salud laboral

El Govern endurece las restricciones a la movilidad para forzar el teletrabajo

El Ejecutivo catalán hace prioritario el trabajo a distancia, pero las empresas podrán no recurrir a él siempre que adopten métodos de prevención alternativos

Una profesora de educación infantil prepara los contenidos para su próxima clase a distancia.

Una profesora de educación infantil prepara los contenidos para su próxima clase a distancia. / Enric Fontcuberta (EFE)

Se lee en minutos

El Govern de la Generalitat ha acordado endurecer las restricciones a la movilidad y las medidas obligatorias en prevención de riesgos laborales para forzar al máximo el teletrabajo en las empresas. El Ejecutivo catalán ha aprobado modificaciones en la normativa para, mediante sus compentecias en salud pública, reforzar la prioridad de ejercer a distancia. Dicho cambio normativo faculta a los inspectores de sanidad para imponer sanciones a las empresas que puedan implantar el teletrabajo y no lo hagan, siempre que la autoridad sanitaria pueda acreditar que la compañía también ha renunciado a tomar medidas alternativas de prevención de los contagios. Es decir, el teletrabajo será obligatorio, pero las empresas podrán no recurrir a él siempre que adopten métodos de prevención alternativos.

Priorizar el trabajo a distancia

Los 'consellers' han esquivado durante la rueda de prensa de este jueves, en la que han dado cuenta de las nuevas medidas aprobadas, han esquivado en todo momento la palabra "obligatorio". La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha instado a los empresarios a "limitar al máximo la movilidad" de sus empleados. Y para ello deben priorizar el teletrabajo, siempre que les sea posible organizativa y económicamente; según ha explicado. Pues la Generalitat carece de competencias en materia de legislación laboral, algo exclusivo del Gobierno central y que ha lastrado hasta ahora la voluntad del Ejecutivo catalán para reforzar la prioridad del teletrabajo. Esa falta de competencias la pretende puentear aprovechando la potestad que sí tiene en sanidad. 

"Se obliga a los titulares de los centros de trabajo, públicos y privados, a limitar al máximo la movilidad laboral de las personas trabajadoras, adoptando las medidas organizativas y técnicas necesarias para hacerlo posible", reza el texto preliminar que maneja el Govern y que presumiblemente saldrá publicada en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGC) a partir del viernes.

Te puede interesar

Es decir, las empresas estarán obligadas a implantar el teletrabajo siempre que puedan hacerlo. Si no pueden, o bien porque el puesto de trabajo requiere de presencia física o bien porque económicamente la empresa no puede asumir el coste de dicho cambio, estarán obligadas a establecer horarios por franjas para una entrada y salida progresiva de sus empleados del centro de trabajo. U otros mecanismos de flexibilidad horaria para minimizar los contactos dentro de la plantilla.