08 jul 2020

Ir a contenido

MERCADO ENERGÉTICO

Enagás refuerza su apuesta internacional y por el medio ambiente

La compañía energética celebra la junta de accionistas de manera exclusivamente telemática

La firma da vía libre al nombramiento de Blanco y Montilla como consejeros para afrontar la crisis del coronavirus

Eduardo López Alonso

Junta general de Enagás por vía telemática. 

Junta general de Enagás por vía telemática. 

Enagás ha dado vía libre al nombramiento como consejeros de los exministros socialistas José Blanco y José Montilla, así como el de Cristóbal José Gallego, miembro de la comisión de expertos para la transición energética, tras una junta de accionista telemática. Ese punto fue el centro de la única intervención indirecta de los accionistas en la junta, al cuestionarse la rentabilidad de su participación en la empresa y su idoneidad para el cargo. El presidente de Enagás, Antonio Llardén, respondió que considera "adecuada" la experiencia y formación de los nuevos miembros para asumir sus responsabilidades en el consejo.

La asamblea anual, a pesar del levantamiento del estado de alarma por la crisis del coronavirus, se ha celebrado con asistencia exclusivamente telemática,  sin asistencia física de accionistas ni representantes, debido a las limitaciones derivadas de la situación de riesgo para la salud pública como consecuencia de la pandemia. La compañía se ha conjurado durante la junta en el cuidado a la retribución del accionista, la internacionalización y el objetivo de adaptar la compañía a las exigencias medioambientales. 

El consejero delegado de la compañía, Marcelino Oreja, destacó que el grupo ha conseguido cumplir de manera consecutiva los objetivos financieros del grupo durante 13 años. El dividendo se ha fijado en el 5% sin mermar los objetivos de internacionalización de la firma. Oreja opinó que la creciente digitalización y las energías renovables van a abrir nuevos negocios y vías de ingresos para la compañía, con una creciente diversificación de la actividad.  Oreja ha destacado la inversión en 'start-ups' pero también la implantación de estaciones de servicio para vehículos alimentados con gas, por ejemplo. 

Llardén ha resaltado durante la junta la necesidad de resistir la situación compleja desatada por la pandemia, preservando la seguridad del personal. Destacó la fortaleza de la empresa a la hora de mantener el servicio a los clientes gracias al plan de contingencia aplicado, sin incidencias en el suministro de gas. El teletrabajo ha sido utilizado pero también se han reorganizado los procesos en las tareas que debían ser presenciales. Se realizaron 1.800 test para detectar el coronavirus. El 3% de esas pruebas dieron positivo, porcentaje por debajo de la media española, y fue posible evitar la expansión del virus en la plantilla. 

En los seis primeros meses se contrataron 83 nuevos profesionales, una muestra del compromiso con el mantenimiento del empleo pese a la situación excepcional. Se acaba de firmar el convenio colectivo durante tres años, que es una muestra de la apuesta por la tranquilidad y la paz social en la compañía, pese a que la demanda industrial bajó hasta el 24% y actualmente está un 10% del nivel medio del pasado año.

Llardén ha reconocido el compromiso con los pequeños accionistas minoritarios (más de 72.000), en un contexto en el que la acción de Enagás ha sido mejor que los índices de referencia o de la competencia. La evolución está entre los mejores del Ibex, pero un contexto de incertidumbre "que obliga a ser muy humildes", reconoció Llardén. La firma se compromete a ofrecer una retribución de 1,74 euros por título en los próximos años.

Consejo

En la documentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con motivo de la convocatoria de la junta, Enagás señaló que en el actual contexto debía de estar preparada para los efectos económicos del covid-19 en sus actividades reguladas y su retribución, por lo que se veía en la "necesidad de reforzar" su consejo ante una situación de emergencia "con nuevas aportaciones y sin prescindir de las que siguen siendo necesarias", llevando así a proponer el aumento de los actuales 13 miembros a 16, el número máximo de consejeros.

Enagás justifica los 'fichajes' de los nuevos consejeros en la necesidad de traer nuevos perfiles a su consejo de administración que "aporten valor añadido" en la gestión de una situación de emergencia como la actual por la crisis del covid-19 y en un contexto de creciente internacionalización de la compañía energética.

Accionistas

La compañía ha aprobado el abono de un dividendo complementario de 0,9304 euros brutos por acción y de otro extraordinario de 0,0296 euros, que se abonará el próximo 9 de julio. Con estos importes, más el dividendo a cuenta de 0,64 euros pagado el pasado mes de diciembre, la retribución total correspondiente al 2019 a los accionistas de la empresa ascenderá a 1,6 euros brutos por título.

Enagás ha plantedo añadir a sus estatutos la expresa previsión de que los dividendos puedan ser satisfechos total o parcialmente en especie. Para ello, se introduce la introducción de un nuevo artículo 53.Bis que recoge que el dividendo y las cantidades a cuenta de dividendos podrán ser satisfechos total o parcialmente en especie, siempre y cuando los bienes o valores objeto de distribución sean homogéneos; estén admitidos a cotización en un mercado oficial -en el momento de la efectividad del acuerdo- o quede debidamente garantizada por la sociedad la obtención de liquidez en el plazo máximo de un año; y no se distribuyan por un valor inferior al que tienen en el balance de la compañía.