21 oct 2020

Ir a contenido

Durante la pandemia

CCOO plantea recuperar la ayuda a trabajadores que reduzcan su jornada para cuidar a sus hijos

El sindicato propone una prestación mensual de entre 274 y 548 euros mensuales mientras dure la reducción de jornada y en función de la renta familiar

La central demanda también al Gobierno subvenciones para aquellas compañías que faciliten las adaptaciones de jornada a sus plantillas

Gabriel Ubieto

Una mujer trabajando en su casa mientras atiende a su hija.

Una mujer trabajando en su casa mientras atiende a su hija. / ISTOCK

CCOO ha vuelto a sacar a la palestra la idea de una prestación especial para aquellos trabajadores que han tenido que solicitar una reducción de jornada para cuidar a sus familiares durante la actual pandemia. Con la consecuente disminución del sueldo que ello conlleva. Así lo ha planteado la central en una rueda de prensa telemática este miércoles, recuperando así una ayuda que en los primeros compases de la pandemia contempló el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luís Escrivá. CCOO plantea compensar desde el erario público esa pérdida salarial a los trabajadores con un subsidio de entre 274,3 euros y 548,6 euros al mes, dependiendo de cuánto se reduzca la jornada y del nivel de rentas de la familia involucrada.

Compensaciones para los trabajadores que hayan tenido que recurrir a una reducción de jornada y subvenciones para las empresas que faciliten la adaptación de jornada. Esta es la dupla que han puesto encima de la mesa desde CCOO para mejorar la conciliación familiar y laboral durante la actual pandemia. Pues el cierre de los colegios, centros de día y residencias para la tercera edad ha generado en muchos hogares dificultades para compaginar jornada laboral y cuidados. Desde el sindicato, no obstante, no ha cuantificado ni el número de potenciales beneficiarios ni el coste estimado para las arcas públicas. Que sí consideran que sería "perfectamente asumible en estos momentos", según ha manifestado la secretaria de acción sindical, Mari Cruz Vicente.

Pues el teletrabajo, pese a ser la formulada preferente recomendada desde la Administración, no es accesible a todas las profesiones. Y, según constata un reciente informe de la Comisión Europea, los trabajadores con menores ingresos tienden a concentrarse en mayor medida en aquellas profesiones que exigen presencialismo. Según los datos cruzados por los autores de 'Las medidas de confinamiento ante el covid y los mercados laborales de la Unión Europea', los trabajadores que pueden prácticar el teletrabajo ganan, de media, unos salarios que son el doble que los que se cobran en aquellas profesiones que han sido obligadas a cerrar debido a la pandemia.

Desde CCOO se han mostrado más proclives a promover las adaptaciones de jornada e implicar a los dos progenitores en las responsabilidades familiares. No obstante, no en todas los hogares la adaptación es suficiente y la conciliación exige una reducción de jornada. La central apuesta por compensar la perdida salarial desde el erario público, sin específicar que departamento debería gestionar dicha ayuda. En los primeros compases de la pandemia se planteó desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, aunque posteriormente se fue enfriando y desapareciendo de la agenda del Ejecutivo.

Requisitos: reducción de más del 30% y tope de ingresos

Como requisitos para acceder a esa potencial prestación, CCOO plantea que la reducción de jornada sea del 30% o superior y que los hijos a cargo sean menores de 12 años o hasta los 18 años, en caso de incapacidad acreditada de más del 33%. También incluiría a las personas en situación de dependencia. Y, a nivel de renta, aquellos que decidieran solicitarla no podrían superar unos ingresos familiares de 68.842,5 euros. Es decir, dos veces y medio el salario medio en España. La composición de la unidad familiar debería ser contabilizada, según propone CCOO al Gobierno, a situación del 9 de marzo del 2020; fecha en la que se procedió al cierre de colegios.

En paralelo a esa ayuda de entre 274,3 euros y 548,6 euros, CCOO también ve necesario aumentar los incentivos a las empresas para que faciliten a los trabajadores adaptar su jornada laboral. Pues si bien la reducción de jornada por obligaciones familiares es un derecho subjetivo, es decir, que puede ser solicitado unilateralmente por el trabajador; la adaptación de jornada sí implica un elemento de negociación y “en muchas ocasiones acabamos en los juzgados”, ha reconocido Mari Cruz Vicente. Es por ello que desde la central plantean que las compañías podrán ser subvencionadas por cada una de las personas que de forma fehaciente demuestren que han podido optar a la adaptación de su jornada laboral por motivos de conciliación. Sin concretar más allá en qué consistiría dicha subvención, como si iría por las desgravaciones fiscales o vía transferencias.