PLANES DEL EJECUTIVO

El Gobierno confirma que suprimirá beneficios fiscales en el 2021

Escrivá descarta congelar las pensiones el año que viene pero no lo sueldos de los funcionarios

El ministro deja abierto extender los ertes más allá de enero si no llega la vacuna del coronavirus

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, durante su entrevista con ’La Provincia’.

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, durante su entrevista con ’La Provincia’. / CARSTEN W. LAURITSEN

Se lee en minutos

M. Á. MONTERO

El Gobierno suprimirá el año que viene beneficios fiscales que permiten a los contribuyentes un menor pago de impuestos. Así lo ha confirmado el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en una entrevista concedida al diario 'La Provincia', perteneciente al grupo Prensa Ibérica, como EL PERIÓDICO.

Escrivá ha dejado la puerta abierta a subir impuestos más adelante. "El sistema fiscal es muy mejorable. Se va a crear una comisión de expertos que abordará este problema, para tener una fiscalidad moderna y más progresiva. Pero en este momento y en el 2021, por la crisis, la prioridad es la que es. Esta es una medida estructural que se puede desplazar en el tiempo para que, mientras tanto, podamos centrarnos en poner en marcha aquellas palancas que a corto plazo tienen que ayudar al sostenimiento de la demanda. Y luego, en algún momento habrá que retomar las medidas fiscales que figuran en el plan presupuestario de medio plazo enviado en febrero a Bruselas, porque España tiene un nivel de ingresos fiscales insuficiente, lo que dificulta desplegar políticas redistributivas", ha apuntado.

El expresidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) también ha explicado que, con carácter previo a esas futuras subidas de impuestos, se empezarán a tomar medidas más inmediatas. "Algún ajuste se puede hacer ya en 2021 en los beneficios fiscales. España es, junto con Italia, el país de Europa que más beneficios fiscales tiene, es decir, donde la administración renuncia a más ingresos por la posibilidad de situaciones especiales, y hablo de todos los impuestos: IRPF, Sociedades o IVA", ha desvelado.

Planes de pensiones

El Gobierno, de hecho, está barajando la posibilidad de recortar los beneficios fiscales de los planes de pensiones a partir del año que viene, según trascendió hace unos días. Sobre la mesa también están algunas modificaciones de los tipos reducidos del IVA, del 4% y el 10%, y una revisión de la exención en el IVA de los servicios privados de educación y sanidad. Una y otra cuestión (planes de pensiones y tipos reducidos del IVA) nacen precisamente de sendos informes elaborados por la Airef en los que se cuestiona la eficacia de ambos incentivos fiscales para los fines propuestos (estimular el ahorro privado y favorecer el acceso universal a la sanidad y la educación).

En la entrevista, Escrivá también ha asegurado que el Gobierno no congelará las pensiones "en ningún caso" pese al impacto en las arcas públicas de la crisis del coronavirus. "Lo que muy pronto habrá es un acuerdo no solo para que las pensiones mantengan su poder adquisitivo sino, además, para que esto sea permanente. Hay consenso en el Pacto de Toledo y espero que se llegue a ese acuerdo pronto", ha mantenido. En cambio, no ha descartado que el sueldo de los funcionarios no registre subidas. "No debe ser un tema central. Estamos en una situación sin inflación, hasta es posible que el año lo terminemos con inflación negativa, y en este entorno lo que importa es el mantenimiento del poder adquisitivo, de las rentas", ha argumentado.

Más plazo de ertes

Te puede interesar

El ministro, asimismo, ha dejado la puerta abierta a extender los ertes más allá del 31 de enero si la evolución económica lo hace necesario, pero también ha subrayado que la llegada de una remedio para el coronavirus podría dar un vuelco a la situación. "Vamos a evaluar la situación en los próximos meses. La pandemia está generando situaciones muy volátiles y en algún momento también nos puede dar buenas noticias asociadas al calendario de implementación de la vacuna. Según algunos calendarios, es verdad que los más optimistas, podría comenzar en diciembre. España ha adquirido ya tres millones a una de las compañías y hay hasta siete farmacéuticas con las que se está trabajando a nivel europeo para tener contratos y disponibilidad de vacunas", ha destacado. 

"Por lo tanto no hay que descartar en ningún caso que esto dé un vuelco hacia mejor en algún momento. Mientras tanto creemos que lo mejor es ir dándonos ventanas cada cierto tiempo para ser flexibles y poder ir adaptando el marco de protección de empresas y trabajadores a la realidad de cada momento. Eso es lo que explica el plazo hasta el 31 de enero. Pero reevaluaremos la situación", ha mantenido.