banca

Roldán ve fusiones en la banca, pero transfronterizas

El presidente de la Asociación Española de Banca ve necesario ajustar costes a medio plazo, sin recurrir a ertes

Félix Sanz Roldán, durante una conferencia en enero del 2017.

Félix Sanz Roldán, durante una conferencia en enero del 2017. / EFE / ZIPI

1
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

José María Roldán, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), considera que la crisis de la pandemia obliga a las entidades a recortar gastos y pensar en fusiones transfronterizas. Según Roldán, "la palanca de los costes será clave en los próximos años. Es necesario racionalizar estructuras y reducir costes, y no queda otra que pensar en fusiones también transfronterizas". Para el presidente de la patronal, que ha participado en el seminario 'El sistema financiero en la crisis del covid-19' organizado por la Asociación de Periodistas Económicos en la UIMP de Santander, la historia de la banca en España no se entendería sin fusiones como mecanismo de mejora de la eficiencia, pero ha advertido de que "si existen fusiones, serán siempre de acuerdo por ambas partes". En cualquier caso, Roldán ha asegurado que en España, la banca española tiene una rentabilidad por encima que la media europea, por lo que el mensaje del vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, hecho hoy mismo sobre la conveniencia de fusiones es "lógico" especialmente "para otros países". El BCE es neutral ante operaciones concretas pero no se opone a las fusiones.

Noticias relacionadas

Roldán ha recordado que los bancos españoles han reducido el número de oficinas en un 47% desde el 2008 y del 37% en número de empleados. Pese a ese ajuste importante de costes, reconoce que "la recolocación de empleados de manera no traumática se mantendrá en los próximos años". "No creo que vayamos a un futuro 100% digital, siempre habrá oficinas", ha añadido, en un esfuerzo de reducción de costes a medio plazo que hace que "no tiene sentido pensar en la aplicación de ertes en la banca por la pandemia". 

Sobre la creciente competencia digital, Roldán considera que una moneda digital es es para sustituir el dinero no hay problema, pero sí es alarmante en el caso de que se facilite la competencia bancaria. "Si creamos una divisa digital para sustituir el dinero no hay problema, el dinero físico es costoso de gestionar", ha explicado, "pero crear dinero digital que sustituya los depósitos bancarios creará un problema mayor, el de financiar una economía basada en pymes. Todos debemos estar sometidos a las mismas normas", ha dicho.

Temas

Bancos