congreso

El Rey afirma que directivos y empresarios son una "parte muy relevante" de la solución a la crisis

El monarca apela a evitar el proteccionismo y apostar por otros mercados en "igualdad de condiciones"

Calviño explica ante los empresarios que la reactivación de la economía "se mantiene hasta ahora"

El Rey afirma que directivos y empresarios son una "parte muy relevante" de la solución a la crisis
Se lee en minutos

El Rey Felipe VI ha destacado que los empresarios y directivos son "una parte muy relevante de la solución" ante la crisis que vivimos durante la clausura del XIX Congreso de Directivos CEDE bajo el lema 'El tiempo del liderazgo transformador' celebrado en València.

Tras pronunciar unas palabras en valenciano, el monarca ha asegurado que el país vive "una transformación del modelo productivo, de la forma de trabajar y de relacionarnos" que requiere de "líderes empresariales". "Se trata de sentar las bases de una economía a la altura de los retos del futuro, que faciliten una modernización para que la cohesión social y las denominadas por los expertos las industrias de la vida" (...), ha afirmado.

El rey, que ha sido recibido con una gran ovación y que se ha convertido en casi un minuto y medio de aplausos tras su intervención, considera que el papel del liderazgo que pueden desarrollar los directivos y de los empresarios "permitirá que España sea capaz de responder adecuadamente para hacer efectivas las transformaciones necesarias e integrarlas en el marco de la UE".

El rey a su llegada al Palau de les Arts / FERNANDO BUSTAMANTE

En su discurso, el monarca ha destacado la necesidad de "focalizarse en la sostenibilidad como eje de acción y apostar decididamente por la transformación digital" que han de servir para salir de la crisis. Felipe VI ha invitado a evitar la tentación del proteccionismo y apostar por el acceso cde las empresas a "terceros mercados en igualdad de condiciones".    

Por su parte, la vicepresidenta tercera y ministra de Economía, Nadia Calviño, ha destacado que el covid, que sitúa la incertidumbre como un elemento esencial, ha provocado una crisis pero que la economía está en fase de reactivación que comenzó en mayo y "que se mantiene hasta ahora". Durante el tercer trimestre, el crecimiento ha seguido siendo intenso, ha dicho y que la recuperación llegará en el 2021.

"Nos quedan meses duros por delante", ha sentenciado. Por ello ha apelado al liderazgo y ha recordado el que caracteriza al Gobierno, a los agentes sociales y a los directivos y empresarios. "Solo actuando con unidad se pueden sacar adelante proyectos de país, proyectos de esta envergadura", ha concluido.

Calviño ha destacado que el empeoramiento de la situación dependerá de si se controlan los rebrotes de la enfermedad y la evolución de la pandemia en el resto de Europa. Por ello, "todas las previsiones han de ser tomadas con cautela" en un ambiente de incertidumbre.

Calviño: Actuar "dónde y cuándo sea necesario" 

A su juicio, el Gobierno ha actuado para que predomine la certeza mediante las moratorias fiscales, los ertes y otras medidas. "Seguriremos actuando dónde y cuándo sea necesario" para apoyar el empleo y el tejido productivo, ha asegurado.

Otro elemento, ha dicho, es el "compromiso unánime" para dar respuesta a nivel europeo a la crisis. Como ejemplo ha puesto al flexibilidad en las reglas fiscales y la coordinación a nivel sanitario. Y otra variable que, a su juicio, proporciona certidumbre es el mantenimiento de los retos a medio y largo plazo para que "la recuperación sea más sólida".

La vicepresidenta económica ha recordado el plan de transformación que anunció el presidente Pedro Sánchez para aprovechar los hasta 140.000 millones de fondos europeos. Calviño ha afirmado que una de las herramientas más útiles será la digitalización, a la que se destinarán 20.000 millones.

El 'president' de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, en su intervención ha afirmado que es "el tiempo del diálogo y la estabilidad" porque la pandemia ha puesto en cuestión el individualismo. A su juicio, la concordia es "absolutamente imprescindible" y ha recordado que ha funcionado el diálogo social en su comunidad y que debe funcionar en todos los territorios. Ha recordado que "la receta es la unidad" que es, ha recordado, la que acabó con el terrorismo.

Puig ha sentenciado que "no es hora de trincheras sino de puentes" y la "hora de la buena política". Todo ello ha contribuido, ha dicho, a que crezca en la Comunitat valenciana, la confianza empresarial en el cuatro trimestre. A su vez ha defendido la alianza entre lo público y lo privado. 

Fainé: Reformas "profundas y estables"  

El presidente de la fundación CEDE, Isidre Fainé,  ha afirmado que los representantes políticos deben acordar una agenda de reformas profundas y estables que, a su vez, puede atraer inversión nacional y extranjera. Por ello ha apelado a los "consensos amplios". Y se ha sumado a las voces que reclaman a los políticos que tengan la responsabilidad de pactar. 

