia, la automatización y la robotización en particular han sido factores determinantes para poder continuar con la producción en industrias esenciales, junto con el esfuerzo y sacrificio de los empleados", explica Fernando Sánchez, consejero delegado de Kuka Iberia. Para este directivo de uno de los mayores fabricantes mundiales de robots, la acelerada digitalización de las empresas ha permitido avanzar varios años en su modernización, y eso son buenas noticias para el futuro de la robotización. El sector mantiene el optimismo pese al varapalo que supondrá en las cuentas de las empresas el bajón de ventas del 2019 y del 2020.

Sánchez opina que durante la pandemia se ha sufrido en algunos casos la fragilidad en algunas cadenas de suministro industriales, por lo que grandes empresas se plantean ahora apostar por relocalizar parte de su industria auxiliar más cerca de sus fábricas. Es oportunidad para la fabricación aditiva 3D, pero también para cualquier empresa industrial que quiera instalar maquinaria de última generación. Este fenómeno, también apuntado por firmas relevantes del sector logístico, estará aparejado a inversiones en automatización de procesos y robots. Las ayudas públicas a la modernización de la Unión Europea también ofrecen expectativas al sector.

El informe anual 'World Robotics Industrial Robots 2020', del cual se extrae la evolución del mercado global de robots industriales, concluye que tras seis años consecutivos de crecimiento, en el 2019 se registró un descenso en las ventas de robots a nivel mundial, con una cifra de 373.000 unidades vendidas y una caída del 12% comparado con el dato del 2018. El descenso fue general en todo el mundo, liderando las caídas de Asia y América con un -13%, mientras Europa contuvo el declive con un -5% respecto del 2018. Por industrias, el sector eléctrico/electrónica cayó un 17% a nivel mundial, seguido de automoción, con un 16%. Pero en conjunto, existe en el mundo un parque instalado de 2,7 millones de robots industriales, el 12% más que en el 2018. 

China se mantuvo un año más como el mayor mercado mundial para los fabricantes de robots, representando un 38% del total de unidades vendidas, seguida de Japón con un 13% y USA con un 9%. La explicación de la caída general de las ventas se explica por las crecientes tensiones del comercio internacional el año pasado, así como por el enfriamiento de la economía mundial, aunque se mantiene la tendencia imparable a la automatización industrial, que en fuentes del sector se considera que sigue siendo creciente y sólida. El impacto de la pandemia en las ventas a final de año es todavía difícil de valorar, pero se estima acorde con el parón industrial en sectores estratégicos como el del automóvil, con elevadas caídas de las ventas este año. El porcentaje del 20% es el más aludido.  

Cuarto puesto europeo en instalaciones

Noticias relacionadas

España se mantuvo en el cuarto puesto en instalaciones en el mercado europeo de la robótica industrial (tras Alemania, Italia y Francia), descendiendo un puesto en el ránking mundial hasta situarse en décimo primera posición. España sufrió en el 2019 un muy acusado descenso en las instalaciones de robots, con una caída del 28%, situándose con 3.802 nuevas instalaciones a niveles de hace cinco años, e interrumpiendo un periodo 2014-2019 donde la tasa media de crecimiento había sido de más del 10%.

Las ventas de robots en el mercado español dependen en gran medida de la industria automovilística, que en el 2019 instaló el 47% del total de unidades (España es el segundo mayor fabricante de vehículos europeo solo por detrás de Alemania, según datos de la OICA). En cuanto a densidad de robots en la industria automovilística, ésta ascendió en el 2019 a los 1.165 robots/10.000 empleados (por 1.110 robots en 2018), lo que nos mantiene en 9ª posición mundial. La densidad de robots en la industria en general es mucho más baja, pero ha ido aumentando a lo largo de los años, alcanzado los 99 robots instalados por cada 10.000 empleados en el 2019 (frente a los 88 del 2018).

Temas

Robots