Efectos del coronavirus

IAG reducirá sus vuelos un 75% en abril y mayo y frena la salida de Willie Walsh

El 'holding' que integra a Iberia anuncia una fuerte reducción de costes, incluida la suspensiones de contratos

Aviones de Iberia estacionados en ela eropuerto de Barajas.

Aviones de Iberia estacionados en ela eropuerto de Barajas. / EL PERIÓDICO

Se lee en minutos

El turismo se ha parado. El impacto del coronavirus ha desplomado la demanda de tráfico aéreo en medio mundo. El 'holding' IAG, que engloba a aerolíneas como Vueling, Iberia, British Airways o Air Lingus, ha anunciado este lunes una reducción de capacidad en sus vuelos para los meses de abril y mayo del 75% como consecuencia de las restricciones aéreas en todo el continente. Además, se congela el intercambio de sillas entre Luis Gallego, que continuará como consejero delegado de Iberia, y Willie Walsh, que se mantiene al frente del grupo.

Hasta la fecha, IAG ha suspendido sus vuelos a China, reducido capacidad en las rutas a Asia, cancelado todas sus operaciones hacia, desde y dentro de Italia, además de efectuar varios ajustes en su red. Pero el anuncio de Donald Trump que restringe la entrada de ciudadanos europeos a Estados Unidos o la restricción de los viajes a destinos como Argentina, Chile, India y Perú provocan una reducción de la capacidad en los meses venideros. 

Según ha explicado Willie Walsh en una conferencia con analistas, la aerolínea comenzó relativamente "bien" el año 2020, con un crecimiento "similar" al del año pasado en los dos primeros meses del año, a pesar de "alguna disrupción" en febrero en Asia con un descenso del tráfico de entre el 30% o el 40%, pero es en marzo, con las restricciones generalizadas a volar, cuando se produce la colisión que trae como consecuencia una disminución de la capacidad del 7,5% (asientos-kilómetro disponibles) para el conjunto del primer trimestre.

"Tenemos claro que el impacto de las restricciones al tráfico tienen un impacto severo en las operaciones de los meses de marzo, abril y mayo", ha explicado Walsh, quien asegura que los esfuerzos de IAG no se dirigen solo hacia esta disminución de la oferta en los dos próximos meses, sino también a prepararse para recuperar esa capacidad cuando se reestablezca la demanda, algo que ya se ha empezado a ver en la última semana en el caso de Asia, según ha apuntado. La hipótesis sobre la que trabaja la compañía parte de que la recuperación de la demanda global se produzca "en algún momento del mes de mayo".

El dirigente del grupo ha descartado que IAG hubiera pedido cualquier "ayuda de Estado" a los gobiernos, más allá de que se eliminasen la regla de los 'slots' que obliga a utilizar al menos el 80% de las franjas horarias de sus aeropuertos dentro de un período determinado para mantenerlas dentro del mismo periodo del próximo año.

 

Sin fecha de retirada

El actual consejero delegado anunció hace unos meses su intención de retirarse el 26 de marzo y dejar su puesto en manos del actual primer espada de Iberia, Luis Gallego. Pero, "en el contexto del covid-19, Willie (Walsh), Luis (Gallego) y el consejo de administración de IAG han decidido que la estabilidad directiva en todo el grupo debe ser una prioridad en el corto plazo", según ha explicado en elhecho relevante el presidente de IAG, Antonio Vázquez. 

La medida, a la luz del comunicado, es transitoria hasta que finalice "este tiempo desafiante", pero no es la única. IAG ha adoptado toda una serie de decisiones destinadas a reducir los gastos operativos y mejorar el flujo de caja hasta que finalice la crisis. El 'holding' dejará en tierra aviones excedentes, reducirá y diferirá inversiones, recortará gastos no esenciales de TI (tecnología) así como costes que no estén relacionados con el programa de ciberseguridad, congelará el reclutamiento y el gasto discrecional, implementará opciones de vacaciones voluntarias no pagadas, suspenderá temporalmente contratos de trabajo --Iberia comunicó a los sindicatos que haría un ERE temporal, tal y como avanzó EL PERIÓDICO-- y reducirá las horas de trabajo.

IAG tiene una posición sólida de liquidez con una caja, activos líquidos equivalentes y depósitos remunerados de 7.350 millones de euros a fecha 12 de marzo de 2020. Además, las líneas de crédito generales y comprometidas garantizadas por aeronaves ascienden a 1.900 millones de euros, lo que resulta en una liquidez total de 9.300 millones de euros, según ha informado el 'holding'. 

El grupo de aerolíneas se apoya en la "incertidumbre" venidera para justificar que no haya dado una previsión de beneficios para el año en curso. Willie Walsh tampoco dio luz sobre el reparto de dividendo porque "no hay una decisión tomada" hasta que se produzca la junta de accionistas en el mes de junio. 

Te puede interesar

Air Europa

Sobre posibles cambios respecto a la compra de Air Europa por parte de Iberia, Willie Walsh aseguró que no tenía "nada" que decir. "Las restricciones impuestas en las aerolíneas tendrán también un impacto en ellos, y para ser justos creo que están muy focalizados en su situación en casa porque es particularmente desafiante en España con las restricciones impuestas por el Gobierno español pero también por parte de otros gobiernos que restringen la entrada de viajeros procedentes de este país", ha agregado. 

Temas

Iberia