MODA

Inditex cierra la línea infantil de Massimo Dutti para potenciar Zara Kids

La multinacional gallega ha ofrecido a la plantilla afectada, en torno a una veintena de personas, el cambio a la filial especializada

Pablo Isla.

Pablo Isla. / ARCHIVO

Se lee en minutos

Inditex prevé cerrar la línea infantil de Massimo Dutti y concentrar la división de moda para los más pequeños en Zara Kids. Con el objetivo de optimizar oferta comercial y costes, el gigante textil Inditex ha decidido abandonar la moda para niños de Massimo Dutti, que comportará el traspaso de profesionales entre una enseña y otra.

La compañía fundada por Amancio Ortega y cuyo presidente es Pablo Isla desea trasladar fuelle a su buque insignia, Zara, y relegar a Massimo Dutti, con centros de producción en Catalunya, a su nicho de mercado natural en las colecciones de mujer y hombre, para con clientes de poder adquisitivo algo mayor que los de Zara.

El cierre de la línea infantil de Massimo Dutti, cuyas oficinas centrales se encuentran en Tordera (Maresme), afectará a una veintena de empleados, a quienes el grupo ya ha ofrecido la posibilidad de recolocarse en otras enseñas. Respecto de la plantilla de las tiendas, ésta permacerá igual, como un departamento más de estas tiendas. De hecho, las recientes aperturas de tiendas de Massimo Dutti ya no contaban con línea infantil.

La actual colección se mantendrá hasta verano. Actualmente, la enseña Zara Kids cuenta con más de 700 puntos de venta repartidos en 75 países.

Impacto del coronavirus

Te puede interesar

Inditex, que presentará sus resultados el próximo 18 de marzo, está actualmente en alerta, como todo el sector de la moda, como consecuencia de las dificultades para las importaciones de materia prima y prendas acabadas procedentes de China y el área asiática, que suponen en torno al 40% de las importaciones del grupo (con proveedores en Wuhan). El gigante asiático es, además, su segundo mayor mercado mundial por número de tiendas, por lo que se presume que la crisis del coronavirus tendrá un impacto elevado en las cuentas de los primeros meses del año natural. El impacto de la crisis del coronavirus en bolsa ha sido del entorno del 11% desde febrero y ha volatilizado las ganancias bursátiles del último año. Las importaciones de producto acabado procedentes de Marruecos, Portugal y Turquía se han incrementado como consecuencia de las dificultades de los proveedores asentados en Asia. 

Inditex registró un beneficio neto de 2.720 millones de euros durante los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal 2019-2020 (desde el 1 de febrero al 31 de octubre), lo que supuso un aumento del 12% respecto del mismo periodo del ejercicio anterior. Las ventas se situaron en 19.820 millones de euros en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, el 7,5% más, al tiempo que crecieron el 7% a tipo de cambio constante. El margen bruto creció un 8% y representa el 58,2% de las ventas (+21 puntos básicos).