01 jun 2020

Ir a contenido

en pleno confinamiento

Ikea mantiene abierta la venta 'on line'

Pese al cierre de tiendas la firma sigue enviando productos, especialmente los relacionados con teletrabajo y juegos infantiles

Eduardo López Alonso

Imagen de un trabajador de Ikea en uno de los centros logísticos.

Imagen de un trabajador de Ikea en uno de los centros logísticos. / AFP/JEFF PACHOUD

Ikea mantiene la venta 'on line' pese al cierre de todas sus tiendas. El decreto del Gobierno del 29 de marzo que permite el comercio electrónico ha dado una válvula de escape a las firmas para seguir vendiendo productos. En el caso de Ikea, que está vendiendo especialmente productos relacionados con espacios de trabajo y oficinas en casa, y también lo relacionado con el almacenaje. La dirección de Ikea admite que "algunas entregas puedan sufrir retrasos motivados por la particularidad de la situación".  "Pasar tiempo en casa en familia ha pasado a ser una prioridad, por lo que también estamos experimentando un crecimiento muy significativo en menaje de cocina y juguetes y juegos infantiles", dicen en Ikea. Y añaden que también "empiezan a destacar durante la última semana las ventas de los productos de jardín y terraza, posiblemente porque empezamos a prepararnos para el fin del confinamiento".

Pese al intento de mantener una cierta actividad pese al cierre de tiendas, Ikea recuerda que no se mantiene el servicio de instalación y montaje de muebles, ya que no está contemplado en las actividades autorizadas por el Gobierno. 

Para intentar activar la demanda, la cadena sueca mantiene esta semana la oferta de la cocina infantil Duktig y prevé realizar ofertas sobre su diván Hemnes la próxima semana del 6 al 12 de abril (además de las ofertas mensuales a socios). 

Los plazos de entrega se han visto resentidos, aunque Ikea asegura que el servicio de paquetería está cumpliendo los tiempos de entrega de entre tres y cinco días laborables con un coste de cuatro euros. Para envíos de muebles grandes o grandes volúmenes, el envío sí que puede retrasarse hasta más de 15 días, dependiendo del código postal.

Erte

Ikea presentó un expediente de regulación temporal del empleo la semana pasada que afecta al 83 % de su plantilla en España, que está compuesta por casi 8.000 trabajadores. El erte se presentó por causa de fuerza mayor al tener las tiendas cerradas desde el pasado día 14 de marzo y se extenderá hasta que acabe el estado de alarma y se puedan a volver a abrir los establecimientos.

El expediente afecta mayoritariamente a los empleados de los establecimientos comerciales de Ikea y quedan excluidos los que trabajan en el centro de logística de la empresa en Valls (Tarragona), los de oficinas centrales, los de venta 'on line' y atención al cliente, además de personal de mantenimiento y seguridad.

La obligación de cerrar comercios por causa de la crisis sanitaria derivada del coronavirus no solo ha afectado a los 16 grandes establecimientos que tiene Ikea en España, sino también al resto de formatos, como las tiendas de proximidad o los puntos de entrega de mercancías.