30 may 2020

Ir a contenido

plan económico

Calviño defiende la propuesta de reconstrucción franco-alemana

La ministra señala que recoge las aspiraciones españolas al incluir un mecanismo de endeudamiento común

Los dos mayores países de la UE proponen un fondo de 500.000 millones que ahora debe asumir la Comisión

El Periódico

Nadia Calviño.

Nadia Calviño. / MONCLOA / EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, plantearon este lunes la creación de un fondo europeo de recuperación de 500.000 millones de euros. Se trata de un instrumento de reconstrucción económico a medio y largo plazo que todavía tiene que ser definido por la Comisión Europea. La propuesta que realizan los dos mayores países de la Unión Europea recoge (UE) recoge planteamientos formulados por España e Italia, aunque va algo más allá, según ha reconocido este martes la ministra de Economía y vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño, en una entrevista en la Cadena Ser. "La propuesta franco-alemana va más allá de lo planteado por España", ha detallado la ministra. "Pero el acuerdo va en la línea de lo que venían defendiendo España e Italia. Es importante que los cuatro principales países de la Unión estén de acuerdo", ha dicho la ministra. "No estamos hablando de créditos, sino de transferencias, un verdadero plan de financiación europeo", ha expresado.

Con todo, la vicepresidenta ha subrayado que aún "no está todo ganado", pues el resto de países tendrán que opinar sobre el plan de Merkel y Macron y se necesita la unanimidad. Además, aún falta por conocerse la propuesta que hará la Comisión Europea la próxima semana. Calviño ha recordado en la entrevista que España ha venido abogando por un mecanismo en el que fueran instituciones europeas las que se financiasen en los mercados, de acuerdo con una lógica europea de endeudamiento y no solo nacional. Desde ese punto de  vista, los instrumentos de liquidez que ya se han aprobado en el Eurogrupo suponían profundizar en un endeudamiento a corto plazo. "Y esta nueva propuesta va un poco más allá, no solo por la cantidad, si no porque ya no estamos hablando de créditos , estamos hablando de transferencias. Es decir un verdadero plan de inversión y recuperación  europeo, financiado con deuda europea", ha insistido Calviño.

Para contrarrestar ese endeudamiento, la ministra ha planteado la necesidad de continuar abordando una política económica razonable y responsable que permita seguir creciendo de forma sostenible en el futuro. "Ese es un compromiso que todos tenemos", ha comentado. Se trata de un compromiso que asume el Gobierno español, e implica "abordar las reformas que necesita el país para hacer frente a los retos de futuro, continuar con una política fiscal responsable".

Las reformas necesarias

"Tenemos que empezar a darnos cuenta de que la palabra reforma quiere decir cambio, que es absolutamente necesario, y sobre el que hay un amplio acuerdo de la sociedad española". Esas reformas deben ir en la línea de mantener la sostenibilidad de las pensiones, abordar una transición ecológica ambiciosa, abordar la digitalización, reformar la educación y la formación profesional. Y ha apuntado que el sentido de todas ese reformas  está en el hecho de que "necesitamos un crecimiento robusto, pero también sostenible e inclusivo".

Calviño ha precisado que no se está hablando de un plan de rescate, sino que el debate europeo está en un plano completamente distinto al del rescate de cualquier país, como ocurrió en la crisis anterior.  "El debate europeo es dar una respuesta común a un reto común". No es un problema exclusivo España, sino un fenómeno que se da en el conjunto de la UE.  La ministra ha insistido en que la cuestión es diferente. "Hasta ahora hablábamos de instrumentos de liquidez para responder en el plano sanitario o los erte. En cambio a partir de  ahora hablamos de un plan global de transferencias. Es un programa de reconstrucción europeo", defiende, de 500.000 millones de euros, que supone un incremento del 50% sobre el presupuesto comunitario para siete años. 

Liderazgo franco-alemán

"Estamos pendientes de que la Comisión Europea presente sus propuestas. En estos días se producen numerosas reuniones y es normal que todos tratemos de influir, pero es tremendamente positivo el liderazgo de la alianza franco-alemán que además va en la línea de lo que España está defendiendo", ha asegurado.

Calviño ha comentado que el Gobierno no pierde de vista los planes de ajuste a largo plazo para ganar credibilidad, tal como el lunes planteó el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos en su comparecencia den la Comisión de Economía del Congreso. "Estamos presentado a la CE planes de medio y largo plazo. Este año ha sido excepcional por el virus. Estamos en un entorno de incertidumbre que es difícil dar una visión a medio plazo, pero en cuanto que tengamos la recuperación económica en marcha, tendremos que empezar a hacer los planes  a medio plazo", ha comentado. Asimismo, ha precisado que previsiones del Banco de España coincide en términos generales con las del Gobierno. Las últimas previsiones del Banco de España se alinean con las del Ejecutivo desde el punto de vista de la caída del PIB y la recuperación económica posterior, así como deuda y déficit.