Resultados

Repsol estudia la salida a bolsa de su negocio de renovables para crecer

Repsol perdió 2.578 millones hasta septiembre pero redujo los números rojos a 94 millones en el trimestre

Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol.

Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol.

Se lee en minutos

Repsol estudia una salida a bolsa o alianzas con otros grandes inversores para impulsar el crecimiento de sus energías renovables, según ha asegurado el consejero delegado de la compañía, Josu Jon Imaz, en un encuentro con analistas. En él ha explicado que Repsol trabaja en "posibles asociaciones" para el negocio de renovables con el objetivo de contar con una mejor estructura financiera que permitan impulsar la rentabilidad y "conseguir el doble dígito".

Imaz ha explicado que la alianza de la petrolera con Ibereólica Renovables en Chile para su expansión internacional en renovables puede servir "de pista" de lo que hará la compañía en este negocio. El grupo alcanzó este verano un acuerdo que le da acceso a una cartera de proyectos en Chile que esta compañía tiene en operación, construcción o desarrollo, de más de 1.600 megavatios hasta el año 2025 y la posibilidad de superar, gracias a esta alianza, los 2.600 megavatios en 2030.

Por otra parte, el dirigente ha advertido de un nuevo freno en la recuperación de la demanda de carburantes en este mes de octubre con descensos de en torno al 16% respecto al año pasado, coincidiendo con la declaración de un nuevo estado de alarma y las nuevas restricciones para hacer frente a la segunda ola del coronavirus.

Repsol se ha visto tremendamente impactada por la pandemia con un reflejo negativo en las cuentas que asciende a 2.774 millones de euros en los primeros nueve meses, debido a la caída de los precios del crudo y del gas en los primeros meses del 2020 (1.048 millones) y la revisión de sus hipótesis de precios futuros y el ajuste a la baja del valor de sus activos de exploración y producción de petróleo (1.726 millones de euros). Esto ha llevado a la compañía a registrar unas pérdidas netas de 2.578 millones de euros en los nueve primeros meses del año, frente al beneficio de 1.466 millones que presentaba en los primeros nueve meses en el 2019. No obstante, de estos número rojos sólo 94 millones corresponden al tercer trimestre

Además, el resultado neto ajustado de la petrolera, que mide específicamente el desempeño de sus negocios, ascendió a 196 millones de euros hasta septiembre. Esta cifra incorpora los efectos de las medidas adoptadas tras el inicio de la pandemia, que han permitido que el resultado neto ajustado del tercer trimestre mejore en 265 millones de euros el resultado negativo, frente a los 258 millones negativos del segundo trimestre del ejercicio.

Plan de Resiliencia

Repsol puso en marcha un Plan de Resiliencia el pasado 25 de marzo, ante la acentuada caída de los precios de las materias primas y de la demanda provocada por el coronavirus con una serie de medidas para reforzar la generación de caja y fortalecer el balance. A cierre de trimestre, la compañía había reducido sus gastos operativos en más de 350 millones de euros y optimizado su capital circulante en más de 400 millones. Además, la deuda neta se redujo en 882 millones de euros respecto a diciembre del 2019, hasta situarse en 3.338 millones de euros. 

Te puede interesar

Este buen desempeño del plan ha provocado que la compañía haya revisado los objetivos para el año, aumentando su estimación inicial de reducción adicional de los gastos operativos hasta los 500 millones de euros, el recorte de las inversiones hasta los 1.200 millones y la optimización del capital circulante en cerca de 700 millones de euros, frente a los 450 millones de reducción de costes y 1.100 millones de recortes de la inversión revisados en julio. "Hemos sido capaces de obtener un flujo de caja operativo positivo en todos los negocios, totalizando 2.122 millones de euros en los nueve primeros meses del año, acreditando nuestra solidez incluso en un escenario tremendamente complejo", ha celebrado el consejero delegado de la petrolera, Josu Jon Imaz.

La petrolera cuenta con una liquidez de 9.099 millones de euros a final de septiembre, lo que cubre en 3,43 veces los vencimientos a corto plazo, cifra que también se incrementa respecto a las 2,43 veces del trimestre anterior.