negociaciones en curso

Ley Rider: CCOO y UGT plantean un registro de algoritmos para controlar a las plataformas

Los sindicatos exigen también a Trabajo un archivo público de empresas que operen en España para determinar cuáles utilizan autónomos y cuales deben emplear asalariados

Repartidores de varias plataformas digitales esperan a recibir un pedido.

Repartidores de varias plataformas digitales esperan a recibir un pedido. / El Periódico

2
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Las negociaciones entre el Ministerio de Trabajo, la patronal y los sindicatos para una nueva regulación del trabajo en plataformas digitales avanzan. Las partes han cerrado en la tarde de este martes una nueva reunión en la que los sindicatos han puesto sobre la mesa su exigencia de crear un registro de algoritmos para controlar la actividad económica de las plataformas digitales.

Así lo han manifestado CCOO UGT en un comunicado posterior al encuentro, sobre el que la CEOE ha declinado realizar valoraciones. El Ministerio de Trabajo ha remitido una nueva propuesta revisada a las partes que volverán a debatir en una próxima reunión fijada para el jueves de la semana que viene.

Las centrales han movido ficha y han defendido su nueva vía legal para las plataformas digitales, en una propuesta que inicialmente trataron de consensuar con la CEOE. Las diferencias entre los agentes sociales no lo han hecho posible, en tanto que la patronal no ve con buenos ojos la obligatoriedad de un registro público ni de plataformas digitales ni de algoritmos, tal como plantean las centrales.

La pretensión de CCOO y UGT va más allá de reglar las condiciones laborales directas de los trabajadores que operen en las plataformas y buscan un control sobre los algoritmos, que juegan un papel clave en el método de organización del trabajo en firmas como GlovoAmazon Deliveroo.

Facilitar la tarea a jueces e inspectores

El planteamiento hasta ahora del Ministerio de Trabajo ha sido el de "volcar" la reciente sentencia del Tribunal Supremo sobre un repartidor de Glovo, en la que el alto tribunal dictaminaba la laboralidad del mismo. Y, por ende, ratificaba el criterio mantenido hasta ahora por la Inspección de Trabajo que consideraba que los ‘riders’ operan como falsos autónomos.

La idea de las centrales es que ese registro de algoritmos sea un atajo para los jueces e Inspección de Trabajo a través del cual acelerar los posibles juicios para dilucidar si la relación de un trabajador es laboral o mercantil. Algo que encaja en la filosofía expresada por la ministra Yolanda Díaz, que hasta ahora ha defendido que la nueva ley tiene que allanar el camino para que los magistrados hagan cumplir la legislación ya vigente.

Noticias relacionadas

El registro de plataformas es, no obstante, el pilar en la propuesta sindical. Pues a través del mismo, este sí de corte público y accesible para todo el mundo, las centrales pretenden  regular los criterios que deterimen cuando una plataforma digital puede emplear autónomos y cuando estos cumplen con las características propias de un asalariado y las empresas deben tenerlos como tal.

No hay sobre la mesa, según coinciden diferentes fuentes conocedoras de las negociaciones, una fórmula intermedia que permita que autónomos y asalariados desempeñen funciones similares y convivan en una misma empresa. Algo que sí ha acabado sucediendo en países como Italia, donde en determinadas firmas se ha acabado imponiendo un modelo mixto. El próximo jueves se reanudan las negociaciones en la mesa de diálogo social.