compraventa

La famila Monje compra dos nuevos edificios en el 22@

La operación se realiza por 25 millones de euros y se suma a los proyectos que el grupo tiene en el barrio tecnológico

Edificio Med I, en el Front Marítim.

Edificio Med I, en el Front Marítim.

1
Se lee en minutos
Max JIménez Botías

Barcelonesa de Inmuebles, sociedad patrimonial de la familia Monje, ha comprado asesorada por CBRE, los edificios Med I Med II. La operación se ha cerrado a través de un proceso fuera de mercado por 25 millones de euros aproximadamente. De este modo, el 'family office' afianza su apuesta por el 22@ al sumar estos edificios a otros dos inmuebles existentes en  Pallars-Llacuna conocidos como Platinum @ BCN. Además, actualmente también participa en un nuevo proyecto en desarrollo en el distrito tecnológico.

Se trata de dos edificios únicos por su ubicación en primera línea de mar, en el paseo García Faria y en la calle Josep Ferrater i Mora, ubicados en la zona de Diagonal Mar y Front Marítim. El edificio Med I dispone de 2.751 metros cuadrados entre planta baja y primera planta, y Med II tiene 3.342 metros repartidos en seis plantas. Ambos edificios están destinados a oficinas, con un 100% de ocupación y entre sus inquilinos cuentan con el conocido 'coworking' barcelonés Aticco.

Sólida demanda

Los inmuebles se encuentran en una zona muy cercana al 22@, y tiene una sólida demanda de inquilinos que buscan edificios de calidad en un barrio que ha conseguido consolidarse como uno de los principales ejes de crecimiento de la ciudad. Barcelona se ha erigido en los últimos tres años como uno de los destinos de inversión prioritario para los fondos internacionales. De hecho, se han alcanzado volúmenes de inversión internacional récord, llegando el capital internacional en el 2019 a acaparar el 80% de las operaciones de inversión en Barcelona.

Noticias relacionadas

Según comenta Xavier Güell, director de inversiones de CBRE Barcelona: “Esta amplia presencia del inversor internacional es sin duda un buen indicador de la fortaleza del mercado” y destaca también que “es esencial mantener un tejido inversor local activo y fuerte, pues se trata del tipo de inversor que está para quedarse al margen del momento del ciclo económico en el que nos encontremos”. 

La promotora liderada por Ferran Monje se hizo en diciembre pasado con un solar con 6.800 metros cuadrados y 30.000 de edificabilidad. El objetivo de Barcelonesa era diseñar un moderno proyecto con unos 20.000 metros cuadrados de oficinas, repartidas en 12 plantas, y que sea una referencia en sostenibilidad. "Queremos optar a la máxima calificación Platinum", señaló entonces Monje. Además, destinará 10.000 metros cuadrados a plazas de aparcamiento. En total, la promotora tiene previsto invertir 75 millones de euros en ese proyecto.