28 nov 2020

Ir a contenido

¿De aliado a rival?

Apple está construyendo su alternativa al buscador de Google

El 'Financial Times' adelanta que el gigante tecnológico estaría desarrollando en secreto su propio motor de búsqueda

El caso judicial contra Google por abuso de poder amenaza con romper su alianza con Apple para que el buscador aparezca por defecto en los iPhone

Carles Planas Bou

Apple está construyendo su alternativa al buscador de Google

El buscador de Google puede tener un nuevo rival que trate de amenazar su dominio del mercado. El gigante tecnológico Apple estaría intensificando esfuerzos para desarrollar en secreto su propio motor de búsqueda, según avanzó el ‘Financial Times’.

En la última versión de iOS 14, el sistema operativo del iPhone, Apple ya ha empezado a mostrar un buscador propio, con resultados que dirigen al usuario a sitios web sobre el tema buscado, un importante avance en su desarrollo. Además, hace dos años y medio Apple contrató al jefe de búsqueda de Google, John Giannandrea, experto en el funcionamiento del motor de búsqueda más popular del mundo.

Sin embargo, uno de los principales motivos que hacen pensar en que Apple planea una estrategia de buscador a largo plazo —pues podría tardar años en construirlo— para posicionarse en el mercado es la causa judicial abierta contra Google. El 20 de octubre el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció que demandaba al gigante digital por tener una conducta anticompetitiva para mantener su monopolio en el mercado de la publicidad y en el de motores de búsqueda, donde Google controla una cuota de más del 90%.

¿Acuerdo en peligro?

La demanda señala “una red ilegal de acuerdos comerciales que excluyen a los competidores”, refiriéndose al jugoso negocio por el que Google paga anualmente entre 8.000 y 12.000 millones de dólares a Apple para asegurarse que el buscador de Google tiene exclusividad y está instalado por defecto en todos los iPhone y iPads, algo que anula completamente a la competencia, que no puede acercarse a esas cifras. La alianza, sellada en 2007 por la dos compañías más poderosas de Silicon Valley, ha sido descrita como “uno de los negocios más lucrativos de la historia”.

El proceso legal podría desembocar en un desmembramiento de partes de la compañía, como ese acuerdo, lo que podría haber llevado a Apple a aprovechar la crisis de su socio para intensificar el desarrollo de un buscador propio. La compañía deberá elegir entre defender su acuerdo o convertir a su aliado en un nuevo rival. “Apple tiene un equipo con experiencia y profundidad para construir un motor de búsqueda más general”, aseguró al diario Bill Coughran, ex jefe de ingeniería de Google.

El ‘Financial Times’ también cita que últimamente Apple ha ampliado sus contrataciones de ingenieros de búsqueda así como un aumento de la actividad de Applebot, un rastreador “que se utiliza para construir la vasta base de datos de material en línea que constituye la base de cualquier motor de búsqueda”. Otros señalan que Apple no renunciará a la cantidad de dinero que recibe por priorizar el buscador de Google en sus dispositivos, que supone entre un 14 y un 21% de sus beneficios anuales.

Sus beneficios, que se prevén que superen los 55.000 millones de dólares, le permitirían a Apple poner en marcha una ambiciosa estrategia para tratar de buscar una alternativa a la todopoderosa Google. En 2012 lanzaron Apple Maps para tratar de rivalizar con Google Maps, pero su aventura fracasó.

Temas Google Apple