30 mar 2020

Ir a contenido

Consecuencias de la crisis global

Port de Barcelona percibe ya el 'efecto coronavirus'

El confinamiento supondrá un golpe muy superior al bloqueo exportador chino, que recortó el 10% la actividad

La institución flexibiliza cobros y pagos para apoyar a los proveedores y clientes y evitar la paralización portuaria

Eduardo López Alonso

Contenedores en el Port de Barcelona.

Contenedores en el Port de Barcelona.

Port de Barcelona paga desde este lunes inmediatamente a los proveedores que presentan factura electrónica y ha flexibilizado los cobros y liquidaciones de tasas como medida de urgencia de apoyo a la actividad de la infraestructura y las empresas asociadas. Pese a que los datos de febrero todavía no reflejan un impacto negativo en el tráfico, es obvio que la paralización del consumo, del comercio y de buena parte de la actividad industrial penalizará los tráficos de manera drástica, especialmente en lo que respecta al sector del automóvil y tráfico de pasajeros. Se augura una caída de los tráficos del 8% o el 10% por causa del parón de las exportaciones de China en febrero, pero el efecto del confinamiento se augura "mucho peor". El puerto de Barcelona ha dejado de ser un termómetro anticipado de la economía para reflejar directamente las consecuencias casi en tiempo real.

Los efectos se han dejado notar en la actividad portuaria aunque fuentes de la institución reconocen que "no será posible tener una visión completa de las consecuencias hasta más adelante". El hecho de que no haya cruceros o buques de pasaje, la actividad comercial haya cesado y se hayan paralizado los fletes del sector del automóvil  supondrá un recorte de los ingresos en próximos meses.

Las situación excepcional que se está viviendo como consecuencia del estado de alarma decretado por el Gobierno ha supuesto medidas especiales en el puerto de Barcelona centradas en un intento de mantener la linea de cobros y pagos. En concreto, y de acuerdo con el decreto aprobado la semana pasada,  las liquidaciones tributarias ya efectuadas y no pagadas por no haber vencido, podrán pagarse hasta el 30 de abril. Este lunes se procedió a retroceder de oficio y automáticamente todos los cargos bancarios domiciliados derivados de tasas portuarias y cuyo vencimiento haya sido 20 de marzo del 2020. Un balón de oxígeno para las empresas portuarias.

La subdirectora financiera de Port de Barcelona, Miriam Alaminos, aseguró que globalmente las medidas suponen "acelerar el pago a proveedores y flexibilizar los cobros" y que el efecto total en la cuenta de resultados apenas afectará, aunque sí en la tesorería. "En cualquier caso, la situación desde un punto de vista financiero de Port de Barcelona es super sólida y el objetivo es contribuir a la recuperación rápida de la economía tras este periodo de confinamiento", añadió Alaminos.

En línea con las medidas económicas anunciadas por la Comisión Europea, el Gobierno del Estado y la Generalitat para intentar mitigar los efectos negativos de esta situación en la economía, la dirección de Port de Barcelona ha empezado a estudiar toda una serie de medidas, algunas de las cuales se pondrán en marcha en los próximos días y de otras que se irán definiendo próximamente en esa línea de flexibilizar todavía más cobros y pagos. Una de las decisiones de aplicación inmediata es la no penalización a las terminales en caso de no cumplir con los tráficos mínimos comprometidos por causas derivadas del coronavirus durante el periodo de afectación de la expansión del Covid-19.

Mensualizar el cobro de la tasa de ocupación

Por otra parte, y en función de las cuantías a liquidar, el pago de la tasa de ocupación pasará a ser mensual, en lugar de trimestral o semestral, hasta el 31 de diciembre de este año. Con esta medida se pretende ayudar a las empresas ante posibles situaciones de tensiones de tesorería o problemas de liquidez. Como infraestructura crítica necesaria para garantizar el correcto funcionamiento de las cadenas logísticas, el Puerto de Barcelona está operativo aunque la actividad ha sido desigual en los últimos días, como ya avanzaron fuentes sindicales.