En su discurso de clausura del XIX Congreso de Directivos CEDE ha afirmado que "no parece fácil que nos enfrentemos a una recuperación rápida". De todas formas ha afirmado que "sabemos lo que tenemos que hacer" y se ha mostrado confiado en que se superará la crisis. Fainé ha apelado a estar preparados para una situación que durará y con un "nivel de incertidumbre muy elevado".

Fainé y Juan Roig / FERNANDO BUSTAMAnte

Ante un auditorio limitado en el Palau de les Arts en València por medidas de seguridad sanitaria, ha subrayado que "el mapa de escenarios y riesgos es más borroso que nunca" y ha destacado que "no queda más remedio" que gestionar esta incertidumbre. Además la crisis, ha asegurado, tendrá resultados desiguales por países y capas sociales, porque "unos colectivos sufrirán más que otros".

Durante su discurso ha recordado que la pandemia es "una crisis transformadora" que acelera procesos que ya estaban en marcha. España "tiene bazas a jugar", ha dicho, aunque no será fácil. Las autoridades, ha añadido, "nos pueden conducir por el camino adecuado para salir de la crisis.

El año que viene, ha recordado, se estarán concretando proyectos con fondos europeos, y acabará el programa de compras de activos del Banco Central Europeo (BCE). Por ello ha apelado a hacer cuanto antes lo deberes para "no perder la estela de Alemania y Francia".  "Hay que demostrar a la UE que España es merecedora de los fondos europeos", ha sentenciado.

"En líneas generales las empresas han dado buenas respuestas a estos ocho meses tan duros", pero hay que hacer más, ha insistido. Ha invitado a "adelantarse a los acontecimientos" y aportar a ideas "imaginativas" para hacer frente a la necesidad de distanciamiento social y otros cambios. Fainé ha reclamado a los directivos que "vuelvan a lo básico" y se conviertan en un necesario "líder transformador" . "Ahora nos toca dar el do de pecho, un gran 'sprint' que nos lleve hasta la meta", ha exigido a los directivos y emprendedores. 

Garamendi: "no hay que parar" 

Uno de los mensajes que más han lanzado los participantes es la necesidad de unidad y de diálogo. El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi ha sido uno de los que ha resumido el sentimiento general, que reclama diálogo y unidad para combatir la crisis sanitaria y económica. Y también ha defendido que "no hay que parar" y compatibilizar la salud y la economía, otra de las afirmaciones que más se han reiterado en estas jornadas.

En la misma línea se ha pronunciado el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet. Tras admitir que "jamás hemos vivido nada parecido", ha emplazado a "ir juntos" contra la crisis, con los principios establecidos en la Constitución, como la democracia, la monarquía parlamentaria o la economía social de mercado en la que las empresas son protagonistas.

Roig: "No hay que hablar tanto de la vacuna y trabajar más, coger el pico y la pala" 

Durante las sesiones, el fundador y presidente de Mercadona, Juan Roig, ha insistido en la necesidad de combinar la necesaria protección de la salud con la economía. Claro y contundente ha afirmado que "entre respirar y comer, lo primero es respirar, pero si se respira mucho pero no se come, se acaba por no respirar". Como el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, el presidente de Mercado defendió pensar menos en posible curas al covid ya que muchas expectativas pueden resultar frustrantes.  "No hay que hablar tanto de la vacuna y trabajar más, coger más el pico y la pala", ha apuntado.

Goirigolzarri, que ha coincidido por primera vez en público con Isidre Fainé, presidente de la fundación CEDE y de la fundació La Caixa, primer accionista de CaixaBank, tras anunciarse la integración de ambos bancos, ha recordado que los fondos europeos, de los que a España le corresponden 140.000 millones, ha de ser la gran oportunidad para transformar la economía.

Goirigolzarri, izquierda, con Fainé, en el congreso de direcgtivos CEDE, en València / FERNANDO BUSTAMANTE

Te puede interesar

En esta línea, los presidentes de Naturgy, Francisco Reynés, y de Telefónica, José María Álvarez-Palletehan destacado que la pandemia ha acelerado procesos que ya estaban previstos, como son la digitalización o la transición energéticas. A su vez ha aflorado el compromiso social de las empresas, así como a importancia de formar a las plantillas para que estén preparados para las nuevas capacidades que se van a necesitar, han coincidido en subrayar.

Es algo que también han puesto sobre la mesa el vicepresidente ejecutivo de Suez y presidente de Agbar, Àngel Simón; o la persidenta de la fundación Cotec, Cristina Garmendia. Simón ha afirmado que, gracias a la innovación y la digitalización en la compañía, se ha podido mantener el servicio y grandes dosis de "innovación social".