31 oct 2020

Ir a contenido

INDICADORES

La patronal del pan y bollería advierte de un 2020 "difícil" con caída de ventas del 20% por el coronavirus

El consumo de pan cayó el 1,4% en el 2019 pero aumento el nivel de precios el 1,5%

Trabajadores de una panadería en Valencia.

Trabajadores de una panadería en Valencia. / Miguel Lorenzo (El Periódico)

La Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (Asemac), ha advertido de que el 2020 será un ejercicio "difícil y duro económicamente" con una estimación de caída del 20% en las ventas del sector por el impacto del coronavirus. "El 2020 será un año difícil y duro económicamente. Nos encontramos ante una circunstacia tan extraordinaria que es arriesgado saber cómo va a terminar el año", ha señalado el presidente de Asemac, Felipe Ruano, que ha estimado un descenso del 20% en la facturación, con la bollería como el sector más afectado.

Ruano ha reconocido que las empresas del sector han sufrido una caída "brutal" en sus ingresos estos meses, sobre todo por el impacto que ha tenido el cierre del canal Horeca tras decretarse el estado de alarma para frenar la expansión de la pandemia. De esta forma y con datos provisionales de las empresas asociadas, la producción y facturación en el segundo trimestre habría caído hasta un 35%, mientras que las compañías, que están más enfocadas a la hostelería, han llegado a registrar descensos de hasta el 70% en estos meses con el canal Horeca cerrado.

El presidente de Asemac ha explicado que las empresas del sector han tenido que acogerse estos meses a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (erte), así como a cerrar fábricas, tras la fuerte caída de la producción. "Económicamente muchas empresas e tán muy dañadas", ha recalcado.

Por su parte, el director general de la Industria Alimentaria, José Miguel Herrero, también ha destacado que el sector del pan y el de las masas congeladas lo ha pasado "mal" por el cierre de la hostelería. "Hay cierta preocupación por lo que se ha perdido estos meses, pero soy optimista. Los resultados vendrán lastrados por esa falta de actividad, pero confío en la capacidad de pujanza del sector alimentario, que tiene esa capacidad de resiliencia y de adaptación", ha subrayado ."La parte positiva es que ha sido un sector que ha funcionado perfectamente durante la crisis y en ningún momento ha habido desabastecimiento de pan, que ha estado todos los días disponible para los españoles", ha reconocido.

Por otro lado, el consumo de pan de los españoles cayó un 1,4% en el 2019, aunque se ha elevado en un 1,5% el precio medio de estos productos. Así, cada español gastó el pasado año una media de 75,6 euros con un consumo medio de 31 kilos de pan al año, lo que supone un descenso del 2,5% respecto al 2018, según el avance de los datos del Informe de consumo alimentario en España 2019, realizado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Herrero ha señalado que respecto a la pastelería y bollería en 2019 se ha producido una ligera reducción del 0,6% en cantidad, mientras que el consumo per cápita medio fue de 5,81 kilogramos, un 1,6% menos que en 2018, y el gasto medio en productos dulces fue de 29,3 euros. "Hay unos ligeros descensos en volumen consumido, tanto de pan como de bollería, pero no son preocupantes y podemos hablar de cierta estabilidad", ha indicado el director general de la Industria Alimentaria.