24 sep 2020

Ir a contenido

balance semestral

Los resultados de Bankia caen un 64,4% en el primer semestre

José Sevilla insiste en que la entidad "es favorable a los procesos de consolidación", aunque no hay ninguno sobre la mesa

Max JIménez Botías

Bankia gana 142 millones de euros hasta junio, un 64% menos. En la foto, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado, José Sevilla, en rueda de prensa el pasado enero. / JOSÉ LUIS ROCA / VÍDEO: EFE

En el primer semestre del 2020 la cifra de beneficio atribuido de Bankia ha descendido un 64,4% respecto a junio de 2019 hasta situarse en 142 millones de euros. Este resultado se debe, fundamentalmente, al nivel de deterioros registrado en el periodo como consecuencia de las provisiones extraordinarias de 310 millones de euros dotadas para hacer frente al escenario abierto por la crisis del covid-19.

Pese a ello, "ha sido un buen trimestre, en el que se ha producido la expansión del crédito a empresas y un incremento del negocio de particulares", ha comentado el consejero delegado de la entidad, José Sevilla durante la presentación de los resultados, en la que, además, ha dicho que la entidad no ha descartado ser protagonista en un proceso de consolidación futuro, aunque ha subrayado que no necesitaría participar en una operación de este tipo para ser rentable. "Somos favorables a las fusiones. Ya las hemos hecho en otros momentos y si producen sinergias, son positivas. Pero en este momento no tenemos ninguna sobre la mesa", ha precisado Sevilla.

"Es posible pensar que haya ciertos incentivos para realizar procesos de consolidación, lo veremos en los próximos meses", ha dicho, añadiendo que se da un "caldo de cultivo favorable" para ver un proceso de consolidación adicional, impulsado por la situación generada por el coronavirus, por el entorno de tipos negativos y por la reciente guía del Banco Central Europeo (BCE) que clarifica el tratamiento de estas operaciones.

En cualquier caso, ha indicado que cualquier opción tendría que tener "lógica industrial y financiera". "En el contexto actual creo que tenemos que ver nuestra situación relativa en el mercado y, en función de eso, en la medida que haya opciones o no, tomaremos las decisiones correspondientes", ha explicado.

Crece el resultado 'core'

En el segundo trimestre del año el beneficio atribuido ha alcanzado los 48 millones de euros, un 49% menos que en el primer trimestre, debido al gasto por la contribución anual al Fondo Único de Resolución (60 millones de euros) y la dotación trimestral al fondo para cobertura de riesgos covide-19 (185 millones de euros). No obstante, la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri destaca que el resultado 'core' (el que se deriva del negocio bancario) crece un 19,6% en el trimestre hasta los 335 millones de euros impulsado por el buen comportamiento de las comisiones y la reducción de costes.

El margen de intereses acumulado en el semestre ha alcanzado los 922 millones de euros, un 9,4% menos que en junio del 2019 a causa del impacto que ha tenido la curva de tipos (caída del euribor a 12 meses) en el rendimiento de la cartera crediticia (fundamentalmente hipotecaria) y a la menor contribución de intereses de la cartera de renta fija y los dudosos.

Menor coste de los depósitos

Parte de esta caída se ha contrarrestado con el menor coste de los depósitos y el efecto positivo de las medidas tomadas por el BCE en octubre del 2019 incrementando el exceso sobre el coeficiente de caja no penalizado con tipos negativos. Respecto al primer trimestre de 2020 el margen de intereses crece un 1,3% impactado positivamente por el incremento de la financiación del BCE remunerada a tipos positivos y el ahorro en costes financieros derivado de las medidas introducidas por el banco central en octubre del año anterior.

 Las comisiones netas han registrado una evolución positiva, con un crecimiento del 9,5% interanual gracias a la buena evolución de las comisiones del negocio bancario más recurrente con clientes y de las generadas por el negocio mayorista, que ha contrarrestado el descenso de comisiones en tarjetas y cambio de divisas por la menor actividad de los meses de abril y mayo.

La tendencia positiva también se observa en la evolución trimestral, registrando las comisiones netas un crecimiento interanual del 10% en el trimestre que se refleja en los mayores ingresos por servicios a clientes derivados del nuevo posicionamiento comercial y en la operativa del negocio mayorista. La buena evolución en estas dos líneas ha cubierto el menor volumen de comisiones obtenido por servicios de cobros y pagos y gestión de activos debido al impacto de la crisis sanitaria en el volumen de operativa del segundo trimestre.

Menos gastos de explotación

Los gastos de explotación han descendido un 2,4% respecto al primer semestre de 2019 hasta totalizar 890 millones de euros, al cierre de junio de 2020, concentrándose el descenso en los gastos de personal (-5,5% debido, entre otros aspectos, a las bajas temporales por covid-19). Esta evolución de los costes ha situado la ratio de eficiencia en el 55,4% al cierre del semestre.

Sin considerar la dotación extraordinaria de 310 millones realizada en el primer semestre del año para cubrir el potencial impacto de la crisis, la dotación a provisiones y otros resultados han totalizado un gasto neto de 237 millones de euros en el primer semestre de 2020, lo que supone un incremento del 8,3% sobre la cifra contabilizada en el primer semestre de 2019. 

Temas Bankia Bancos